Espacio publicitario

Crea el mensaje que vende

La publicidad se redimensionó a la par de nuevos preceptos de producción y un crecimiento económico con nuevas relaciones de poder y coexistencia

  • LEONARDO ZURITA

10/09/2019 05:00 am

La comunicación nos ofrece técnicas, herramientas, plataformas y medios para enviar y recibir mensajes de manera masiva. Igual sucede con los niveles más privados y personales de este fenómeno.

Cuando comenzó el hombre a comunicarse era en franca obediencia a una necesidad de mantenerse en contacto, más cuando nuestra forma de vida era tribal.

En la medida que fueron creciendo y expandiéndose las relaciones humanas más necesario se hizo contar con formulas que no solo nos permitieran comunicar, sino que permitieran convencer a los interlocutores.

La argumentación y sus pretensiones de validez ancladas a la realidad, los conocimientos y la experiencia, creó una atmósfera de verdad que permitía persuadir, convencer y lograr que el otro ejecutara una acción para lo fue motivado. Eso no ha cambiado en mucho y es el perfeccionamiento de la técnica lo que ahora la hace más eficiente, efectiva y extendida.

Con la Revolución Industrial las formas de comunicación mutaron y extendieron su radio de acción y se perfeccionaron bajo el estudio y la investigación que permitió crear teorías y formas de entender el fenómeno comunicativo.

La publicidad se redimensionó a la par de nuevos preceptos de producción y un crecimiento económico con nuevas relaciones de poder y coexistencia. Así pasó a ser la principal herramienta para quienes deseaban vender comunicaran su oferta.

La prensa pasó a “convalidar la verdad” mientras informaba a la sociedad de los asuntos que “realmente“ eran de su interés. Para ello hizo contenidos que permitían generar opinión entre los consumidores de su información y jerarquizó lo que tributaba en su beneficio o el de sus anunciantes. Igual pasó con la propaganda que salió de las iglesias y comenzó a crear adeptos más allá de lo religioso. Igualmente cambió preceptos de vida con el fin de persuadir para algo.

Las relaciones públicas se hicieron mecanismos de venta de imagen corporativa y generaron mediación entre las grandes firmas y las sociedades.

Luego llegó la globalización del mensaje. Primero fue el satélite quien con su alcance plantario difundió los mensajes a la masa con la intermediación de los medios. Posteriormente el Internet y las Redes Sociales también permitieron difundir mensajes con alcance planetario pero esta vez directo desde el emisor inicial, sin los medios de comunicación ni el sistema creado para la intermediación producto – público.

Ahora tienes la oportunidad de masificar tú mensaje sin la intermediación que encarecía demás los intentos de poner tu producto en conocimiento del público. Las nuevas tecnologías de Comunicación e Información abonaron el camino para novedosas formas de comunicación desde el emisor inicial.

Para alcanzar la técnica que te permita construir el mensaje efectivo existe -si no eres del mundo de la publicidad y comunicación- formación académica, bibliografía, información en Internet y ofertas en Redes Sociales. Debes buscar la mejor información, pagar por una buena formación y enfrentarte sin miedo a un mundo que requiere de tu producto para satisfacer alguna necesidad.

El mensaje que creas debe comunicar e informar, persuadir para motivar una acción de compra. Con la venta realizada debes, por la calidad del producto y el mensaje, fidelizar al consumidor. Así ganaras de manera sostenida y con proyección en el tiempo y lograrás consolidar un emprendimiento exitoso.

Para crear el mensaje debes conocer muy bien tu producto, ubicar las principales características y con ellas demostrarles a los potenciales consumidores los beneficios de adquirirlo y cuál será el problema que viene a solucionar o el deseo que logrará satisfacer.

Ya aquí conoces tu mercado, el segmento que debes abordar y el grupo que por sus características particulares requieren de tu producto. En ese nicho está tu público objetivo.

Con producto y público definido debes crear un mensaje claro, conciso, focalizado, directo, creíble, persuasivo e impactante. Para ello conviene conocer las tipografías a utilizar como los colores que vienen mejor para lo que quieres decir y mostrar de tu producto, realizar fotografías que cuente una historia y que cautiven y producir videos que generen efectos en tu publico que los motive a una acción de consumo.

Paso a paso, con mucha creatividad, investigación, estrategia, producción y análisis, podrás construir el mensaje que vende y alcanzar el éxito. Todo está en ti.

Aprende, crea y emprende.

Comunicador social UCV
Instagram & Twitter: @leozuritave
leozurita.ve@gmal.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario