Espacio publicitario

Visión de país

Son 4 los pilares sobre los cuales edificamos nuestra visión de país: una sociedad del conocimiento, una república de ciudadanos, una democracia del siglo XXI y una economía al servicio del hombre

  • TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ

12/06/2019 05:00 am

En los procesos revolucionarios del siglo XVIII se comienza el proceso de conversión política de los derechos naturales. El siglo XIX se mueve sobre la idea del progreso. A pesar de las guerras del siglo XX se establece la forma política que algunos han denominado la “era de las Constituciones” y el traslado de la soberanía de la nación al pueblo. El programa demoliberal, luego de no pocas luchas, concede el sufragio y las mujeres libran una de sus batallas más vistosas, el voto. La reacción fascista se extiende sobre Europa, pero el resultado de la Segunda Gran Guerra hace renacer la condena a los poderes absolutos aún en la Guerra Fría y entramos de lleno en el ciclo del liberalismo democrático, las democracias pluralistas y un ritmo keynesiano de la economía. Los partidos políticos viven su época de esplendor. El mercado reina encontrando su máxima expresión en la era Reagan-Thatcher. 

A finales del siglo XX asoma la crisis plenamente. La democracia comienza a dejar al descubierto sus profundos vicios y la desconexión del ciudadano del sistema resalta sus falencias. La representación y la delegación del poder se resquebrajan. La democracia representativa comienza a diluirse como el sistema económico donde funcionaba. Es lo que bien se denomina una crisis de legitimidad. Los partidos políticos se convierten en “partidocracias”, en cotos cerrados que ya no cumplen su función de servir de vehículo a las aspiraciones de la gente común y su papel de intermediación entre el poder y la gente se oscurece. De allí al brote del populismo habría poco espacio. La nueva expresión telegénica saltaría a la palestra con la oferta de soluciones “revolucionarias” milagrosas. 

La democracia es un cambio continuo. Todo proceso de este tipo transcurre en una circunstancia histórica concreta. En la nuestra, en la de los venezolanos de hoy, no podemos temer a lo incierto del futuro. Es la hora de construirlo. Ello es posible en una democracia viva. Imposible en un régimen que impone. Esa transición es parte de nuestro drama actual. 

Son cuatro los pilares sobre los cuales edificamos nuestra visión de país: una sociedad del conocimiento, una república de ciudadanos, una democracia del siglo XXI y una economía al servicio del hombre.

teodulolopezm@outlook.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario