Espacio publicitario

Inflación y salud

BARTOLOMÉ FINIZOLA CELLI. La magnitud de la crisis en materia de salud debe convocar a todos los actores involucrados en la potencial solución, por encima de cualquier diferencia circunstancial, con el fin de asumir medidas a corto, mediano y largo plazo

  • BARTOLOMÉ FINIZOLA CELLI

17/05/2018 05:00 am

El incremento sostenido de los precios de bienes y servicios ha sido la constante del escenario económico venezolano, lo cual ha tenido un impacto importante en la cotidianidad de la mayoría de la población que ha presenciado y sufrido una pérdida del poder adquisitivo del dinero.

 

Este aumento generalizado de precios constituyó el inicio de un proceso inflacionario en Venezuela a partir de los años 80, que se mantuvo por décadas y se ha agravado hasta llegar a cifras de cinco dígitos por año, enmarcado en una hiperinflación asociada a otros problemas como escasez y carencia de dinero en efectivo.

  

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de Venezuela (Encovi) del año 2017, realizada conjuntamente por la Universidad Central de Venezuela, Universidad Católica Andrés Bello y Universidad Simón Bolívar en el informe de febrero pasado, concluyó que el 87% de la población está por debajo de la línea de pobreza y se sabe que hay una asociación estrecha entre pobreza y enfermedad.


En la misma encuesta reportan que más del 68% no tiene seguros de atención médica y esto ha ido en aumento en los últimos dos años. El control prenatal desde el primer mes de embarazo, muestra que es del 19% en el estrato más pobre y de 73,3% en el estrato más rico. Son datos que confirman que a mayor pobreza, peor salud.

   

Esta situación aunque afecta a todos los sectores, tiene un impacto especial en el sector salud, porque en la mayoría de los casos la repercusión puede comprometer la vida de las personas.

  

Por ejemplo, en el caso de los medicamentos para las enfermedades crónicas, cuya prevalencia es alta, como la hipertensión arterial que uno de cada cuatro adultos la padece y cuyo tratamiento es prolongado, sucede que el paciente recibe la indicación del médico y compra la mayor cantidad de medicamentos que le garanticen estar “protegido” el mayor tiempo posible, con el fin de adelantarse al aumento de precios y comprar más medicamentos con menos dinero y por otra parte, por la escasez y el temor de no poder comprarlo aun teniendo el dinero porque rápidamente se agota en las farmacias, debido a la alta demanda por personas que puedan comprarlo cuando está disponible y a la disminución de producción de medicamentos por parte de los laboratorios fabricantes. Esto trae como consecuencia que hay pacientes con medicamentos suficientes para varios meses y hay otros que no tienen para un día.

  

Cuando por alguna razón el médico debe modificar el tratamiento y el paciente había comprado el tratamiento para varios meses, le pide que por favor no se lo cambie, porque perdería los medicamentos que tiene. En el caso del paciente que no compró los medicamentos, por cualquier causa, no se puede controlar y normalizar su presión arterial, con las consecuencias potencialmente letales que esto significa.


Es importante señalar que un hipertenso que requiera un solo medicamento, tiene que dedicarle más de un salario mínimo mensual. Si necesita dos medicamentos, debe dedicarle el sueldo integral, lo cual incluye también el bono de alimentación, y si necesita tres medicamentos, no le alanza todo el ingreso. Es conveniente destacar la alta probabilidad que un hipertenso tenga además diabetes, enfermedad renal o enfermedad aterosclerótica, lo cual le aumenta el impacto. Si además se agrega el precio de la consulta y de los exámenes complementarios, la situación se torna muy compleja.


La magnitud de la crisis en materia de salud debe convocar a todos los actores involucrados en la potencial solución, por encima de cualquier diferencia circunstancial, con el fin de asumir medidas a corto, mediano y largo plazo.

  

ascardio.coordinacion@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario