Espacio publicitario

Héroes académicos

Las propias autoridades hacen mil peripecias (en autobús, en trole, en motocicletas y hasta en camiones) para llegar hasta sus sitios de trabajo, y para ello deben levantarse de madrugada...

  • RICARDO GIL OTAIZA

14/03/2019 05:00 am

Asistí el viernes pasado como ponente principal a un evento académico en el Núcleo Universitario “Valle del Mocotíes” (Tovar, estado Mérida), de la Universidad de Los Andes (ULA), por invitación del querido amigo y Decano-Vicerrector de Núcleo, doctor José Rafael Prado Pérez. De más está decir que la experiencia me marcó desde lo personal, porque pude vivir (no sin conmoción interior) las mil vicisitudes de los organizadores para no suspenderlo, en medio de un apagón nacional que mantenía al comercio y a las otras instituciones con sus santamarías abajo. Ya me había resignado a tener que dar mi ponencia a capela (cuestión que no me resultaba fácil, por tratarse de un tema muy especializado: Epistemología de la pedagogía, para lo cual requería de citas de autores, referencias precisas y toda una serie de materiales que había preparado con cuidado y detalle), y fui gratamente sorprendido cuando minutos antes de la apertura del evento, trajeron hasta el Núcleo una pequeña planta eléctrica que nos permitió tener sonido y equipos encendidos hasta el cierre de las actividades. 

Fue grata la experiencia por tener un público maravilloso, ávido de conocimientos y de nuevas experiencias. Minutos antes de darse inicio a las ponencias, conocí a una verdadera heroína venezolana, a una joven maestra de una población muy lejana, quien esa mañana defendió con éxito su trabajo especial de grado para optar al grado de magíster, y quien dicta día a día, y de manera simultánea, los seis grados de la educación primaria. De entrada me quedé impactado y me llegó a la mente la memoria de mi madre, quien fue mi primera maestra. Mi madre dictaba primer y segundo grado a la vez, amén de ser la preceptora de la escuela (por ser unitaria), y así lo hizo con estoicismo hasta su jubilación. Luego de un break para el cafecito de rigor, conversé con una de las maestras presentes, y créanme amigos que sus palabras me llegaron muy hondo: “doctor no nos abandone que queremos formarnos” (desean que yo regrese al Núcleo de Tovar para que les dicte la unidad de pedagogía en el doctorado que se inicia en tan importante área del conocimiento).

Ese día viernes quedará marcado en mi memoria por haber sido testigo, no sólo de la hazaña cívica y académica de parte de los organizadores de las jornadas, sino de las muchas que los docentes, estudiantes y el personal de la institución realizan en su cotidianidad. Me cuentan (no sin orgullo) que deben ingeniárselas a diario para sortear mil escollos y trasladarse a la universidad, ya que el transporte es escaso y costoso en aquellas lejanas zonas. Por ejemplo, las propias autoridades hacen mil peripecias (en autobús, en trole, en motocicletas y hasta en camiones) para llegar hasta sus sitios de trabajo, y para ello deben levantarse de madrugada y salir en medio del frío y de la inseguridad reinante. Sin embargo, a pesar de todas las vicisitudes por las que deben pasar, no se rinden, e incluso van más allá de sus propias posibilidades humanas para ofertar a los jóvenes de Tovar, y de las poblaciones circunvecinas, diversas opciones en carreras universitarias, postgrados (especialidades, maestrías y doctorados), y actividades de extensión y de investigación. 

Desde acá vaya mi mensaje de admiración a toda esa gente del Núcleo Universitario del “Valle del Mocotíes” de la ULA: gente afable y sencilla; universitarios cabales; héroes que en esas apartadas zonas geográficas del Andes construyen con dignidad el país en el que creemos. Igual consideración para los héroes anónimos de toda Venezuela (Caracas, Maracaibo, etc.), que hacen de las dificultades auténticos retos. 

@GilOtaiza 

rigilo99@hotmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario