Espacio publicitario

El anti-Midas

Se impone repasar las costuras de la oposición, aceptar que haya puntos de vista distintos, que eso no es un crimen y que, por el contrario, es la de quienes defendieron a ultranza la vía pacífica

  • CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ

16/06/2019 05:00 am

Admirables movilizaciones populares, un hombre querido por las muchedumbres y de una relación cálida con ellas en toda Venezuela. Tiene condiciones favorables para que nazca un líder. Ser querido, bien plantado y emocionar a la gente, ayuda mucho a la comunicación en los procesos políticos, siempre que se esté conduciendo un proceso político. De Gásperi, Churchill, o Stalin, no podían competir en carisma con Mussolini, Hitler o Trotsky, pero ganaron porque sabían conseguir los objetivos, ver las dificultades con antelación y virar sin pruritos cuando era necesario. Pero el carisma vale oro. 

Cuando alguien logra objetivos públicos, estamos en presencia de un líder. Churchill, por ejemplo, fue por años objeto de burla en la Cámara de los Comunes porque sistemáticamente alertaba sobre los nazis. Al extremo que cuando comenzaba a intervenir en las sesiones, algún diputado le preguntaba cosas como “Winston: ¿le pusiste el termómetro a Adolfo?... ¿es verdad que tiene gripe?”, mientras le lanzaban bolitas de papel. Al final la genialidad de su filling político se hizo de culto. Betancourt decidió ir a las elecciones lopecistas “con el pañuelo en la nariz” contra los abstencionistas vintage

Chávez despachó al MBR-200 abstencionista para crear el PSUV e ir al proceso electoral de 1998. Con esos golpes de timón estratégicos se tragó la historia y la historia no se lo tragó a él. Las impactantes declaraciones de Elliott Abrams dan la hora de un viraje de ciento ochenta grados en la política nacional ya que EEUU lo hizo en la suya hacia Venezuela, con gran efecto en otros países. De allí se desprende que la insurrección desde 2014, 2016 y 2017, crear un frente abstencionista en 2018 y el putchismo de la llamada intervención militar democrática, con guinda de invasión extranjera en 2019, fueron boberías trágicas. 

Maduro jefe de la oposición
Tan fatales que Trump las arrojó con grima al basurero (y atornillaron a Maduro, quien ya no debería ser presidente sino el jefe de la oposición) ¿Habrán entendido el mensaje los activistas locales? Abrams dice con un sentido de la realidad que ya quisiéramos, lo contrario de aquél saco de ilusiones fermentadas. La vía es pacífica, electoral, negociada y que “como todos los ciudadanos del país, los chavistas deberán desempeñar un rol en la reconstrucción de Venezuela”. El planteamiento nos permite pensar que EEUU, la UE, el Grupo de Lima, China y Rusia, tienen en sus manos la posibilidad de torcer el rumbo al Estado fallido. 

EEUU ha sido nuestro principal aliado histórico, amigo, soporte de la democracia y su ayuda en esta dirección será esencial para reconstituirla. Falta ahora que gobierno y oposiciones estudien su propuesta con ojos mayores de dieciocho años. No los hemos tenido y por tanto lo que ocurre y ocurra es y será responsabilidad nuestra y no de EEUU ni de ninguno de los aliados. Grupos internos desorientados pagaron un desmesurado lobby para vender baratijas e ilusiones en la comunidad internacional y crearon un espejismo. 

El jefe de la CIA, Mike Pompeo ante la comunidad judía de N.Y expresó deliberadamente para que se filtrara, su juicio sobre las fracturas de la oposición que impiden derrotar al gobierno. Y como mandado a hacer por él mismo, ocurre el mefítico incidente de las elecciones estudiantiles de la UCV. En ellas un multimillonario aparato de descrédito con base en Bogotá aplasta dos jovencitas opositoras que aspiraban dirigir la FCU. Ese aparato de matones comunicacionales, por cierto, se dedica a desacreditar gente de otros partidos y tendencias que no le gusten al capo.

Lustay y Sairam 
Manejado por una especie de anti- Midas que todo lo que toca lo convierte en escoria, ametralló a un grupo de muchachos fogueados en dura lucha de años contra el gobierno, simplemente porque no comparten sus posiciones. Por cierto que Midas es uno de los mitos de la cultura occidental que evidencia el peligro de la bobería con poder. El agalludo pidió a Zeus que se convirtiera en oro cualquier cosa que tocara y murió de hambre ¿Qué podrá comer quien lo que toca se hace escoria? Cualquier acusación canalla circuló por ese desaguadero comunicacional. 

Así despellejaron a Lustay Franco y Sairam Rivas, y a los jóvenes que no cuentan con los millones de su agresor. Qué aprendan a soportar al carroñero. Alguien que tenga sentido de la justicia, honradez y algo de pudor, sí pudiera, impediría tal gansterismo. Hay tareas inmediatas sugeridas por aliados como Abrams y Pompeo. En primer lugar continuar las negociaciones de Oslo pero no como quien se roba la limosna, sino con honradez, como hizo Santos con FARC. Cada vez que se descubre un engaño a la opinión pública, arrecia el desencanto y el desprecio por la política. 

Habría que aprender a jugar limpio y perdimos esa costumbre, pero es un aprendizaje necesario. Se impone repasar las costuras de la oposición, aceptar que haya puntos de vista distintos, que eso no es un crimen y que, por el contrario, la nueva tesis asumida por la comunidad internacional, sin lobby, es la de quienes defendieron a ultranza la vía pacífica, los “inmovilistas”, “apaciguadores”, los “fundamentalistas del voto” como los llamaron. Si no, ocurrirá lo impredecible. 

@CarlosRaulHer

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario