Espacio publicitario

De Star Wars y la glándula pineal

JULIO CÉSAR PINEDA. El pinealismo busca estimular la producción de Melatonina, con los beneficios para la salud física y mental mediante la concentración y la meditación

  • JULIO CÉSAR PINEDA

20/09/2018 05:00 am

Este próximo sábado, por segunda vez asistiremos en el Centro Turístico Internacional “Altamira Village” al entrenamiento para la activación de la glándula pineal, método que en Venezuela ha difundido la periodista Maritza Rodríguez, pero cuya impronta en América Latina desde hace varios años la ha dejado la chilena Fresia Castro, con su Organización “Cyclopea”, que universalizó el método de activación interna de la glándula pineal bajo el criterio que la fortaleza y el poder para hacer cualquier cosa son inherentes al ser humano usando ciertos poderes cósmicos en el holograma universal del cual forma parte el hombre, todo bajo el imperativo del amor, condición inscrita en nuestro ADN. Coincidiremos nuevamente, con un importante grupo de profesionales, entre ellos comunicadores sociales, médicos, psicólogos, filósofos, ingenieros, provenientes del mundo de la ciencia y de la cultura, más allá de las religiones y de las ideologías. El pinealismo, más allá de la Filosofía y la Ciencia, cosmológica; metodología por vía de la experiencia, busca estimular la glándula pineal y su producción de melatonina, con los múltiples beneficios para la salud física y mental mediante la concentración y la meditación, elevando la frecuencia de los circuitos neuronales en las redes electromagnéticas, para la búsqueda de una mayor felicidad; armoniza al hombre con el otro y con lo otro en el holograma universal, cambiando la percepción de su entorno. La melatonina, además del efecto positivo en el sueño y en el descanso, ayuda al sistema inmunológico y regenerativo, mejora el control emocional, la relación con los otros y la aceptación de uno mismo. En esto la física y la mecánica cuántica se dan la mano; con la primera búsqueda de los filósofos griegos, en la cosmogonía de los presocráticos y en la ontología de los tres grandes maestros: Sócrates, Platón y Aristóteles. Pero también, en las grandes religiones como el hinduismo, el budismo, el judaísmo y el cristianismo en la búsqueda del principio del todo dentro de la unidad y la diversidad. 

Frente al nihilismo de los últimos tiempos, compartimos el criterio del filosofo español Xavier Zubiri, de que hoy nos hemos quedado absolutamente solos, sin el mundo en el cual creían los griegos, sin el Dios de los religiosos de la Edad Media y sin la propia identidad humana, propia del Renacimiento con la afirmación de Descartes del cogito ergo sum. Con Schopenhauer, Nietzsche, Kierkegaard, y todo el existencialismo, especialmente con Sartre, hemos perdido la brújula y se nos escapa el destino. 

Precisamente, Descartes es el primero en el racionalismo, en señalar la importancia del cuerpo pineal, al llamarla “Principal Asiento del Alma”, en su libro Las pasiones del alma (1649). En las filosofías orientales se expresaba la idea del “Tercer Ojo”, que en el hinduismo estaba relacionado con el chakra Ajna, vinculando al misticismo, clarividencia y estados elevados de conciencia, más allá del Dharma, al margen de las visiones teocéntricas, politeístas o agnósticas. Ese “Tercer Ojo” lo encontramos en la cultura sumeria, egipcia y en el sustrato de las grandes religiones como el budismo, el judaísmo, el cristianismo y en el islam. 

En la “Molécula del Espíritu” y en el “Alma de la Profecía”, el psiquiatra y farmacólogo clínico Rick Strassman relaciona la glándula pineal con es-tados superiores del Ser, en su minúscula existencia de 50 a 10 milímetros y su peso de 150 miligramos, cuyo desarrollo se inicia a los 49 días de la vida del feto y la producción de la melatonina. 

En el episodio séptimo de la Guerra de las Galaxias “El Despertar de la Fuerza”, George Lucas moviéndose en la ciencia ficción coincide con todo el pensamiento filosófico tanto occidental como oriental y los nuevos logros de la ciencia cuántica, en relación a lo complejo del Universo y del Hombre, con técnicas avanzadas y efectos especiales, reafirma como principio de todo el lado luminoso de la fuerza, el mismo ARJE de los griegos y la última causa de la Filosofía y de las religiones. Recuerda que la fuerza estará siempre con nosotros como campo de energía creada por todas las cosas vivas. Pero como Platón, es necesario salir de la caverna. El maestro Yoda en la República Galáctica y su colega el maestro Jedi Obi Wan Kenobi, nos recuerdan que “la fuerza es todo cuanto nos penetra y mantiene unida a la galaxia”. La fortaleza de un Jedi fluye de la fuerza a la cual hay que seguir, pero evitando el lado obscuro (ira, temor, agresión) y el propio Darth Sidious, quien fue el último Canciller Supremo de la República Galáctica, nos señala “eres libre para hacer uso de tus poderes, sólo necesitas la determinación para emplearlos al margen de lo que cueste y de quien se interponga”. 

Seguiremos escribiendo sobre estos temas dentro de la reflexión filosófica, otros podrán hacerlo en el contexto científico y en el aspecto metodológico, pero es una iniciativa conveniente en una Venezuela en crisis y en el actual desorden mundial. 

jcpineda@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario