Espacio publicitario

Angostura del Orinoco, 1819

Todos estos triunfos militares que vislumbraban la ocupación de Angostura se opacaban por los conflictos internos que dividían el bando patriota. Por ello, hay una paciente labor...

  • REINALDO ROJAS

25/03/2019 05:00 am

La transformación del puerto fluvial de Angostura del Orinoco, como centro irradiador de la Independencia Suramericana a partir de 1819 fue el producto de una labor colectiva, liderizada por el Libertador Simón Bolívar en los terrenos civil y militar. En carta que le remite al canónigo Cortés de Madariaga, desde Puerto Príncipe (Haití), el 26 de noviembre de 1816 es muy clara al respecto: “En vano las armas destruirán a los tiranos, si no establecemos un orden político capaz de reparar los estragos de la guerra. El sistema militar es el de la fuerza y la fuerza no es gobierno: así, necesitamos de nuestros próceres, que escapados en tablas del naufragio de la revolución, nos conduzcan por entre los escollos a un puerto de salvación”. 

En esa carta invitaba a Madariaga, protagonista del 19 de Abril de 1810, a sumarse junto a Roscio, a la campaña militar que desde Haití buscaba restituir la república ahogada por la rebelión popular de 1814 comandada por Boves, y afianzada con la llegada a Caracas, en abril de 1815, de la expedición militar encabezada por el general Pablo Morillo. En esta misma línea de pensamiento, el 5 de enero de 1817 le escribe al general Lino de Clemente y al Dr. Pedro Gual, donde les informa que el escenario de la guerra ha cambiado en favor de los independentistas con la reconquista de Margarita y de las provincias de Barcelona y Cumaná. Urdaneta ha ocupado San Fernando de Apure y los generales Piar y Cedeño “estrechan a Guayana reduciendo los españoles al casco de la ciudad.” 

El 16 de mayo de 1817 le escribe al coronel Leandro Palacios para informarle que una escuadra al mando del Almirante Brión va en asedio del puerto de Angostura. Y le confirma: “Ahora, más que nunca, debemos confiar en la fortuna, ya que empezamos la restauración de Venezuela por donde debemos; por el Orinoco y por los llanos”. 

Conflictos internos
Sin embargo, todos estos triunfos militares que vislumbraban la ocupación de Angostura se opacaban por los conflictos internos que dividían el bando patriota. Por ello, hay una paciente labor, que se expresa en la correspondencia, donde apreciamos a Bolívar tejiendo una alianza entre los venezolanos, los neogranadinos, los hispanoamericanos y extranjeros que puedan ser útiles a la causa emancipadora, desde México hasta la Patagonia. Les ofrece el proyecto político de construir un Estado republicano, libre e independiente. 

A Martín Tovar Ponte le escribe el 6 de agosto de 1817, ya instalado en Angostura: “Esta provincia es un punto capital; muy propia para ser defendido y más aún para ofender: tomamos la espalda al enemigo desde aquí hasta Santa Fe y poseemos un inmenso territorio en una y otra ribera del Orinoco, Apure, Meta y Arauca. Además poseemos ganado y caballos. Como en el día la lucha se reduce a mantener el territorio y a prolongar la campaña, el que más logre esta ventaja será el vencedor”. 

Pues bien, en Angostura la labor de Bolívar será doble: militar y política. En el campo militar, la capital de Provincia de Guayana se transforma en la base de operaciones de las fuerzas republicanas con proyección hacia el centro de Venezuela y hacia el norte de la Nueva Granada. Desde allí partirán los ejércitos a lograr los triunfos militares en Boyacá y Carabobo. Y desde Angostura partirá la Campaña del Sur que culminará en Ayacucho. 

Se restaura el Estado
En lo político y civil, en Angostura se restaura el Estado venezolano con la creación en 1817 del Consejo Provisional de Estado, organismos colegiado con funciones no solo para asesorar al Jefe Supremo sino con facultades para legislar, juzgar y administrar, ante la imposibilidad en esos años, de constituir un Poder Legislativo. Y un Consejo de Gobierno con el propósito de que “no falte un centro fijo de gobierno y de administración durante la campaña que voy a emprender, y que por mi muerte u otro acontecimiento (...) no quede ésta expuesta a los horrores de la anarquía…”. 

Este Consejo de Gobierno lo constituyeron el Almirante Luis Brión (Presidente), el General Manuel Cedeño (Gobernador y Comandante General de Guayana) y el Dr. Francisco Antonio Zea (Intendente General, Presidente del Congreso y Vicepresidente de la República). 

Como Secretarios de Estado, el Abogado y Coronel Pedro Briceño Méndez (Marina y Guerra) el Dr. Manuel Palacio Fajardo (Estado y Hacienda) y el Lic. Diego Bautista Urbaneja (Interior y Justicia). En el Poder Legislativo el Dr. Juan Germán Roscio (Vicepresidente del Congreso). 

En el Estado Mayor General del Ejército, los generales Carlos Soublette, Tomás Montilla y Francisco de Paula Santander. En 1819, Bolívar logró organizar profesionalmente el Ejército, instaló el Congreso y fundó la República de Colombia. Todo, en la Angostura del Orinoco.

enfoques14@gmail.com 

@reinaldorojashistoriador

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario