Espacio publicitario

Entrampado

La improductividad que causan los trámites oficiales y la mordida de los funcionarios ha dado lugar a que hayamos logrado crear un régimen de inflación incluso para precios que se cotizan en dólares

  • JOSÉ SANTIAGO NUÑEZ GÓMEZ

20/07/2019 05:00 am

El problema del país es la improductividad; podemos, incluso, darle al Presidente Maduro el argumento que la emergencia de la pobreza en ciertos sectores de la población deviene de la caducidad de lo que él llama “rentismo petrolero”, es decir: que esos sectores gozaban de un bienestar que ellos no creaban, que ya eran improductivos; pero ello no lo exime de la responsabilidad que tiene por la destrucción de la producción nacional -primero es la producción-, y por la burocracia, creada y engordada para para alimentar el activismo político de su partido, y para aliviar el desempleo consecuencia de la destrucción de actividad económica que el mismo gobierno ha causado. 

En cuanto a lo primero -a la destrucción de la producción nacional-, basta mencionar el caso de las haciendas expropiadas o, peor aún, simplemente arrebatadas a quienes mal que bien las explotaban y que son ahora un erial. O el de las muchas empresas privadas estatizadas (por cierto, sin pago a sus dueños) y que hoy no producen. O el caso de la destrucción de las Empresas del Estado del acero y del aluminio, o el de Pdvsa -el insólito de una empresa petrolera quebrada ¿Qué explicación admisible cabe para esos casos? ¡y no nos vengan con el tema de “las sanciones”, porque la destrucción de esas empresas ocurrió mucho antes! En cuanto a la burocratización, hasta el más humilde ciudadano, se enfrenta diariamente a la multiplicación de trámites y exigencias oficiales que compiten en la duplicidad y el absurdo, que atrasan o frustran el cumplimiento de cualquier propósito, cuando no son, también, ocasión para la extorsión. La improductividad que causan los trámites oficiales y la mordida de los funcionarios ha dado lugar a que hayamos logrado crear un régimen de inflación incluso para los precios que se cotizan en dólares. 

Maduro es un rehén de los procesos que han dado lugar a la situación descrita, enfrentarlos y superarlos es un imposible para él; no puede, ni queriendo -como aparentemente quiere y está dispuesto-, privatizar lo estatizado, pues en cada una de esas empresas hay un jefecito con apoyo en los factores de poder que lo sostienen o toleran; y no tiene legitimidad para reducir la burocracia. Para salir, se imponen el gobierno de transición y la convocatoria a elecciones. 

SANTINUNEZ@Yahoo.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario