Espacio publicitario

Sanciones y precios asfixian al país

La llegada de Zapatero vislumbra algún tipo de negociación. ¿Se reunirá con Guaidó? Pudiera ser una estratagema. ¡No se lo perdonarían al líder opositor!…

  • FELIX CORDERO PERAZA

24/03/2019 05:00 am

Corren tiempos de espera. Como si se hubieran parado las manillas del reloj. Los polos en pugna se observan. Ninguno deja pasar movimiento alguno. Saben, que por más insignificantes que sean tendrán efectos en la estrategia. Nada es improvisado. Nada es al voleo. Todo tiene sentido y gran valor político. Como leones enjaulados se enseñan los afilados dientes. A lo interno de cada quien, analizan, planean y afinan nuevas acciones. En busca de un punto crítico, que haga encender la pradera y traiga el desenlace. Saben que la situación es compleja. Miden sus fortalezas y esperan el momento oportuno. Cada paso es un logro, cada acto suma en el inventario del proceso que iniciaron. La brecha entre los polos se abre y pareciera, a la luz de lo publicado, que cada vez es más lejano y difícil un entendimiento… una negociación política. El grupo de Lima está activo. El de Uruguay y México (grupo contacto) con algunos países de Europa también lo están. Hay acercamiento directo entre EEUU y Rusia, en Roma; cordial… pero sin acuerdo. La avanzada de la Comisionada de DDHH de la ONU, Michelle Bachelet, hace su trabajo en el país. ¡Para EEUU, todas las opciones están en la mesa! 

Mantener el entusiasmo
El reto de Guaidó es mantener el entusiasmo de la masa opositora. Hacer crecer la esperanza. Combatir el desaliento. Mantenerles en las calles, activos y optimistas. Hoy, dirige sentimental y anímicamente a la mayoría del pueblo. De esto, hoy, no hay duda. Es su bastión y también su principal activo. Debe considerar que esta masa amorfa y exigente nunca será fácil de mantener como borregos. La dirige el grupo más preparado, lo que pudiera llamarse pequeña burguesía. Le integran principalmente la clase A, B, C y parte de D y E. La mayoría no está en partidos ni quiere a los partidos. Está descontenta con este gobierno. No por efecto de una política opositora sino simplemente por lo malo que ha sido el gobierno. El otro patrimonio importante es el respaldo internacional que ha logrado Guaidó. El reconocimiento de unos 60 países no es cualquier cosa. Los más destacados del mundo occidental. Quienes alineados con la posición de EEUU acatan y ejecutan las sanciones y restricciones impuestas por el gigante del norte. 

¿Qué hace Zapatero en Venezuela?
Por otro lado, el gobierno deja correr a Guaidó. Lo abandona a su suerte. Sabe que no es peligroso; por ahora. Se le ha ido el tiempo saltando sobre carros y andamios, convocando concentraciones públicas y armando la representación diplomática internacional. Hay que entender que no es fácil su papel. Observo que el ánimo empieza a decaer. Las manifestaciones disminuyen cuantitativamente. Es tal el desespero, porque la gente creía que el cambio de gobierno era ahora. Recorrerá el país sin tropiezo. Las investigaciones en la Fiscalía y en el TSJ continúan muy lentamente. Avanzan en privado. ¡Esperan su oportunidad! Es la Espada de Damocles que el régimen coloca sobre la cabeza del líder opositor. Su aplicación va a depender de las circunstancias. Como una intervención extranjera no está descartada continúan los ejercicios militares. Hay un Comando Político Cívico Militar creado por encima de cualquier institucionalidad. Ese es el cuerpo que manda y define estrategias. Dicen que en él están incorporados los cubanos. Y hasta otras potencias aliadas. La llegada de Zapatero vislumbra algún tipo de negociación. ¿Se reunirá con Guaidó? Pudiera ser una estratagema. ¡No se lo perdonarían al líder opositor!… 

La tendencia es a desmejorar
La tenaza financiera que asfixia es la principal preocupación del gobierno de Maduro. Empiezan a retrasar algunos pagos de obligaciones en la nómina. Las sanciones tienen al fisco nacional insolvente. La banca nacional no posee dinero para prestar. El aumento del encaje legal sacó el dinero de circulación. Lo poco que entra al gobierno es usado en la perpetuidad del régimen. Bachelet reconoció en la ONU que los “grupos de seguridad y colectivos armados están provocando muertes y torturas”. También expresó su preocupación porque las recientes sanciones de EEUU, a las transferencias financieras vinculadas a la venta de petróleo “puedan contribuir a agravar la crisis económica”. La otra asfixia es la que sufre el pueblo con los precios de alimentos y medicinas. Una economía dolarizada y los salarios no llegan a $5. La desesperante situación hace peligrar la paz de la república. La tendencia es a desmejorarse. ¡Que Dios nos coja confesados! 

fcordero@eluniversal.com 

efecepe2010@gmail.com 

@efecepe2010

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario