Espacio publicitario

Estado y objetivos económicos

Los grandes paradigmas para la estabilidad del crecimiento y el desarrollo de las economías industrializadas son lograr la sostenibilidad de sus actividades productivas

  • SADCIDI ZERPA DE HURTADO

06/12/2018 05:00 am

Las empresas exitosas son producto de la planificación y organización sistemática del proceso de producción. Su ascenso en los modelos de desarrollo capitalistas, socialistas o comunistas, ejemplifican las relaciones burocráticas-autocráticas, tanto políticas como económicas. En ciertas regiones de Asia Pacífico la centralización confuciana de la administración del poder y la autoridad política evidencian la estrecha relación entre el modelo de desarrollo y la configuración de las grandes corporaciones domésticas industriales y comerciales, hoy altamente vinculadas en redes de producción transfronteriza con América Latina, Europa, América del Norte y África.

La dimensión de la intervención del Estado en Corea del Sur, Japón y China evidenció la inequívoca relación de los Chaebols, Zaibatsu (hoy Keyretzu) y las TVs con el Estado Desarrollista, inicialmente establecido en Japón. La formulación de sus políticas industriales son ejemplo de la capacidad del Estado para impulsar la generación del cambio técnico endógeno, mediante el subsidio de las actividades de I+D y el apoyo a la investigación en universidades y laboratorios públicos; todo lo cual formó parte del proceso de cambio técnico necesario para que se diera la innovación, la absorción y la adopción de tecnologías extranjeras a la realidad productiva asiática.

En Venezuela, la profunda intervención del Estado en la economía ha logrado: 1) convertir al país en la nación de América Latina con mayor énfasis en las relaciones económicas con Asia Pacífico, debido principalmente a su acercamiento político e ideológico con la Republica Popular China; y 2) hacer del país la economía más relacionada económicamente con su propia región, debido a la elevada dependencia comercial con los países de América Latina y el Caribe. Estos resultados dan cuenta de una economía cuyo patrón comercial incluye: a) China, exportaciones del sector materias primas y minerales, b) India, importaciones del sector farmacéutico, b) Asia Central, importaciones de automóviles y maquinaria para el sector agrícola, y c) América Latina, importaciones de bienes manufacturados y de tecnología baja, en especial alimentos y bebidas.

Esto demuestra que la intervención del Estado venezolano no ha roto el paradigma económico tradicional de la época preindustrial, no existe una política industrial con claros objetivos de desarrollo y de promoción de exportaciones que evidencien la articulación productiva por medio del copiado, el autoaprendizaje y la inversión en licencias extranjeras, así como mediante la asistencia técnica que oriente el aprendizaje por imitación y facilite el proceso de absorción y adopción tecnológica. Solo se esta priorizando la estabilización macroeconómica por medio de la fijación de los precios relativos que han coartado las oportunidades y las relaciones económicas del país con el resto del mundo.

Los grandes paradigmas para la estabilidad del crecimiento y el desarrollo de las economías industrializadas son lograr la sostenibilidad de sus actividades productivas y encontrar la posibilidad para difundir el progreso tecnológico en el desarrollo de las pequeñas y medianas industrias de las economías menos avanzadas. Lamentablemente, la ausencia de programas de desarrollo estructurados sobre una relación de autentico avance han hecho de la autonomía relativa y el poder competente un requisito sin cumplirse en Venezuela. Por ello, se requiere de la formulación y ejecución de políticas industriales con objetivos claros y factibles, donde se incluya la participación del sector público y privado en la búsqueda del cambio tecnológico local.

@zerpasad

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario