El Universal
regresar
|
compartir
|
|CRISIS EN LA EUROZONA

Economía del Viejo Continente lucha por estabilizarse

Imagen de la caída de los mercados internacionales (AP)

Tres años después de la crisis inmobiliaria de EEUU, las consecuencias en el viejo continente están lejos de solucionarse. Tres naciones han sido rescatadas y dos sufren desconfianza en los mercados

Por: VERÓNICA EGUI BRITO | EL UNIVERSAL
sábado 20 de agosto de 2011

Burocracia, corrupción, intervencionismo monetario, creciente gasto público y rescates bancarios son factores que causaron la actual situación de crisis en  al menos tres países de la Unión Europea (EU), según explican diversos analistas.

Tres años después de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos, las consecuencias en Europa están lejos de solucionarse. Grecia, Irlanda y Portugal han tenido que ser rescatados por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Estas naciones tomaron medidas extremas para reducir su déficit fiscal y aplicaron sus planes según las exigencias de los prestamistas a fin de generar confianza en los mercados.

A ellos se les suman Italia y España, la tercera y cuarta economía del bloque, respectivamente, que están en la mira de los mercados por sus altas deudas públicas e indicadores económicos débiles.

La crisis del euro tiene una particularidad con respecto a debacles económicos sucedidos en otras latitudes. "Cuando un país no puede pagar sus deudas en su moneda local lo que hace es devaluarla y licuar el monto de la deuda que debe" señala Alejandro Grisanti, director ejecutivo de Ecoanalítica.

En este caso, el euro no ha sido devaluado, es el oxígeno y la única opción de sobrevivir que le queda a las economías del bloque. "Salirse de la Zona Euro más que un absurdo sería un suicidio económico" afirma el analista internacional Luis de Lion.

De esta manera, los países con saldo negativo están en el derecho, por pertenecer a la Zona Euro, de recibir ayuda económica (rescate) por parte del conjunto de naciones del bloque y de aquellos países que tienen fortalecida su economía como Alemania y Francia.

Dos naciones, Irlanda y Portugal, convocaron a elecciones anticipadas y cambiaron de mando para aplicar ajustes y planes de austeridad en sus economías. Sin embargo, Grisanti asegura que las restricciones económicas que tenían los gobiernos que cayeron serán las mismas que los recién electos. "Estos gobiernos no son responsables de la magnitud de la crisis que se está viviendo, la mayor parte de ella (la crisis) fue heredada, no pareciera que un cambio de timón va a traer la solución" enfatiza el director de Ecoanalítica.

El Banco Central Europeo (BCE) durante la segunda semana de agosto compró 31.690 millones de dólares de deuda soberana de los países asfixiados por los mercados, entre ellos España, Italia, Portugal e Irlanda para evitar una hecatombe. Es su mayor intervención semanal tras superar los 23.771 millones inyectados en mayo de 2010, mes en el que Grecia tuvo que acudir al rescate de la Eurozona y el FMI.

Celtas en aprietos
Irlanda fue uno de los primeros países en aprobar un crédito por 576.321 millones de dólares para los bancos tras el hundimiento de la entidad estadounidense Lemanh Brothers. Sin embargo, esta medida no pudo evitar su crisis y tuvo que recurrir a un préstamo de la UE y FMI.

En septiembre de 2010 Irlanda informó que el costo total del rescate que solicitaría a los prestamistas ascendería a 72 mil millones de dólares, un 30% de su economía cuyo Producto Interno Bruto (PIB) es de 239 mil millones de dólares. Los celtas presentaban un déficit de 32% del PIB.

Los Estados miembros destinaron ayuda de 64.800 millones dólares del total de 122.480 millones de los que se compone el rescate, a través de avales para limpiar sus cuentas públicas. Los ministros también aprobaron las condiciones que acompañan al rescate y que pasan por "la reestructuración del sistema bancario, reformas para potenciar el crecimiento económico y la reducción del déficit público al 3% del PIB en 2015".

Adicionalmente, la Comisión Europea inyecta 18.800 millones de dólares de dinero público en entidades bancarias que se fusionaron.

Dentro de los planes de austeridad de Irlanda se destaca la reestructuración de toda la banca y quedarse sólo con dos grandes entidades, rebajar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de turismo y ocio del 13,5 al 9% para generar empleos. Además prevé aplicar en 2012 una tasa fija de 144 dólares anuales por cada casa a sus propietarios.

Burocracia helénica
El gasto público del Estado se disparó hasta el 52% de su PIB en 2009, se triplicó el número de empleados públicos pasaron de ser 282.000 funcionarios en 1979 a 768.000 en la actualidad. Mientras tanto, el sector privado solo creció un 24% en ese mismo período.

Se incrementaron los gastos y la cantidad de empleados públicos sin lograr mayores ingresos fiscales, Grecia es uno de los países con mayor tasa de evasión de impuestos. La economía griega gasta más de lo que produce y cubre su déficit con créditos en el exterior. Por esto, los bancos franceses son los más interesados en ayudar al país helénico, al ser propietarios de una gran cantidad de papeles de su deuda pública, advierte De Lion.

Grecia aprobó un severo plan de austeridad con el objetivo de recortar los gastos del Estado en unos 14.300 millones de Euros y recaudar otros 14.100 millones hasta 2015, para reducir el déficit público al 3% del PIB.

El plan consiste principalmente en el aumento de impuesto y privatizaciones: El Estado impondrá un "impuesto solidario" entre el 1 y el 4% a las rentas más altas. Subirán en 432 dólares anuales los impuestos a profesionales que trabajan por cuenta propia: abogados, plomeros o taxistas. Aumentarán los impuestos sobre bienes de lujo y se eliminan un gran número de exenciones fiscales. Reforzarán la lucha contra la evasión fiscal y el trabajo informal.

Grecia suprimirá 150.000 empleos públicos, el 25% del total. Además, los salarios, recortados en 12% el año pasado, volverán a ser reducidos. Las prestaciones sociales serán suprimidas para ahorrar 5.763 millones de dólares hasta 2015. Recortarán 722 millones en subvenciones y otros 1.231 millones con la fusión de escuelas, hospitales y cuarteles de la policía.

Por primera vez en tres décadas se reduce el gasto militar, el más alto porcentualmente de los países europeos de la Organización del Tratado Atlántico del Norte (OTAN), con cerca del 4% del PIB.

El Gobierno recaudará 7.203 millones de dólares con la venta del monopolio de apuestas y loterías, OPAP, el Postbank, la empresa de gestión de aguas de Salónica (segunda ciudad del país) y las empresas de gestión portuarias del Pireo y Salónica. Además, el Estado percibirá otros 64.835 millones de dólares con la privatización de la empresa de gestión de agua de Atenas, refinerías, empresas eléctricas, el ATEbank (sector agrícola), gestión de puertos, aeropuertos, autopistas, derechos de explotación de minas y bienes muebles e inmuebles estatales.

Lusos comprometidos
En los próximos tres años la nación recibirá 112.300 millones de dólares. Con el dinero, el Gobierno luso tendrá caja suficiente para pagar los compromisos financieros actuales y de los próximos años.

La principal exigencia de Bruselas, es que Lisboa reduzca su déficit fiscal. En 2010, Portugal cerró el año con un saldo negativo equivalente a un 9,1% del PIB. Tras concretarse el rescate, una de las primeras actuaciones del país luso es privatizar tres empresas estatales: la aerolínea TAP (Transportes Aéreos Portugueses) y las eléctricas EDP (Energias de Portugal) y REN (Redes Energéticas Nacionais). La venta ayudará a reducir el tamaño del Estado y, al mismo tiempo, aumentar las arcas del Tesoro.

Entre otras medidas, los diarios portugueses Jornal de Negócios, Diário Económico y Expresso señalan que la clase media lusa deberán pagar más impuestos a través de una reducción en las deducciones en servicios como salud y educación. Será reducida la ayuda a los desempleados. Actualmente, el subsidio cubre hasta 36 meses -o tres años-, pero Lisboa quiere recortar el beneficio a la mitad de este periodo, solo por 18 meses. Reducirán el número de funcionarios del Estado en un 1% al año hasta 2013 la cantidad de trabajadores en el gobierno nacional y en un 2% en las administraciones regionales. El plan exigirá que unas 8.000 personas sean despedidas al año.

Tercera economía en entredicho
Aunque Italia no ha sido rescatada, paradójicamente es el segundo país con mayor deuda pública después de Grecia. El aprieto económico de Roma alcanza el 120% de su PIB mientras que el de Atenas supera en 142% su PIB.

El gobierno italiano aprobó un plan de ajuste de 64.800 millones de dólares para alcanzar un equilibrio presupuestario en 2013 que se sumará al método aprobado en julio por un valor de 69.100 millones de euros.

Italia prevé que el ajuste alcance los 28.800 millones de dólares en 2012 y 36.741 en 2013. El gobierno intenta pasar de un déficit del 3,9% previsto para este año, a otro del 1,4% en 2012, para equilibrar las cuentas en 2013.

Roma quiere rebajar los costos políticos para contener el gasto a través de recursos destinados a los ministerios que abarcarán 12.200 dólares en dos años. Esta medida implica la eliminación de 38 provincias, afectando a unos 300.000 habitantes e implicaría la eliminación de unos 50.000 cargos.

También habrá un "impuesto de solidaridad" a los más ricos con una tasa de 5% para las rentas anuales que superen los 129.600 dólares y con un 10% las que excedan los 216.149 dólares. Endurecerán la lucha contra la evasión fiscal e implementarán medidas para aumentar la productividad.

Adicionalmente, el ministro de Economía ha planteado la posibilidad de reformar la Constitución a fin de obligar a los próximos gobiernos a elaborar los Presupuestos con déficit cero y además pretende liberalizar actividades profesionales que están excesivamente reguladas.

El director de Ecoanalítica recuerda que Italia es uno de los países que más esfuerzos tuvo que hacer para ingresar a la Zona Euro y acomodar sus cuentas. "Lo que vemos hoy es consecuencia de un relajamiento económico tras haber entrada en la comunidad monetaria, gastos superan a los ingreso", acota.

Ibéricos prevenidos
Madrid está sometida al escrutinio de los mercados por un excesivo déficit, ha emprendido un duro camino de recortes sociales, desde la congelación de pagos públicos a la reforma del mercado laboral con un despido más barato, la ampliación de la edad de jubilación y cambios en la negociación colectiva.

Su deuda pública alcanzó el 60,1% del PIB en 2010, según Eurostat. El endeudamiento fue de 779.016 millones de dólares, 94.000 millones o un 13,7% más que en 2009.

José Luis Rodríguez Zapatero se ha convertido en el primer presidente del Gobierno español que rebaja el salario de los empleados públicos. Este primer sacrificio en las retribuciones del personal del sector público irá unido a la congelación salarial en 2011. Ambas forman parte de las medidas para atajar el déficit.

Zapatero ha apuntado también la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial. El Gobierno eliminó la ayuda indiscriminada del llamado "cheque bebé" a partir del 1 de enero de 2011.

Recientemente planteó medidas para ahorrar unos 7.200 millones dólares en 2011: incrementar los pagos de impuestos las grandes empresas, ahorrar 3.458 millones de dólares en gasto farmacéutico, flexibilización los contratos a tiempo parcial, acordar con las autonomías que las reglas del gasto estén listas para septiembre, privatización de loterías y aeropuertos. Rubalcaba propone una reforma de la estabilidad presupuestaria que elimine el déficit público, como ocurre en Alemania: una ley que establezca el techo de gasto para la administración pública.

La deuda pública de España es de 680 mil millones de euros, casi 64% de su PIB, aunque comparativamente con el promedio de Europa está 20 puntos por debajo y 50% menos que Italia.

Para estabilizar su economía es necesario frenar la deuda pública y fomentar el crecimiento. La recesión en España surge como consecuencia de su bajo crecimiento, solo ha obtenido 0,2% trimestral. Asimismo el paro general de 20% general y 44% en jóvenes no ayuda a que los españoles superen la crisis.

Expertos consideran que haber adelantado las elecciones parlamentarias de marzo 2012 a noviembre de este año afectará la aplicación de medidas de austeridad y reformas económicas. Los políticos estarán inmersos en el tema electoral y no en el económico.

Impacto catastrófico
Si España e Italia no pudiesen contener su déficit y entraran en un default junto a las tres naciones ya rescatadas conformarían un 20% de la economía Europea en crisis. "En la medida en que sea más grande la economía y llegue a una cesación de impago en esa medida el impacto va a ser más fuerte para la economía comunitaria y sus habitantes" explica Grisanti.

Pero no solo ellos, están en el ojo del huracán. Bélgica está acéfala desde hace más de un año y tiene una deuda pública superior al 97% del PIB, lo que la sitúa como la quinta economía en peligro de crisis.

Asimismo, la banca francesa está más expuesta que ninguna en la región. Posee 57 mil millones de dólares de la deuda griega, un 38,5% del total y 421.346 millones de dólares de la deuda griega, además el Estado francés tiene un déficit público de 81,7% del PIB.

Para contener los ataques especulativos y la cadena de eventos, las naciones "fuertes" de la Eurozona (Alemania y Francia) acordaron recientemente medidas paliativas.

Descartaron ampliar las capacidades del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) a 631 mil millones de dólares para comprar las deudas públicas de países con dificultad económica. Tampoco crearán obligaciones europeas respaldadas por los países más sólidos. No habrá eurobonos.
Las partes acordaron imponer una rigurosa disciplina presupuestaria a los países de la Eurozona, una "regla de oro": crearán un compromiso de respetar el equilibro fiscal y reducir el endeudamiento hasta erradicarlo.

Además, conformarán un Gobierno económico europeo que "devuelva la confianza en los mercados" y que suponga "una nueva fase de colaboración en la Eurozona", dijo la canciller alemana Angela Merkel durante su encuentro con el presidente Nicolas Sarkozy.

Crearán un Consejo Europeo formado por los jefes de Estado y de Gobierno de los 17 países miembros de la Eurozona, que se reunirá al menos dos veces por año y más si es necesario. El grupo contaría con un presidente permanente, por un periodo de dos años y medio, que se convertiría en portavoz de la moneda común.

vegui@eluniversal.com

Twitter: VeroEgui

¡Participa!
  Envíanos tus comentarios
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universalno permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Diario El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
  • Siguenos desde:
  • |
  • |
  • |