Espacio publicitario

¡Rota el torniquete… crece la incertidumbre!

Como se podrá observar, vivimos momentos dramáticos. La crisis se ha profundizado. Pereciera, a simple vista, que estamos en tiempos de desenlace o de pre conclusión. Esto es un enredo muy grande...

  • FELIX CORDERO PERAZA

25/08/2019 05:00 am

Las noticias inundan las redes sociales, las ediciones digitales de los periódicos y las emisoras de radio. Crece exponencial la incertidumbre y la confusión reina. Ha sido una semana rica en especulaciones, informaciones no confirmadas y protagonismos. Entre las más destacadas resultan: Diosdado, se reúne con voceros del gobierno de EEUU; el Comando Sur listo para el bloqueo naval; pospuesta la ronda de reuniones en Barbados; el dólar se dispara al alza y la hiperinflación asciende incontrolada; empresas rusas y chinas suspenden compra de petróleo Venezolano; gana el peronismo en Argentina; EEUU, dice que se reúne con el gobierno a nivel muy alto; el salario mínimo mensual baja a 2,76 dólares, entre otras. En fin, apreciados lectores, aquí lo que hay es una verdadera explosión informativa, prosecución de una situación arto conocida. Vivimos en una profunda crisis política, económica y social. Y todo esto, es desarrollo de un proceso político que todavía no define su desenlace; manteniendo vigente cualquiera de las alternativas puestas en mesa. 

Guerra de Cuarta Generación
Hay que tener presente que protagonizamos una guerra de cuarta generación. La primera, se inició con el uso de las primeras armas de fuego. La segunda, aprovechó los avances de la revolución industrial. La tercera, aparece con la Segunda Guerra Mundial. La cuarta, se basa en una guerra psicológica o bombardeo a la mente, dirigida a controlar, por expertos, la voluntad de las personas. Para eso se usan la guerra de guerrillas, la asimétrica, el terrorismo, la guerra civil, la propaganda –información-contrainformación– el uso de mentiras o fake news, (las bombas son las mentiras), la cibernética. No hay enfrentamiento entre ejércitos. Es una guerra económica, política y de violencia callejera. Entre los ejemplos de guerras de Cuarta Generación: la guerra civil China, conflicto armado de Colombia, Vietnam, Angola, Afganistán, Congo y Yugoslavia. El concepto de guerra de Cuarta Generación, es parte de la doctrina militar estadounidense. 

Analistas y orientadores de opinión
Y para entender lo que esta pasando y por donde van los tiros, es necesario ponerse el lente de la objetividad. Y eso, va a depender del papel que usted juega en la guerra. Los primeros, son receptores pasivos y difusores de noticias favorables al bando en el que milita y aquellas negativas al adversario. Son fanáticos, fichas de partidos o repetidores consuetudinarios. Abundan entre la muchedumbre y copan extensos espacios en las redes, medios y en el boca a boca. No distinguen una noticia falsa de una verdadera. Mercado cautivo de campañas informativas y publicitarias. La carreta de los deseos va delante de la racionalidad. Por otro lado, los segundos, son aquellas personas que analizan –quitandose el cristal de los deseos- cada noticia, propuesta o juicio, para descubrir su fuente o intención. Altamente informados. Racionales. Poseen criterio. Estas personas tienen un alto nivel político y cumplen una función muy importante en los partidos políticos… Observan, oyen mucho y estudian. Advierten la importancia o necedad de una noticia. Son élite de grupos y orientadores de la opinión. 

Diálogo y negociación a todos los niveles
Como se podrá observar, vivimos momentos dramáticos. La crisis se ha profundizado. Pereciera, a simple vista, que estamos en tiempos de desenlace o de pre conclusión. Esto es un enredo muy grande y los políticos se están moviendo en todas direcciones; semejando mina de bachacos, después de ser molestados. Corriendo en todas direcciones… hacia adelante y hacia atrás. Desorientados. Todas las organizaciones y personajes en un escenario de reuniones, diálogos y negociaciones. Nadie quiere quedar fuera. Buscan ser copartícipe de lo que pudiera dar con el traste a esta inaguantable situación. La credibilidad de los políticos se deteriora y pierden popularidad. La gente disminuyó la confianza en ellos. El desespero es tal que demandan una solución ya, sea la que sea. Estados Unidos, por su parte, acelera sus medidas y aumenta las sanciones. La sensación que dan es que trabajan en una linea central: sacar a Maduro de la presidencia. La amenaza del bloqueo naval pudiera ser la próxima acción. El Comando Sur, dice estar preparado, solo esperando la orden. Continúa girando el torniquete y la incertidumbre crece en la psiquis del venezolano. ¡Amanecerá y veremos!

fcordero@eluniversal.com 

efecepe2010@gmail.com 

@efecepe2010

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario