TENDENCIAS
PROTAGONISTAS
-

Milka Duno
De las pistas
a Hollywood

-

El monitor

-

De receta con
Luciano D'Alessandro

-

El lado duro de Bob

MODA
-

Pisando sobre cashmere

-

Moda en la calle

GASTRONOMÍA
- Para ellas...
ENCUENTROS
ESPECIAL
DÍA DE LA MADRE
-

Ellas los crían
y ellos las visten

- ¡¿Esa es tu mamá?!
- Nadie lo prepara como la abuela
- El obsequio
de la suegra
- Música
para sus oídos
- Carteras de leyenda
- Madrastras
por las buenas
y por las malas
- Madre
no sólo hay una
- Pide un deseo
VIVIR MEJOR
SALUD
- ¿Es su hijo hiperactivo?
SALUD
- Menos carbohidratos
FAMILIA
- ¡Viva la vida!
BELLEZA
- Bouquet de aromas
COCINA
- Prepare un brunch para mamá
MASCOTAS
-

Elegancia peluda

PUNTO Y APARTE
CRIMENES
HOROSCOPO
HUMOR
CRUCIGRAMA
ARCHIVO
CONTACTENOS
 
 
 
 

¡¿Esa es tu MAMÁ?!

No es de extrañar que con tanto derroche de sex-appeal y lozanía, Dora Mazzone, Kiara, Nohely Arteaga, Marialejandra Martín, Alba Roversi y Omaira Abinade parezcan las hermanas de sus hijos. Ahora bien, ¿cómo hacen para lucir de esa manera?
Por Annie Suárez. Fotos: Natalia Brand


Serenidad es la palabra que le viene a la mente
a Dora Mazzone para definir a su hija Graziella

La serenidad de Dora
"La gente se sorprende cuando se entera de que tengo una hija tan grande", dice Dora Mazzone con su tono entusiasta y risueño. "Graziella ya tiene 16 años y es hija del matrimonio que tuve con Jean Carlo Simancas. Su nombre quiere decir 'gracia del cielo', y si pudiera definirla con una palabra esa sería serenidad. Es una niña muy madura, independiente y hasta me cuida. Si algo me inquieta o me preocupa, trata de protegerme y tranquilizarme. Ella es mi amiga y mi cómplice".

Cuando la actriz habla de su hija Graziella, lo hace llena de emoción. Dice que se encuentra, en este momento, en los últimos años de la escuela secundaria, que practica equitación y que se inclina por las artes, sobre todo, por la música y la literatura. "Su pasión por montar a caballo le viene de su papá. Además, estudia piano y toca la guitarra eléctrica. También le encanta leer. En una noche se puede leer un libro completo. Le gusta la literatura de ciencia ficción, por ejemplo, la serie de Harry Potter es una de sus favoritas y las historias escritas por Stephen King le encantan".

Mazzone, quien posara para la revista Playboy el año pasado, afirma que su hija es una mezcla equilibrada de ella y de su ex esposo. "Cuando llego a un lugar con ella me dicen que es mi copia fotostática. Pero cuando se va con su papá a montar a caballo, dicen que es igualita a él. Con Graziella pasa algo particular: ella hace mimesis cuando está con cada uno. Si está con Jean Carlo hasta habla de lado como el clásico galán (risas), pero si está conmigo habla como yo, dice palabras como cool o nulo (risas). Cuando nos ven a los tres al mismo tiempo, pues no saben a quién se parece (risas)".

¿Qué haces para mantenerte en forma?
"Todo lo que hacen las modelos, las actrices y todas las mujeres que quieren verse bien: ejercicio diario, media hora como mínimo. Otra cosa que hago es dormir, porque para mí es el mejor spa que se pueda tener. Duermo ocho horas, ni más ni menos. Además, espiritualmente estoy en paz conmigo misma. Hay una belleza interior que se desarrolla y se refleja en los ojos, en la cara, en las acciones y en el ánimo. A todo eso agrego la risa. Procuro reírme cada vez que pueda durante el día".


Bonita pareja... de madre e hijo

El mejor amigo de Marialejandra
"Luis Alejandro es comunicador social y vive con su esposa Diana en España, donde está haciendo un postgrado en Filología", responde Marialejandra Martín cuando se le pregunta por su hijo. Hablando del tema de haberlo tenido muy joven, se acuerda de algo que todavía la hace reír: "A veces la gente piensa que soy la hermana mayor y, otras, se confunde más todavía. Recuerdo que en una ocasión estaba visitándolo allá y un amigo nos presentó a alguien con quien nos pusimos a conversar. Luego de un rato esa persona nos preguntó: '¿cuánto tiempo tienen juntos?'. Ahí me di cuenta de que estaba pensando que éramos pareja. Solté la risa y le respondí: 'toda la vida, porque yo soy su mamá'. Después de eso estábamos echando broma en un restaurante de comida mexicana en Barcelona, España, y nos tomamos esta foto (la que aparece al lado) a la que le pusimos como título 'Ashton Kutcher y Demi Moore', a propósito de aquella anécdota". Martín manifiesta que la relación que tiene con su hijo es muy sólida, honesta y sana. "Luis Alejandro es mi mejor amigo. Podré interpretar los personajes que me toquen, pero con mi hijo sólo puedo ser yo, porque me conoce demasiado bien. Sé que puedo consultar con él las decisiones que voy a tomar y cuento con su opinión. Hasta vamos a rumbear como amigos".

¿Cómo haces para lucir tan bien?
"Verse joven es algo que se decide. Me cuido desde la perspectiva de quererme a mí misma. Eso sí, tengo claro que no quiero ser ni la más bella ni la más joven, me quiero ver de mi edad. Tengo un entrenador personal desde hace 15 años. Como de manera sana. No fumo. He vivido y vivo como lo he querido y así lo haré".

 

Kiara y su hijo Marco Aurelio son muy parecidos físicamente, pero muy distintos en la personalidad

El lado opuesto
de Kiara

"Nos han preguntado que si somos hermanos, porque aunque Marco Aurelio tiene sólo 22 años, lleva en ocasiones una barba bastante tupida, el cabello oscuro y es alto, mide 1,85 metros. Entonces, se ve mayor. Además, lo tuve muy joven", señala Kiara y agrega entre risas: "Nos parecemos mucho físicamente. Si no me sacara las cejas, serían igualitas a las de él".

La cantante, quien a lo largo de su carrera artística ha demostrado una gran versatilidad, deja sentir en el tono de su voz y en sus palabras el orgullo que siente por su hijo. "Estudia matemática pura. Me imagino que esto lo hizo buscando un espacio propio, porque en realidad lo siento muy artista. Es un músico extraordinario, se dedica a la flauta transversa. Estudió en el colegio Emil Friedman y fue la primera flauta durante mucho tiempo. De hecho, Marco toca en mi banda y tiene de 10 o 12 minutos para él solo y lo ovacionan. Él dice que la música no es su centro de vida y que no la va a tomar como algo principal, pero que le permite drenar mucho. Para él es el lenguaje universal, por encima de las demás cosas".

La también actriz y conductora de televisión asevera que, en lo que respecta a personalidad, su hijo es muy diferente a ella. "Creo que me lo mandaron para que aprendiera algo de él y él algo de mí, porque somos totalmente opuestos. Es un muchacho muy compasivo, tiene el sentido de humanidad a flor de piel; mientras yo soy una mujer muy práctica. Pero, independientemente de esto, Marco Aurelio es mi centro, es mi base, sin él no encuentro la vida posible. Es mi único hijo y siempre quise tenerlo. Aunque tengo dudas con respecto a mi desempeño como madre, él siempre dice que soy la mejor del mundo. No lo creo, pero trato de hacer lo mejor que se puede".

¿Tienes algún secreto de belleza? ¿Cómo te mantienes en forma?
"Eso está en la carta genética de la familia. Todas las mujeres de mi familia aparentan menos edad de la que tienen realmente. Además, siempre digo: 'viva el láser, viva el botox, vivan los cirujanos plásticos (suelta una carcajada)'. También creo que es muy importante tener una vida estable, eso ayuda muchísimo. Mi esposo y mi hijo se portan muy bien y siempre me mantienen contenta (risas). Voy con constancia al gimnasio y tengo un entrenador personal. Lo normal es que haga ejercicios durante hora y media, pero si no tengo tiempo, pueden ser unos 40 minutos. En cuanto a la dieta, debo confesar que como lo bueno y como lo malo. También tomo, fumo y me trasnocho (risas). Por eso digo que la herencia genética y el ejercicio tienen un rol fundamental en todo esto (risas)".

 

Alba Roversi asegura que es maravilloso ser la mamá de Enrique José, un joven que nunca le da dolores de cabeza

El consejero de Alba
"Siempre que digo que mi hijo Enrique José tiene 20 años causo sorpresa, y cuando estoy al lado de él, más. En esos momentos, pienso: '¡qué cosa más buena!'", cuenta Alba Roversi en un tono jocoso, y agrega, entre risas: "la otra vez me dijeron el mejor piropo que he escuchado en la vida. Alguien me preguntó: 'mira, ¿tú eres la hija de Alba Roversi?'. Respondí con mucho aplomo: 'Yo soy Alba Roversi'. Pero para mis adentros pensaba: 'eso quiere decir que voy bien'".

Roversi cambia el tono cuando se le pregunta cómo es la relación que tiene con su hijo. Responde con mucha seriedad: "Lo que se ve en la foto no es simple pose para hacerle sentir algo a quien la vea. Refleja la relación que existe entre los dos. Por sobre todas las cosas, para mí, Enrique es un gran consejero y un gran compañero. En los momentos más álgidos de mi vida siempre me ha dado una palabra de apoyo, una frase exacta y oportuna que me hace sentir bien. He aprendido mucho de él y ha sido un gran hijo. Cuando me ha necesitado también he estado allí. Soy primero mamá, antes que amiga. Creo que él y yo hemos balanceado eso muy bien".
La actriz comenta que su hijo es de temperamento tranquilo y que ser su madre ha resultado una tarea sencilla. "Es deportista, no fuma, no bebe, tal vez en alguna fiesta se toma una copita. En general, nunca me ha dado dolores de cabeza, porque es muy responsable y maduro. Por eso es que ser mamá, para mí, es maravilloso".

Según Roversi, la vocación profesional de su hijo nada tiene que ver con la actuación. "Estudia Administración, y a estas alturas no creo que se dedique a las artes escénicas. Si lo decide, soy la primera que estará allí para apoyarlo, pero una vez que haya cumplido con sus estudios, porque me gustaría que terminara su carrera antes de hacer cualquier otra cosa. Recuerdo que una vez, cuando tenía 10 añitos, vio a Luis Alberto La Mata dirigiendo una telenovela y me dijo que quería ser como él. Pensé: '¡no quiere nada!, ¡quiere ser director!'. Pero después ya no le vi más interés en el asunto".

¿Cómo haces para eludir el paso del tiempo?
"Mi madre ya es una señora de edad avanzada y se ve enterita. Tiene mucha energía y espíritu joven. Heredé eso de ella. Además, me siento tranquila y tengo paz interior. Estoy bien con mi trabajo, tengo a mi mamá, a mi hijo y a mi pareja, todos ellos son maravillosos. Me gusta mucho caminar y eso es lo que hago, pero ahora voy a comenzar a trabajar con un entrenador personal. En lo que respecta a mi piel, uso buenos productos y procuro alimentarme bien. Bueno, me ayuda el tamañito, el pelito largo y la pollinita (risas). Además, siento mi historia muy cercana, me siento joven. Para mí no ha pasado el tiempo, me siento como una chama todavía (risas)".

 

Oscar Leonardo y Hernán Elías son dos universos distintos
para Nohely Arteaga

Los dos universos de Nohely
"Muchas veces han pensado que soy la hermana mayor y eso me sucede sobre todo con mi hijo más grande", afirma Nohely Arteaga desde su camerino en RCTV Internacional. "Oscar Leonardo tiene 17 años, pero mide más de 1,90 metros; y Hernán Elías tiene 11 años, pero también es muy grande para su edad. Entonces, cuando me ven con ellos, muchas veces no creen que sea la mamá. Generalmente cuando salimos los fines de semana no estoy tan maquillada como para la televisión, uso unos jeans y zapatos más cómodos, y quizás eso hace que me vea más joven. También ahora, en la mayoría de los casos, las mujeres dejan la maternidad para después, por eso, cuando me ven con unos muchachos de esa edad y de ese tamaño, no me creen".

Cuando Arteaga describe a sus hijos lo hace con ternura e insiste en ser equilibrada y justa al hablar de ellos. "A los dos los amo por igual, pero para mí cada uno es un universo distinto, los dos tienen cualidades y personalidades diferentes. Oscar Leonardo, que estudia Economía, a veces se queja un poco porque lo sobreprotejo. Es muy inteligente y muy independiente. Aunque tenemos desacuerdos, como en toda relación, siempre le hago saber lo importante que es para mí. Mientras Hernán Elías, que está en cuarto grado, todavía se deja arropar un poco más, porque es más pequeño. Es muy amoroso e intuitivo, nos entendemos apenas con miramos a los ojos. A diferencia de Oscar Leonardo, que no se ve atraído por el mundo de la actuación, a Hernán Elías sí parece gustarle".

De acuerdo a la actriz, el rol de madre es sinónimo de mucha responsabilidad. "Guiar los sentimientos, la actitud que otro ser humano pueda tener frente a la vida, no es nada fácil. Te corresponde una parte al criar a los hijos y luego tienes que dejarlos volar. No hay nada más difícil en la vida que ser madre, porque no existe ningún manual. Debes confiar en lo que das".

¿Qué haces para estar siempre radiante?
"Siempre me desmaquillo la cara antes de dormir. Cada mes y medio voy al centro estético para que me hagan una limpieza de cutis. Tomo mucha agua y cuido mi alimentación. No como muchas carnes rojas, y si las como, es muy eventualmente, cuando me provoca. Siempre trato de caminar y de buscar un espacio en mi rutina para hacer ejercicio. También me doy algún masaje que me relaje y medito".

 

Madre e hija actrices

La actriz joven favorita de Omaira
"Cuando salimos juntas, siempre le dicen a mi hija: '¿Ella es tu mamá? No puede ser'. Puede ser porque me visto de una manera muy juvenil", comenta Omaira Abinade, quien es madre de Abril Schreiber, ambas dedicadas al mundo de la actuación. "Teníamos tiempo trabajando juntas en una novela y muchos de nuestros compañeros no nos asociaban como madre e hija. Creo que es porque, aunque Abril tiene sólo 20 años, es muy seria; mientras que yo soy una eterna adolescente".

Como madre, Abinade expresa el amor que siente por su hija, y como actriz, su admiración por ella. "Abril es la mayor, tengo un varón de 17 años. Si nos ves juntas, de pronto no nos parecemos tanto, pero como tenemos tantas cosas en común, nuestra relación es muy cercana. Somos muy amigas. Nunca me imaginé que ella iba a ser actriz, porque siempre la vi inclinada hacia la pintura. Todavía, cuando no está actuando está pintando. Recuerdo que me la llevaba al teatro y al canal para que me acompañara cuando estaba trabajando, no fueron muchas veces, fueron pocas en realidad. Pero un día hizo una película. Ahora, compartir la misma profesión me hace estar más unida a ella todavía. Abril es tremenda actriz. Me sorprende cada vez más. Es mi actriz joven favorita".

¿Qué haces para conservar la juventud?
"Hago mucho ejercicio, voy siempre al gimnasio. Pero, sobre todo, me asumo como una mujer joven. En cuanto a la nutrición, como de manera sana, me gustan mucho los alimentos integrales y no como mucha azúcar. Aunque me echo mis escapadas. Me refiero a la comida, ¿no? (risas). Bueno, también procuro siempre estar enamorada (risas)".

 

Ver también en Encuentros:
- La tierra pide auxilio
- Los quijotes de la lucha ambiental
- Pequeños (y grandes) pasos
- Un color para el siglo XXI
- 25 conceptos indispensables

 
volver a eluniversal.com | ir arriba
 
Contáctenos | Tarifario | Publicidad en línea | Política de privacidad
Términos Legales | Condiciones de uso