Espacio publicitario

La piel de la violencia

La artista venezolana Lucía Pizzani inaugurará el 4 de mayo en Cecilia Brunson Projects, de Londres, la exposición “Coraza”

  • JUAN ANTONIO GONZÁLEZ

30/04/2019 01:00 am

Una ceremonia ancestral ofrecida a la deidad azteca Xipe Tótec es el punto de partida del trabajo que Lucía Pizzani ha desarrollado en los últimos dos años y que, a partir del sábado 4 de mayo, a las 11:30 am, será exhibido en Cecilia Brunson Projects, en la segunda muestra individual que la artista caraqueña realiza en esa galería londinense.

La exposición se titula Coraza y una parte de las obras que la integran se exhibe actualmente en la sede de la Fundación Marso, de Ciudad de México, donde Pizzani realizó una residencia artística. Allí, el público podrá apreciar hasta finales de mayo la propuesta de la artista, mientras que una selección más amplia es la que se verá en la capital de Reino Unido hasta el 8 de junio.

Xipe Tótec significa “Nuestro señor desollado”, es una deidad de vida, muerte y resurrección de la cultura prehispánica azteca. Es también dios de la agricultura, la vegetación, el Este, las enfermedades y los orfebres. Según la leyenda, era adorado y temido por distintos pueblos antes de los mexicas, pues sus ofrendas eran pieles humanas de los guerreros caídos en batalla y las mejores mazorcas de maíz. Se dice que Xipe Tótec se autosacrificó en beneficio de la humanidad, sacándose los ojos y desollándose en vida para alimentar a las personas con su piel.


"La que viste la piel", 2019. Still del vIdeo (CORTESÍA)

“En un principio fue la textura y material de una figura de barro de Xipe Tótec lo que me capturó. Parecían gotas en la piel de aquel personaje Mesoamericano, pero al investigar me encontré con que estas especies de escamas representaban la piel del guerrero desollado siendo vestida por el sacerdote durante la festividad del mencionado dios. Los simbolismos asociados a la deidad se conectaban directamente con mi obra, la renovación a través de esa nueva piel, que marcaba el inicio de la cosecha del maíz. Esto me llevó a usar la misma mazorca de maíz para darle textura al barro en una nueva serie de piezas que a su vez son escamas o retazos y juntas crean una ‘coraza’”, explica Lucía Pizzani, quien en su exposición explora el proceso de regeneración, transformación y metamorfosis a través de la cerámica, la fotografía, las instalaciones, el collage y el video.

En Coraza se verá una serie de foto-collages en la que Pizzani sobrepone, en papel hecho de corteza y producido en México antes de la llegada de los conquistadores, fotografías de esculturas de serpientes tomadas en templos aztecas. Estas obras remiten a una especie de coraza que, según la artista, son “nuestra segunda piel”.

-¿Cuál es la segunda piel de Lucía Pizzani?
-Desde mis inicios he tratado el tema del cuerpo como contenedor. Mi tesis de maestría se titulaba “Vessel”, que en español significa vasija o navío. La piel siempre ha estado muy latente, pero en los últimos años, al agudizarse la crisis venezolana, he sentido, en lo personal, la necesidad de dejar crecer una "segunda piel" para protegerme del dolor que, además, se ve en muchas situaciones a nivel mundial. A veces da la impresión que retrocedemos... Ese estado de violencia y de guerra permanente de los aztecas, que incluía rituales cruentos como el de Xipe Tótec, hoy en día parece que se vive en muchos lugares, aunque pueden parecer conflictos invisibles o que solo afectan a una parte de la población.


"Āmatl 2", 2019. Foto-collage en papel Amate (CORTESÍA)

La muestra incluye también una serie de esculturas en cerámica, de formas meticulosas y orgánicas, que se tuercen y enrollan, y aluden a Xipe Tótec, pues están marcadas en bajo relieve con maíz; y cuatro fotogramas (dos de ellos, serigrafías sobre lienzo de gran formato) de imágenes ampliadas de las pieles “mudadas” por reptiles y mostradas por la artista con una coloración sepia terrosa.

-En lo personal, ¿cómo le toca el tema de la regeneración, la transformación y la metamorfosis? ¿Cree que Venezuela necesita pasar por estos procesos para depurarse?
-La transformación y los cambios son constantes de la vida. Mis años en el sector ambiental junto a Provita y esa permanente atracción por la naturaleza me han llevado a trabajar con mariposas y capullos, el reino fungi y serpientes, todos organismos con capacidades increíbles y que uso para comunicar ideas que conecto con las realidades que vivimos. La condición de inmigrante, los viajes constantes, la sensación de pérdida y de readaptación tienen mucho que ver.

“Años atrás cuando registré de cerca el nacimiento y primer vuelo de las mariposas monarcas, pude apreciar lo doloroso de su salida del capullo y el tiempo que necesitan para poder estirar las alas... Quizás se pueda hacer una analogía con Venezuela. Hay una realidad muy dura y una necesidad de cambio, pero el proceso continúa en desarrollo”, concluye la artista.

@juanchi62 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario