Espacio publicitario

El país sin luz

En cuanto a los responsables del país sin luz, es necesario se haga justicia y no quede impune la destrucción que hicieron del sistema eléctrico nacional.

  • PEDRO E. PIÑATE B.

14/03/2019 05:00 am

Agravando severamente la crisis humanitaria que sufre Venezuela, el mega apagón general en 18 estados de Venezuela desde la tarde del jueves 7 de marzo al Lunes 11, con brevísima reconexión parcial y cortes subsiguientes, confirma el colapso más definitivo del sistema eléctrico nacional. Ratifica también al final del régimen, el fracaso de la estatización y centralización de los servicios públicos. incapacidad del régimen es total para asegurar el servicio confiable de energía eléctrica a ninguna región y menos a todo el país. La corrupción, ineptitud y desidia de los organismos, directivos y gerentes a cargo del servicio eléctrico estatizado, es la del régimen que los nombró y debió asegurarse cumplieran bien su trabajo, no debe ni puede continuar. Es inaceptable soportar más tanta ineficiencia tras la destrucción del sector eléctrico, bajo la pésima administración estatal.

Siendo este mega apagón general signo inequívoco de la grave emergencia nacional que se enfrenta, será tarea inmediata del gobierno de transición, restituir y normalizar lo más pronto el servicio eléctrico nacional. El país sin luz espera se conforme un equipo competente que lidere la reestructuración, privatización y descentralizacióna del sector eléctrico. Esto tras revisar las funciones y competencias ministeriales y liquidar los ineficientes y corruptos entes encargados, como Corpoelec, hasta privatizar y descentralizar en adelante al sector eléctrico.

En cuanto a los responsables del país sin luz, es necesario se haga justicia y no quede impune la destrucción que hicieron del sistema eléctrico nacional. En ese objetivo debe evitarse que huyan del país; deteniéndolos preventivamente y sometiéndolos a las investigaciones y procesos de ley. Para ellos no debe ni puede haber amnistía. El crimen cometido es uno terrible con costo incalculable de vidas, de horas laborables y trabajo productivo, de comida podrida en hogares y detales, en fin de compromiso del presente y del progreso de todos y de la nación. Mientras conviene saber, que tras la oscuridad del país sin luz, brilla más iluminado el camino de la libertad que transitamos. En el, todo venezolano libertario encuentra clara guía en nuestro patriótico destino, como si una enorme valla señal imaginaria, leyera: “Libertad, Venezuela, siga derecho. No más tiranía.”

ppinate@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario