Espacio publicitario

ERLEN ZERPA

MIRADA EXPUESTA || “Sol de agua”

El fotógrafo y diseñador gráfico hizo el registro del espectáculo dancístico “Sol de agua”, dirigido por Miguel Issa, con coreografía de Yaritza Tineo

  • JUAN ANTONIO GONZÁLEZ

11/11/2018 01:00 am

La ritualidad de un pueblo se manifiesta de múltiples formas, a través de las expresiones del fervor popular, de cantos y danzas que configuran eso que se llama tradiciones.



Cada mes de julio se celebran en los estados centrales de Venezuela las festividades de San Juan Bautista. Y cada mes de julio se confirma que, bien sea en Aragua, Miranda, Vargas o Carabobo, la devoción por el santo al que, junto con el Niño Jesús, se le celebra el cumpleaños, no es más que la proyección del alma de comunidades que ruegan a sus deidades por un bienestar general que no poseen en su cotidianidad.



Para un bailarín, coreógrafo y director de escena como Miguel Issa esas febriles expresiones corporales que acompañan al Día de San Juan son auténticas joyas dancísticas, coreografiadas en colectivo.



Sol de agua fue un espectáculo que, bajo la dirección de Issa, la coreografía de Yaritza Tineo y la producción de la Compañía Nacional de Danza, quiso rendir homenaje a la festividad de San Juan, sin pretender imitarla o reinterpretarla, sino reconociendo la potencialidad artística, cultural e identitaria del baile que acompaña el toque de tambores en localidades de la costa venezolana.



El espectáculo, que congregó en escenas a 60 personas, entre músicos, el elenco estable de la Compañía Nacional de Danza y miembros de unas 14 agrupaciones populares, recorrió los pueblos de Mendoza, Tacarigua, Curiepe (Miranda), La Sabana, Tarma, Naiguatá (Vargas), Patanemo, San Millán, Borburata (Carabobo) y otras localidades de Aragua, Yacacuy y Guárico.

A decir de Issa, Sol de agua “se paseó por la ritualidad de la manifestación para rendir culto a San Juan en los distintos estados, con sus respectivos golpes y con su particularidad de baile, porque son muy sutiles las diferencias, pero tanto en los toques como en los bailes hay cambios, así como en la indumentaria”.



Estas fotografías de Erlen Zerpa (Seboruco, Táchira, 1980) son el registro de una tradición popular que se resiste a dejar a un lado los valores que caracterizan a un gentilicio, valores que se reafirman, que se plantan, ante el violento proceso de desnaturalización que marcha en simultáneo con la imposición forzosa de ideas políticas que no tienen eco en la mayoría.

Zerpa, también, resalta en su trabajo el vigoroso movimiento que acompaña los bailes en honor a San Juan. “El principal enfoque de este trabajo fue dar un salto de la imagen estática a unas formas con energía donde la vibraciones y el multicolor juegan un papel importante. La experiencia equivalió a hacer el estudio de las idiosincrasias del venezolano que están en constante movimiento”, dice el fotógrafo.

mirada.expuesta@gmail.com 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario