Espacio publicitario

OneChot combate con música la violencia

El cantante venezolano celebra 20 años de vida artística con una gira internacional que sigue en México en diciembre

  • MARITZA JIMÉNEZ

04/11/2018 01:00 am

Este domingo, OneChot estará de cumpleaños. Una ocasión más para agradecer la vida, después aquella tragedia de 2012 tras la cual el reconocido cantante volvió a nacer. 

“Con mis canciones he tratado de contribuir a la comprensión de los problemas sociales y humanos que nos aquejan y de alertar sobre la necesidad de frenar la violencia en cualquiera de sus expresiones. Claro que jamás pensé que yo pasaría a engrosar la lista de las estadísticas de esa violencia”, afirma el artista, recordando el disparo que el 28 de febrero de 2012 marcó un antes y un después en su vida. 

Como Juan David Chacón nació el 5 de noviembre de 1977. De uno de los más calificados filósofos de Venezuela, Juan David García Bacca, procede su nombre. Su padre, Alfredo Chacón, un destacado poeta y antropólogo. Como músico, seguramente esa herencia espiritual sella su obra. Cursó estudios de Comunicación Social, al igual que su madre, Luna Benítez, pero ya desde niño dejó sentir cuál sería su camino. 

Se negaba a la formalidad del conservatorio y Alejandro Blanco Uribe le dijo un día: “Mira, yo tengo el maestro indicado para ti. Tiene su propio método de enseñanza”. Así inició estudios con Gerry Weill, de quien aprendió teoría y solfeo, pero también sería un verdadero maestro:  

“Me enseñó a ver la vida. La clave está en el perdón”, me dijo. Paralelamente tenía un profesor de guitarra, Iván Cardozo, de la banda de rock Catalepsia. “Mira las manos de pianista y tocas guitarra. No te lo perdono”, le decía. 

Eran ya los 90, con la fusión de géneros que la década implica. OneChot se inicia en el rock pesado con "Catalepsia". Pero en 1996, un viaje a Jamaica le da un vuelco a su vida. “Yo venía del rock y el blues, pero en Jamaica todo cambió. Jamaica me bautizó OneChot y me condujo al reggae”, afirma. 

Pero esa cultura ya lo llamaba desde su vida estudiantil, cuando, junto a César Cortez Méndez, realiza su tesis de licenciatura "Reggae y rastafari: dos formas de entender el Caribe", que este año estará disponible en Amazon. 

En 2002, con Negust Nagast, su segunda banda, edita su primera placa, "Rastafi Fi Salvation" y luego "I and I Project" (2007). Más tarde, con Papashanty Saund System, de la cual también fue fundador, "Ashanty Granpa", una mixtura de géneros como el reggae, ska, hip-hop, dancehall y drums & bass. 

“Rastafari es una forma de vida, que abarca comida, religión, cultura, todo. Hay rastafaris con dredlocks y otros que no los usan”, dice sobre su característico estilo de cabello, que tuvo que ser cortado en el momento de su tragedia. 

OneChot inició su carreta solista en 2002, durante la cual ha dado a conocer las producciones discográficas, "OneChot 1st Shot" y "Ruff" (2010). En 2013, luego de que fuera objeto de la violencia que tantas veces denunció, sale su tercer disco, "Natural". 

“Me inspiro en todo”, afirma acerca de las letras de sus canciones. “En la vida, en las cosas más simples, en lo bueno y lo malo. Es imposible no inspirarse en Venezuela. Lo último ha sido soñar con las letras, como me pasó con "Darana" y "Postales de Caracas”, agrega sobre estas dos canciones incluidas en "Social", su cuarto disco, que sale en sus 20 años de vida artística. 

La fecha la celebra el artista con la gira internacional que inició en agosto en Colombia, donde estuvo acompañado de Dr. Norris e interpretó los temas más sonados de su repertorio, como "Africa ruge", "Rotten Town", "Safari" y "Demasiado fuerte", y presentó los singles de "Social", "Ella mata" y "Arriba el ánimo". 

La gira continúa el primero de diciembre de este año en México, donde se presentará en el SoulFest 2018, junto a dos íconos mundiales del reggae: The Original Wailers y Quique Neira, con su proyecto musical OneChot & The Badman Orchestra, integrada por Claudio Leoni (batería y dirección musical), Daniel Romero (bajo), Pedro Juárez (teclados), Cheo Romero (trombón), José Romero (trompeta), y Jesús Vetencourt (guitarra y coro). 

Se trata de una agrupación con “una alineación excepcional. Juntos hemos sorteado los escollos de vivir en un país donde hay pocas oportunidades para bandas independientes y donde está muy cuesta arriba la movida musical”, declara. 

“Estos músicos -añade- tienen, a su vez, diversos proyectos musicales, entre otras cosas para poder sortear la situación del país, que, como se sabe, no es fácil para nadie”. 

OneChot quiere ser recordado como alguien que aportó algo al crecimiento espiritual de los otros. Su mensaje es de esperanza. Por eso, dice con frecuencia, no se irá de Venezuela. A pesar de ese terrible accidente que hoy tiene la suerte de poder contar:  

“Siempre fui sensible a los problemas de la humanidad, y mis canciones así lo expresan”, afirma. “Pero ahora, más que nunca valoro y me detengo en los pequeños detalles de la vida. Despertarme cada mañana y saludar la vida es una expresión del milagro. Disfrutar del aire, la risa. Compartir cada día con mi familia, estimar el valor de las personas y apreciar detalles, que para otros valen poco, pero para mí cobran una gran significación. Siento que esa esencia que llamo Dios está en las pequeñas cosas del universo, de la misma manera que en las majestuosas”. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario