Espacio publicitario

Macolla Creativa: un vivero que hace germinar artistas

Julio Loaiza, fundador del espacio, realizará una residencia en España

  • CAROLYN MANRIQUE

29/08/2019 01:00 am

Macolla Creativa nació en 2014 para propiciarle un espacio de formación y creación a los artistas plásticos venezolanos. La iniciativa ofrece tres modalidades: becas, actividad local comunitaria y residencias. 

Julio Loaiza, creador de Macolla Creativa, fungirá ahora de puente entre Venezuela y España, al realizar durante septiembre y noviembre la residencia artística La fibra, el tejido y la cestería. Práctica artística contemporánea, junto a la Fundación ArtesanoGroup. 

"El objetivo de ArtesanoGroup es poder dar visibilidad a la actividad desde el oficio y vincular a los artistas en un proceso de formación para darle fuerza a la tradición", cuenta Loaiza, que ha basado su investigación en el manejo de la fibra, buscando sus diversos tipos según la zona en la que se produzca. 

Aunque Loaiza se ha dedicado en los últimos cinco años a ofrecer residencias a muchos artistas y visibilizar su hacer, no había tenido la oportunidad de realizar él lo propio, por lo que esta residencia supone una gran oportunidad en la que podrá estudiar sobre las fibras y crear partiendo de sus descubrimientos. 

Los objetos, especies de máscaras, realizados por el artista, son representadas con cuerpos en fotografías y videos, además Loaiza busca que su trabajo sea parte de la danza, por lo que ha trabajado en algunos casos con grupos especializados en el área. 

A su vez, el viaje a España y su trabajo con esta fundación supone una conexión entre ambos países, lo que podría generar un constante intercambio artístico entre sus creadores. 

Macolla Creativa fue un espacio creado por "la necesidad de que artistas jóvenes, que incluso estaban constantemente trabajando, tuvieran más visibilidad. Más allá de hacer exposiciones, éste es el vivero donde germinan nuevas posibilidades e ideas". 

En los cinco años que llevan funcionando en La Pastora, Caracas, desde donde se ve el inicio de El Ávila, han realizado 17 residencias y apoyado a 15 artistas. Estas residencias consisten en dos semanas en las que el artista trabaja en su investigación y obra, sin pensar en mucho más, pues se le presta todo tipo de servicios, y al final se realiza un pequeña muestra de lo alcanzado, y de lo que se hace un registro audiovisual para dejar constancia del trabajo de ese hacedor y mostrarlo a las nuevas generaciones. 

"En esos videos está la esencia y el fondo del trabajo que hacemos, porque nos damos cuenta que no hay registros de tales procesos, y eso funciona para dar cuenta al propio artista de cómo se va desarrollando su investigación", dice Loaiza. 

El proyecto se mantiene de pie gracias a financiamientos institucionales y de conocidos que hacen algunas donaciones.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario