Espacio publicitario

¡Vargas vive!

Estas elecciones ucevistas han sido un tsunami académico. El resultado, como era de esperarse, fue la pela más impresionante a los candidatos respaldados por el gobierno y eso que las ha habido épicas

  • GUSTAVO LINARES BENZO

15/06/2019 05:00 am

Asombrosamente el chavismo permitió que los muchachos votaran. Como no hay nada más distinto de un cuartel que una universidad, esto que desgobierna se ha cebado contra las más altas casas de estudio venezolanas desde la llegada misma del militar Chávez al poder. Como estos veinte años desgraciados han sido la confirmación científica del fracaso del socialismo, en el caso de las universidades el experimento lo diseñó y llevó a la práctica el propio Gigante Eterno con la Bolivariana: en tres lustros no ha podido hacer menos por el país. 

El asedio a las universidades autónomas es mucho más que económico, que ya es decir. En un despropósito infinito, la Sala electoral del Tribunal Supremo eliminó las elecciones universitarias desde hace más de diez años, con aquello del voto paritario entre profesores y alumnos (es decir, la universidad sólo está formada por los alumnos). Esta aniquilación de la vida universitaria ha producido unas autoridades que no se renuevan por más de una década, es decir, que todos los problemas normales de una institución que se corrigen con la alternabilidad se exacerban al infinito. 

En positivo, la falta de elecciones ha eliminado de las universidades la ilusión del nuevo comienzo que es la renovación periódica de las autoridades. Sin elecciones, la monotonía es la regla y la innovación y el cambio, tan universitarios, dan paso a la rutina y al tedio. 

No más. Estas elecciones ucevistas han sido un tsunami académico que si se sabe aprovechar será el comienzo de la renovación. El evento mismo significó ya mucho, más allá de los resultados. La universidad tiene todavía la fuerza de la juventud, a pesar de Chávez y Maduro, y nada más patente de esa fuerza que la campaña electoral y las votaciones. El resultado, como era de esperarse, fue la pela más impresionante a los candidatos respaldados por el gobierno, y eso que las ha habido épicas. 

El proceso de renovación apenas empieza. El TSJ, fiel a su misión de camuflar la represión más salvaje con togas y sentencias, impedirá cualquier elección de autoridades con el mismo truco del voto paritario. Corresponde a la UCV, muy especialmente a sus autoridades, hacer lo imposible para que el gobierno universitario se renueve, siguiendo el ejemplo de los estudiantes.

¡Vargas vive! ¡La lucha sigue! 

@glinaresbenzo

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario