Espacio publicitario

Centro

TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ. Este país debe moverse hacia el centro hasta el punto de hacer posible una confluencia entre centroizquierda y centroderecha sobre un programa mínimo.

  • TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ

07/11/2018 05:00 am

Una concepción de centro político puede variar, y varía, de país en país. Podríamos ir hasta Aristóteles en su idea del justo medio, pero lo que nos interesa precisar es su conveniencia en la Venezuela de hoy. Hay principios generales de definición, no obstante, tales como una economía mixta que combine el respeto por la propiedad privada con la convivencia pacífica con otros tipos de propiedad y, también, con una reformulación de la democracia, tal como nuestra tesis de una democracia del siglo XXI. 

Centro es la renuncia al encierro en ideologías como cuerpos cerrados e intocables de doctrina en momentos en que ellas han perecido. Centro es la renuncia al dogmatismo y a los extremos encerrados en él. 

Se puede estar en la centroizquierda o en la centroderecha y a ello me refería específicamente al hablar de los cambios de percepción dependiendo del país donde se esté, pero aun así, inclinándose en la práctica gubernativa hacia variables diversas, aseguremos que el centro tiene caracterización propia y, en consecuencia, no es un mero equidistante de los extremos, aunque sí los rechaza. 

Mucho menos es lo que los ignorantes creen: una posición acomodaticia, una indefinición oportunista, una relatividad. No, centro implica tener las cosas muy claras, defender la capacidad de entendimiento, no perder nunca la sensibilidad social, procurar una economía al servicio de los intereses democráticos, mantener la mente abierta y un respeto permanente por los derechos humanos en su más amplia acepción. Centro es, pues, un recipiente de ideas propias, aunque los ignaros crean lo contrario. 

Las polarizaciones ideológicas deben dejarse en el pasado. Tenemos en el poder de este país un extremismo de izquierda absurdamente ideologizado, dogmatizado, uno que cree en recetas inmodificables aun con el sacrificio de la población. Frente a él está naciendo, ya nació, una postura de extrema derecha, intolerante y necia y desprovista de toda idea, incapaz de dar una sola respuesta para confinarse en sí misma. 

Este país debe moverse hacia el centro hasta el punto de hacer posible una confluencia entre centroizquierda y centroderecha sobre un programa mínimo. Este es el único camino para enfrentar la dramática reconstrucción de Venezuela. 

teodulolopezm@outlook.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario