Espacio publicitario

Conocimiento colectivo

TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ. Nos enfrentamos a un cambio en el concepto mismo de poder. Ya no se ejercerá para impedirnos sino para dejarnos hacer. Bien puede hablarse de microfísica del poder

  • TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ

12/09/2018 05:00 am

He hablado en varias ocasiones de avanzar hacia la constitución de una sociedad civil global para dar una dimensión universal al destino, hacia una articulación de diversidades que pasan a conformar un todo sin dejar de ser cada una en sus particularidades. Aun en una situación poshumana se requeriría recoger lo disperso y mantener el pensamiento como forma de realidad. 

Nos enfrentamos a un cambio en el concepto mismo de poder. Ya no se ejercerá para impedirnos sino para dejarnos hacer. Bien puede hablarse de microfísica del poder. Lo que se busca es simplemente conectar y el poder es producir más y más superficies de ensamblaje. De manera que el disenso sería gestionado para despolitizar lo aberrante, siendo suficiente que el dividuo genere suficiente información para permitir el anticipo. 

Con una amplia bibliografía a cuestas, Agamben analiza el funcionamiento del poder y la organización social a partir de paradigmas como el “campo de concentración” o el “estado de excepción” y, por supuesto, de la biopolítica de Foucault, definiendo la lucha de la vida contra el poder que trata de someterla a sus fines por medios a menudo ilegítimos: “La historia de los hombres no es acaso otra cosa que el incesante cuerpo a cuerpo con los dispositivos que ellos mismos han producido -con el lenguaje en primer lugar”. Agamben constata los nuevos mecanismos de control -y he allí la explicación de porqué su escenario no es la ciudad sino el campo de concentración o el estado de excepción- para decirnos con un honesto pesimismo que el signo es la imposibilidad del sistema de funcionar sin transformarse en una máquina letal. 

El asunto en el campo filosófico se remonta a la distinción entre la vida y la política (para los antiguos zoé y bios), pero en los términos actuales y futuros podemos decir que se abre una nueva relación entre ontología y política. Blanca Callén Moreu y Francisco Tirado Serrano en Sujeción y poder en el posthumanismo (Política y Sociedad, 2008, Vol. 45 Núm. 3: 93-107 107) nos muestran salidas como la recuperación de la interdependencia buscando otras presencias y conectándonos con ellas, produciendo conocimiento colectivo. 

El egoísmo es lo perentorio que debe pasar al olvido y al destierro. 

teodulolopezm@outlook.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario