Espacio publicitario

Origen de la vida

La vida, no sería solo una consecuencia de la mecánica cuántica, sino el objetivo final de la creación del Universo

  • MANUEL ZAPATERO

15/03/2019 05:00 am

Parece que las leyes de la física explican la creación del Universo. Ahora quién es el creador de esas leyes, es una pregunta abierta que requiere una respuesta pensada e inteligente. Matizo lo de inteligente, pues en este caso las ideologías deben quedarse en la puerta, pero no las ideas. Y digo esto para no enfrentar la física con la metafísica. En la lucha del alma que cree y del espíritu que duda, es la ciencia la que pierde. 

Cuando el Universo era un recién nacido, el comportamiento de la materia estaba afectado por la mecánica cuántica, que prohíbe el estado de reposo absoluto. La mínima desviación del estado de reposo se llama fluctuación cuántica y debido a ella, se formarían «semillas» de materia que, por la gravedad, acabarían convirtiéndose en galaxias, estrellas y planetas. De ahí se deduce, que la mecánica cuántica es también responsable del origen de nuestra propia vida. A partir de los principios de la termodinámica sabemos que el porvenir de la vida es incierto y desconocemos hasta dónde puede llegar. Conocemos que en la vida aparece el determinismo, el destino, no sin antes pasar por toda la imaginación fantasmagórica y la existencia cotidiana, en donde a cada instante interviene el azar. En el azar influyen muchos factores en donde los fenómenos aleatorios se contraponen a los fenómenos deterministas. Lo que sí sabemos es que al final de los tiempos, la entropía vencerá a la gravedad y con ella, la vida desaparecerá. Pero los científicos no tratan solo de descubrir y conocer todas las leyes de la naturaleza, sino que también tratan de comprender la razón de nuestra existencia.

Especulaciones recientes, están dando una vuelta al enfoque por el cual un ser vivo pasa de ser el que utiliza la energía para vivir, al que vive para utilizar la energía. Esta hipótesis, nos llevaría a la definición del principio y del propósito, si lo hubo, del origen de la vida. Es decir, que la vida, no sería solo una consecuencia de la mecánica cuántica, sino el objetivo final de la creación del Universo. Y ya en clave filosófica, me aventuro a decir, que el fruto de vivir según la lógica y la conciencia nos conducirá a que el resultado final será siempre un silogismo. 

mzapatero21@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario