Espacio publicitario

Macondo Club envía libros como salvavidas a la cultura

La plataforma de intercambio busca cubrir la escasez de textos en el país

  • JORDAN FLORES

13/06/2019 01:00 am

Para nadie es secreto que la crisis que vive el país ha tenido por muchos años a la escasez como bandera, y en medio de la falta de productos fundamentales como comida y medicinas, la literatura a veces puede pasar desapercibida entre esos grandes ausentes en las estanterías. 

La necesidad de llevar a su padre en Puerto La Cruz un libro imposible de conseguir en el país, inspiró al abogado de 29 años, Alejandro Vásquez, a crear desde la ciudad de Melbourne, Australia, una red de intercambio que permita a los venezolanos solicitar ejemplares que son traídos del extranjero por voluntarios. 

Con el nombre de la ciudad de las ensoñaciones de Gabriel García Márquez, Macondo Club es una plataforma que funciona a través del sistema "peer to peer" (p2p), que significa "red de iguales", y con la cual los usuarios pueden ubicar e intercambiar objetos, en este caso libros, bien sea por donación de un voluntario, o comprado a través de terceros. 

Vásquez afirma que esta modalidad ya es conocida por los venezolanos, quienes en el contexto actual utilizan las redes sociales para comerciar desde cauchos e insumos médicos hasta dólares. De este modo, la página funciona como un intermediario que conecta a quienes buscan un libro en específico, con aquellos que disponen de él y pueden llevarlo al país. 

Señaló que Macondo Club ya ha registrado 150 solicitudes, entre ellas de profesores universitarios que se han interesado por la propuesta, lo cual representa un hito considerando que, de momento, la web es administrada solo por Vásquez con recursos propios y algunas comisiones sacadas de los usuarios y del programa de Referidos de Amazon. No obstante, acota que para los envíos cuenta con un equipo de colaboradores en cinco países. 

"Particularmente nos estamos enfocando en crear dinámicas de colaboración adecuadas para la Venezuela moderna, donde estamos cada vez más divididos. Hay muchos fuera de el país con la capacidad y disposición de ayudar, y millones dentro de Venezuela en la capacidad de tomar acción, pero sin acceso a recursos básicos como libros", explicó. 

Reconoció que han tenido dificultades para cumplir con las entregas, principalmente debido a la suspensión de vuelos entre Estados Unidos y Venezuela y la poca cantidad de personas que viajan al país, a lo que se suman las complicaciones logísticas para comunicarse con cada ciudad. 

"No hemos podido cubrir la demanda. Es por eso que hemos creado una alianza con una compañía de envío en Miami. Vamos a enviar libros a su oficina, donde serán consolidados en cajas y enviados a Venezuela vía marítima", agregó. 

En una nación reducida a la eterna búsqueda de resolver sus necesidades primarias, resaltó que la gente aun no ha prescindido de la literatura, y que recibe pedidos desde textos para estudiar o emprender un negocio, hasta novelas para leer en las inagotables colas. 

"La cultura nunca muere, solo evoluciona. En Venezuela tenemos una historia democrática y literaria muy rica. Hemos tenido personas pidiendo libros de literatura o ciencia ficción, buscando escapar así sea de forma temporal a otro sitio", dijo. 

@JJFlores94

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario