Espacio publicitario

A control remoto

El feliz debut de Leonardo Padrón

“Amar a muerte”, su primera telenovela internacional, acapara el rating en EE.UU. y México con una heterodoxa historia de drama, suspenso y esoterismo

  • AQUILINO JOSÉ MATA

09/11/2018 01:00 am

Amar a muerte, la nueva telenovela de Leonardo Padrón, tuvo un afortunado lanzamiento el 29 de octubre en Univisión, la principal cadena hispana de Estados Unidos, donde se hizo del mayor porcentaje de audiencia en su horario de emisión, las 10 de la noche. El mismo suceso lo repitió días después, el 5 de noviembre, en su estreno en México a través de Televisa, al alcanzar el primer capítulo una audiencia de 3.8 millones de personas, según cifras de la encuestadora Nielsen. El escritor venezolano celebró con sentidas palabras este nuevo logro, con un mensaje en su cuenta de Instagram:  

 “Las vueltas de la vida -escribió en la red social-. Siempre disfruté enormemente escribir historias para mi público natural, el venezolano. Escribir sobre el amor en clave caribeña. Explorar las tribulaciones y encantos de los personajes que transitan por las calles de mi país. Pero la pesadilla que ha devastado a Venezuela en los últimos 19 años hincó sus dientes tempranamente en la industria de la televisión. Así, las producciones fueron mermando en calidad y cantidad. Tocó luego el exilio, tan involuntario como doloroso. Pero todo exilio, que tiene su dosis de muerte, también implica o exige una resurrección. Y aquí estamos, escribiendo para la gigantesca industria mexicana de TV. Para otro público y otros actores. Y con la buena noticia de que nuestro debut no ha podido ser mejor”.

La historia de Amar a muerte es la de tres hombres que reencarnan en diferentes cuerpos. Se ha dicho que es una singular y atrapante mezcla de suspenso, melodrama y esoterismo. Su autor remarca que narrará “los enigmas incesantes sobre lo que ocurre luego de la muerte”, una trama es verdad muy poco ortodoxa en lo que toca al género telenovela. Está protagonizada por la actriz mexicana de origen francés Angelique Boyer y el galán argentino Michel Brown.  

“La muerte tiene que ser violenta para que haya una transmigración de almas, porque las almas no se quieren ir, no entienden qué les sucedió y de repente despiertan con gente que no conocen, no saben quiénes son y estas almas tienen que hacer un camino para llegar a donde creen que pertenecen, para descubrir que no pertenecían a nada”, explicó Alexis Ayala, uno de los protagonistas, al dar en el estreno algunas claves de la trama, por la cual se siente fascinada también Angelique Boyer, “porque está envuelta de magia y de cosas sobrenaturales tan presentes en la cultura mexicana”.

Previo a este inicio de su nuevo dramático, Padrón, en otro post de Instagram, lamentó que “por primera vez el estreno de una novela mía no ocurre en mi país, en las pantallas de Venevisión o Rctv, no será con los estupendos actores venezolanos que en tantas historias me han acompañado, ni celebraré con los amigos con los que solía hacerlo. Pero este cóctel de sensaciones también forma parte de la experiencia del exilio. Agradezco la posibilidad de seguir ejerciendo mi oficio, para otros países, con actores que no conocía (pero igualmente excelentes) y un equipo detrás de las cámaras de gran solvencia y calidad”. Mejor dicho, imposible.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario