Espacio publicitario

De espacio

Espacio para acoger a todos aquellos, que no piensan como nosotros pero que buscan un mismo fin. De espacio para invocar un nuevo comienzo, de lucha y de logros

  • JOSÉ ANTONIO GÁMEZ E.

23/01/2019 05:00 am

Después de casi dos semanas de explicaciones y análisis, lo único que he logrado entender es que el problema para definir la actual coyuntura, es una cuestión de espacio. Es decir, después de toda la exégesis jurídica y la interpretación política, la cosa parece reducirse a un problema físico. No se puede llenar lo que está lleno. No se puede ocupar lo ocupado. No se puede vaciar lo vacío, ni excluir lo excluido. Reducir lo que ya se encuentra reducido, es simplemente imposible. 

La impresión que ofrecen los actuales líderes democráticos, es la de una actuación serena y racional. Nada da la sensación de improvisado. Las cosas que se hacen y las soluciones que se proponen, se han pensado bien. Partiendo de lo evidente, se logra avanzar hasta razonamientos y supuestos que en tiempos recientes parecían insuperables. Hay el nacimiento de una nueva esperanza, de la mano de líderes jóvenes. Unos dirigentes que pertenecen a una generación que le tocó madurar aceleradamente. Son jóvenes, pero experimentados. Y están logrando lo que nadie creía posible. Están logrando la unidad. La unidad superior. 

Durante veinte años, el hartazgo se hizo con el poder. De una forma u otra son los satisfechos, los que mandan y ordenan a su antojo. Los que no tienen que trabajar, ni pretenden producir. Están en la posición de mando y ordenamiento del trabajo y la producción. Una verdadera tragedia. Solo esa sensación de llenura y de autocomplacencia, es capaz de explicar la disociación con la realidad nacional y sus problemas. 

El continente
Por contraste, más allá de la élite. Todo se encuentra vacío. Podríamos decir que se encuentra despojado. Desalojado. Exfoliado. Desgastado. Expropiado e invadido. A nadie le sobra nada. A todos nos falta, hasta lo más fundamental. La vida se ha hecho cuesta arriba. Todo alcanza un costo que supera nuestras posibilidades de trabajo y producción. Posiblemente los venezolanos, nunca habíamos sido tan iguales. Todos estamos empobrecidos y desvalidos, frente al poder omnímodo de un Estado opresor. 

Resulta imposible no estar y sentir esa imposibilidad de surgir, de crecer. Casi de sobrevivir. La destrucción de los medios de producción y el acorralamiento de las fuentes financieras, hacen de la situación un auténtico callejón sin salida. La participación en el intercambio de bienes y servicios es nula e infructuosa. Se comprende el imperativo de muchos, de emigrar. 

Hacer espacio
La necesidad de que los ciudadanos tomemos una actitud alternativa ante la crisis, está en el centro de la estrategia para el cambio. No podemos negar que la guerra psicológica y mediática a la que hemos estado expuestos, ha ocupado un espacio importante en nuestras actitudes y expectativas. Hay mucho miedo y resentimiento interior. Posiblemente el signo más evidente es el inmediatismo, con que pretendemos resolver los problemas que nos aquejan. Sin dudar en ningún momento de lo agudo de la situación, no podemos apostar a superarla de una manera superficial ni instantánea. 

Con constancia y sin pausa cada uno debe procurar hacer espacio a una nueva disposición. Una actitud de lucha contra los móviles, que ha inducido el modelo invasor en cada ciudadano. Espacio para la esperanza, espacio para la acogida, espacio para la constancia, espacio para el deseo, espacio para la confianza en nosotros y en nuestra posibilidades. Espacio para acoger a todos aquellos, que no piensan como nosotros, pero que buscan un mismo fin. De espacio para invocar un nuevo comienzo, de lucha y de logros. De espacio para llegar a puerto seguro. De espacio para volver a la Venezuela de lo posible, de lo nuestro. 

jagamez@icloud.com

@vidavibra

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario