Espacio publicitario

¡Cosas veredes, Sancho!

Defraudada como está la población, ninguno de los dos “gobiernos” y “gobernantes” del país, a estas alturas la seduce menos convence en su desesperanza

  • PEDRO E. PIÑATE B.

17/10/2019 05:00 am

De la inviabilidad del país del rimbombante nombre de República Bolivariana de Venezuela, habla solo el hecho de tener dos gobiernos a la vez sin que ninguno efectivamente cumpla los deberes y funciones de uno verdadero. Así uno -el usurpador e ilegítimo se mantiene por las fuerzas de las armas para perpetuarse sempiterno en el poder, mientras el otro- interino y legítimo como designado por la Asamblea Nacional, continúa en su objetivo de lograr el cese de la usurpación, formar un gobierno de transición y elecciones libres para que el país se de un nuevo gobierno. En tales circunstancias lo único cierto que resulta es el desgobierno y la desgobernabilidad del país, que se desmorona como nación al tiempo que ambos “gobiernos” y “gobernantes” aferrados en sus posiciones no atienden menos resuelven la problemática relevante que agobia a la población. 

Como la lucha por el poder no es frontal sino lateral, involucra a muchos países tanto de la esfera democrática como de la comunista y otras tiránicas con sus variados intereses sobre Venezuela, lo que resulta en acciones internacionales contra ambos “gobiernos” las cuales golpean a uno y favorece al otro o viceversa. De esta manera, cada “gobierno” de los dos que tiene la RBV, logra y ejerce su contrapeso frente al otro y los países que lo adversan, prolongándose indefinidamente el sufrimiento de los venezolanos que cada día que pasa el desgobierno dual -único en el mundo, agrava. 

Y es que son tantas las penurias de la mayoría de nuestra población que incluye desde los pobres y marginales hasta la clase media empobrecida, que ante la ausencia de perspectiva de solución mediata, continúa su éxodo silencioso por millares cada semana. Esto mientras crece la desconfianza en todo lo que sea o huela a político y militar, lo que es perfectamente entendible. Defraudada como está la población, ninguno de los dos “gobiernos” y “gobernantes” del país, a estas alturas la seduce menos convence en su desesperanza. Ante ello un nuevo liderazgo democrático tendrá pronto que surgir. Caso contrario el país inviable de los dos “gobiernos”, sumido en la debacle y la anarquía, tendría que soportar esa inmoral fusión de ambos que ya plantean sin cese de la usurpación, como si nada aquí hubiese pasado. Ciertamente, cosas veredes, Sancho! 

ppinate@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario