Espacio publicitario

La Sinfónica Simón Bolívar unió generaciones musicales

La orquesta emblema del Sistema celebró ayer sus 40 años con viejos y nuevos integrantes

  • Diario El Universal

09/07/2018 01:00 am

Ayer, pasadas las 11:00 am, la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, conocida como "el buque insignia del Sistema Nacional de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, ofreció en la Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música, ubicado en Quebrada Onda, el último de los cuatro conciertos dominicales programados para celebrar los 40 años de su fundación.

Eduardo Méndez, director ejecutivo del Sistema, fue el encargado de dar las palabras de bienvenida a los asistentes: "Aquí están quienes hemos hecho vida en el Sistema, y concretamente en la Sinfónica Simón Bolívar. Muchos están en el escenario, muchos sentados en las butacas de esta magnífica sala y muchos ya no están, pero siguen siendo una inspiración para todos estos músicos", dijo el también violinista recordando al fundador del Sistema, el maestro José Antonio Abreu.

Igualmente, Méndez quiso reconocer a uno de los colaboradores más cercanos del maestro Abreu durante 30 años, Igor Lanz, presente en el concierto. Asimismo, agradeció la presencia de personalidades públicas como el ministro de Cultura, Ernesto Villegas; la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, y el viceministro de la Suprema Felicidad.

Previo a la presentación, se proyectó un video con testimonios de nuevos y viejos integrantes de la Simón Bolívar. El audiovisual también incluyó las salutaciones para la agrupación sinfónica de personalidades como Gustavo Dudamel y Diego Matheuz.

El concierto, dirigido por Andrés David Ascanio Abreu, abrió con la pieza Sensemayá, el poema sinfónico del compositor mexicano Silvestre Revueltas basado en el poema homónimo del escritor cubano Nicolás Guillén.

La presentación concluyó con los cuatro movimientos de la Sinfonía N° 4, del compositor ruso Piotr Ilyich Tchaikovsky, con la cual los instrumentistas de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar pudieron demostrar, en partes igual, su alto nivel técnico y su pasión musical.

El de ayer fue un concierto particular pues en la configuración de la orquesta se observó a varias generaciones de músicos formados en la filas del Sistema Nacional de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. Jóvenes y no tan jóvenes -algunos de ellos ya jubilados o con cargos directivos en el Sistema- demostraron que la unión es posible cuando se comparte el mismo compromiso.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario