Espacio publicitario

¡Lo voy a hacer!

Los cambios comienzan a suceder cuando soy capaz de comprenderme como parte de un sistema que me representa y que yo represento. ¿Los desequilibrios del mundo me muestran algo de mí andar?

  • ARGENIS ALEXANDER ANGULO

07/12/2018 05:00 am

Las sociedades son como su unidad mínima, como cada ser humano, hasta las más “crecidas” están luchando por alcanzar un equilibrio… Menos desigualdades, más equidad, menos impacto negativo en el entorno, más cuidado de los recursos, menos conflictos, más bienestar. 

Y en esa lucha tenemos grandes talentos, dones y recursos, que se enfrentan a gigantes creencias limitantes, miedos, y áreas del saber que ignoramos.

Así, por ejemplo, recientemente pude observar cómo en la India de los extraordinarios avances tecnológicos, la pobreza vive bajo telares y plásticos improvisados en cualquier espacio público que el desorden deje disponible. En las tierras que concibieron el yoga como práctica poderosa para el desarrollo integral del ser, la conciencia de la conexión vital que brinda la respiración viene cargada de una dramática polución que puede afectar la salud respiratoria de cualquier citadino del mundo. 

Poseemos dos grandes fuerzas que combaten entre sí, la que reconoce y defiende la trascendencia de la vida humana, de cada una de ellas; y la que lucha porque solo la dejen vivir mientras pueda, como quiera y a los precios que sea. Es la lucha entre lo ecológico y el derroche, entre la solidaridad y el egoísmo, entre la sabiduría y la ignorancia, entre la abundancia y la escasez. 

Pero si podemos comprenderlo con facilidad, si podemos ver a las sociedades en esas batallas por la evolución humana, debería ser igual de sencillo observarnos en ellas; es decir, reconocer que lo que son, con aquello que admiramos y con lo que detestamos, es una representación de cuanto somos como individuos. 

Es allí, donde los cambios comienzan a suceder… Cuando soy capaz de comprenderme como parte de un sistema que me representa y que yo represento. Como para preguntarme: ¿qué de lo que observo en las noticias se parece a mí? ¿Cuánto de lo que sucede en mi país se parece a lo que pasa en mi familia? ¿Los desafíos de mi trabajo se parecen a los de la comunidad en la que vivo? ¿Los desequilibrios del mundo me muestran algo de mi andar? 

Así surge el poder de reconocerse como parte de... Porque si soy parte, soy responsable. Y si soy responsable, algo puedo hacer. Y si algo puedo hacer, al menos yo, ¡lo voy a hacer! 

argenisangulo@gmail.com 

@argenisangulo

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario