Espacio publicitario

Grandes retos

ECCIO LEON R. Se puede decir por un lado que el capital humano es el principal recurso con que cuenta la sociedad para la promoción del presente y del futuro

  • ECCIO LEÓN R.

12/09/2018 05:00 am

El ser humano como tal es una fuente inagotable de recursos que pueden ser utilizados eficientemente en las relaciones productivas, es así como el capital humano cobra su importancia en el desarrollo de un país, no como un factor más sino también como un instrumento de bienestar, social y económico. 

En nuestra sociedad está cambiando el papel del trabajo dentro del esquema de creación de riqueza. Se puede decir por un lado que el capital humano es el principal recurso con que cuenta la sociedad para la promoción del presente y del futuro, lo que implica impulsar el mejoramiento de las condiciones de vida de los ciudadanos y avanzar a mayores niveles de bienestar.   

Se suele asociar el capital económico al capital financiero. Sin embargo, la economía se sirve de otras formas más sutiles de capital. Ahí están, por ejemplo, el capital de salud o el capital humano, que tienen una enorme influencia sobre la riqueza de un país. El primero, como su nombre indica, tiene que ver con la salud de la población, lo cual impacta de manera indiscutible en el crecimiento económico. Una población sana no sólo es más productiva, sino que genera más riqueza. De ahí, la importancia que tienen las políticas de prevención y los programas de vacunación, la asistencia primaria y todas las acciones encaminadas a prevenir la cronicidad de las enfermedades. El ausentismo laboral e, incluso el escolar, y las pérdidas originadas por los cuidadores forzados que han de atender a familiares enfermos, tienen una enorme incidencia en la economía. No se entiende, por tanto, la politización que existe en un campo que debería llamar al consenso. 

En otro ángulo se encuentra el capital humano que, de forma simple, se corresponde con el conocimiento o las habilidades de los trabajadores que influyen en su productividad y en otros aspectos multidimensionales que tienen reflejo económico, que se complementan con la generación de inteligencia emocional, que tanto valor tiene en la vida laboral. El capital humano nace, por tanto, en todo el campo de la educación, desde la educación primaria o secundaria, como la universitaria, incluyendo todo el panorama formativo que cada persona acumula en forma de inversión presente o futura. Un capital que, al final, tiene mucho que ver con la calidad educativa desde los inicios. 

Las posibilidades de crecimiento y desarrollo de los países dependen en gran medida de los recursos humanos calificados. Esto da una mejor posibilidad a los jóvenes de ser competitivos en un mundo cada vez más cambiante. Estos esfuerzos son de relevancia teniendo en cuenta el deterioro sistemático del que fue objeto la educación nacional, especialmente la educación pública en las últimas décadas. 

Luchar contra la pobreza y superar las desigualadas, también debe recalcarse que parte del principio básico de que el objetivo explícito de la política económica es reducir la pobreza. La política de lucha contra la pobreza va mucho más allá de la percepción simplista de que se trata de programas subsidiarios para atender a los mas necesitados. Parte de un principio básico de que el crecimiento y la generación de riqueza son elementos fundamentales en esa lucha y de que el fin de ese crecimiento y riqueza es precisamente poder reducir la pobreza. 

El gran reto es entonces crear empleos y oportunidades empresariales de mayor calidad y productividad en todo el territorio nacional y en las zonas de menos desarrollo, así como articular las nuevas exportaciones con el resto de la economía a través de encadenamientos que permitan una mejor distribución de la riqueza. 

Se requieren múltiples acciones para mejorar las condiciones de nuestra población, en el campo de la vivienda, la salud, en el campo del entorno social, económico. Esas acciones mejoran el capital humano. Sin embargo, generan particular incidencia las acciones para incrementar las habilidades y destrezas de la población. 

La educación como un derecho fundamental del ser humano, es también una herramienta básica en el desarrollo de un país, pues cuanto mayor sea el grado de educación de un pueblo, se rompen las causas estructurales que producen la pobreza. De ahí que en este campo, el gran reto que surge sea ampliar la cobertura, mejorar la calidad y diversificar la educación nacional. Garantizar una educación para todos, mediante el aumento en las coberturas de los servicios, el mejoramiento de su calidad y pertinencia, la diversificación de las ofertas de tal forma que atiendan la diversidad de la demanda nacional y la flexibilización estructural del sistema educativo. 

En fin, esos grandes retos, no agotan por sí mismos la problemática total del país, la que obviamente es mucho más amplia. Los retos son esos puntos medulares sobre los que se debe incidir para poder evolucionar de la situación actual, hacia una situación futura deseada. 

@el54r 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario