El Universal
regresar
|
compartir
|
|EDUCACIÓN |FORO CERPE

2. Un currículum centrado en valores y competencias


EL UNIVERSAL
domingo 18 de noviembre de 2012

Los diseños curriculares que hemos tenido desde hace décadas en Venezuela han pecado de recargados, intelectualistas, complicados y dispersos. Necesitamos currículos nuevos, para todos los niveles del sistema educativo. Deben ser de fácil comprensión para educadores, estudiantes y padres. Deben deslastrarse del exceso inútil de contenidos y de florituras teórico-metodológicas a la moda. Un currículum útil será aquel que esté muy bien centrado en competencias básicas y en valores que se pretendan desarrollar.

No existe el estudiante promedio. Existen múltiples sub grupos y millones de distintos aprendices. El currículum básico nacional debe ser flexible. Ha de concentrarse en las competencias y valores que se estimen indispensables para todos. A partir de esa base, en los espacios regionales se deben enfatizar las actividades vocacionales y la formación laboral pertinente. Similarmente, en cada institución educativa se deben incorporar, mediante los proyectos de aula y de plantel, los centros de interés de la comunidad y, muy especialmente, los de los estudiantes.

El currículum debe tender hacia lo interdisciplinario, integrando los contenidos de disciplinas afines en áreas de aprendizaje. Y, sobre todo, debe ser experiencial, ubicando al aprendiz como actor del proceso y a las experiencias como medio necesario para la adquisición de competencias y valores.
¿Qué competencias? En primer lugar, la de aprender a aprender con autonomía y consistencia, basada en la capacidad de pensar e investigar. Luego, el dominio de todos los saberes básicos de las ciencias sociales y naturales que vayan tipificando la cultura general que deben proporcionar la educación primaria y la educación media. Y el entrenamiento en el manejo de algunas tecnologías específicas como formación laboral que todo egresado del nivel medio debe tener.

En cuanto a los valores, sostenemos que deben vivirse y reflexionarse para poder incorporarlos a los esquemas habituales de comportamiento de cada quien. Cuando una persona se apropia en verdad de determinados valores, lo demuestra a través de sus actitudes. La formación del ser humano no puede limitarse al plano de las competencias científicas y tecnológicas. Debe abarcar las dimensiones espiritual, ética y estética. Hay muchos valores. Proponemos como principales los de libertad-responsabilidad, solidaridad, espíritu democrático y emprendimiento.
Libertad-responsabilidad: este binomio supone la capacidad de atreverse a tomar decisiones personales; de elegir con conciencia de la existencia de los marcos ético, legal y social, asumiendo la responsabilidad por las consecuencias de las decisiones tomadas. Igualmente, implica la capacidad de actuar con autonomía sin perjudicar a los demás.

Solidaridad: es la sensibilidad ante el sufrimiento humano y la discriminación; la disposición a buscar la justicia y la equidad para todos; la generosidad para con los mas débiles y vulnerables; la comprensión de los otros y el compromiso con proyectos comunes.
Espíritu democrático: resume la disposición a buscar el bien común; la convicción sobre la igualdad de derechos y deberes de todos los ciudadanos; el respeto a las diferencias y la aceptación de la diversidad; la práctica del diálogo, la deliberación y la negociación para alcanzar consensos; el rechazo a los fundamentalismos extremistas, a los abusos y a la violencia.

Emprendimiento: entendemos el trabajo como la actividad transformadora que realiza el ser humano, generadora de satisfacciones personales y de progreso social. Se debe propiciar la valoración de la iniciativa personal, la honestidad, la perseverancia y la búsqueda de la excelencia en el desempeño de actividades laborales de cualquier tipo. También aprender a captar el carácter educativo de todo trabajo y la calidad de trabajo de todo estudio realizado con disciplina, método y búsqueda de metas.


¡Participa!
  Envíanos tus comentarios
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universalno permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Diario El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
  • Siguenos desde:
  • |
  • |
  • |