Espacio publicitario

El “espíritu” del 23E

Hoy es, de nuevo, 23 de enero. Es de vigilia, esto es, del que se mantiene despierto. Aquél fue un final y un comienzo. Este un comienzo en procura de un final...

  • TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ

23/01/2019 05:00 am

Se estableció la expresión “espíritu del 23 de enero”, trasladando un concepto metafísico y reflexivo, al hecho de la caída de la dictadura perezjimenista. A menos que tal “espíritu” sea el que sobrevoló Caracas el 1 de enero de 1958 desde la base de Boca de Río o uno que venía impregnado en los blindados del Cuartel Urdaneta. 

El plebiscito de 1957 llevó a dos cambios de gabinete, los días 10 y 13 y la salida al exterior de Laureano Vallenilla Lanz y Pedro Estrada. Ante semejante cuadro el “espíritu” apareció con su potencialidad de origen latino, pues en esta lengua primigenia significa “ánimo”, hasta el punto que el 21 de enero los intelectuales hablan y se declara una huelga de prensa, dentro de una general. 

Son dos alzamientos militares, el 23 de julio (Castro León) y el 7 de septiembre (Moncada Vidal y Mendoza Méndez), los que disparan la unidad y hace pensar a los políticos que las cosas no están tan estables como parecían. Elegir un candidato unitario ya parece imposible. El único defensor de esta última tesis es el PCV. Los demás creen que pueden llegar al poder. De allí el 31 de octubre AD, Copei y URD suscriben el Pacto de Punto Fijo, en el que excluyen al PCV, en mi sempiterna opinión un error. Tiempo luego España daría ejemplo con el Pacto de la Moncloa, a la cual el líder comunista Santiago Carrillo da un aporte sustancial. 

Esa unidad a tres se rompe cuando el canciller Ignacio Luis Arcaya renuncia al no apoyar una declaración de aislamiento en contra de Cuba durante la VII Conferencia de Cancilleres de la OEA, lo que marca la salida de URD del gobierno. Comienza la “guanábana”, según definición del imaginario popular. 

El “espíritu” ya estaba flaco en la quinta “Punto Fijo”. La juventud adeca, junto al PCV, comete el trágico error de la lucha armada. El “espíritu” en lo político lo es de conocimiento humano. Spiritus del verbo spirare, soplar, aspirar, espirar, respirar, suspirar, transpirar. 

Hoy es, de nuevo, 23 de enero. Es de vigilia, esto es, del que se mantiene despierto. Aquel fue un final y un comienzo. Este un comienzo en procura de un final. Uno intelectivo, por la potencia de entender y por la destreza en el resolver. Juan Guaidó lo definió muy bien “..como primera acción”. 

teodulolopezm@outlook.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario