Espacio publicitario

Depresión, asesino silencioso

VIVIAN SLEIMAN. Este trastorno mental es más frecuente de lo que llegamos a imaginar. Afectando más a la mujer que al hombre, aunque hoy estamos casi a la par en esta estadística

  • VIVIAN SLEIMAN

13/06/2018 05:00 am

La depresión es el resultado de interacciones profundas de factores sociales, psicológicos y biológicos, es una carga emocional que somete la salud mental tanto en nuestro país como en el mundo, acrecentándose aún más en los últimos meses. Según la OMS: un 4,4% de la población mundial sufre de depresión y casos en aumentan un 18% en 10 años. 

Ginebra. - Al menos 322 millones de personas en el mundo sufren de depresión, un 18% más que hace una década, y otros 264 millones padecen trastornos de ansiedad, un incremento del 15% respecto a hace diez años, según los últimos datos revelados hoy por la organización Mundial de la salud (OMS).

La depresión en la mayoría de los casos no es una respuesta inmediata a algún acontecimiento de ahora, muy por el contrario, tiene que ver con el acumulativo de incidentes pasados. Diferenciándose de los ataques de pánico, ansiedad, estrés, comportamiento obsesivo compulsivo, la depresión es una tristeza profunda, sentimientos de inutilidad, fatiga crónica, sentimientos de culpa, aunque en muchos casos estén relacionados los síntomas descritos anteriormente. La persona pierde el apetito, cansancio extremo, con ausencia de sueño o la acción contraria sueño desmedido. 

Lamentablemente muchos subestiman la depresión pensando que es un capricho de la persona, para llamar la atención, cuando es igual de grave, o a veces más letal que un cáncer, pues “no hay peor enfermedad que la falta de amor” frase citada por la Madre Teresa de Calcuta, y esto en sí, es la depresión (la persona no se siente amada, padeciendo un profundo vacío interior) suelen no expresar sus sentimientos porque le avergüenza o les da miedo tan solo poder comunicarse. 

Si no se trata a tiempo toda depresión corre el riesgo de volverse crónica generando un gran desnivel químico en la persona reflejados en su ámbito social, laboral y cognitivo. Un trastorno depresivo mayor crónico suele manifestarse posterior a un prolongado tiempo en la sumisión de una tristeza, proporcionado por la relación de la persona con la familia, pareja, amigos, trabajo, perdida física de un ser querido, etc. 

Este trastorno mental es más frecuente de lo que llegamos a imaginar. Afectando más a la mujer que al hombre, aunque hoy estamos casi a la par en esta estadística, conllevando al suicidio en el caso más nefasto. Aunque existe eficaces e innumerables tratamientos para la depresión con terapias cognitivas, psicoanálisis, psiquiatría, más de la mitad de los afectados en todo el mundo, e incluso el 90% de la población de algunos países, no reciben tratamientos, por falta de recursos o porque ni siquiera reconocen que existe un problema, algunos, aunque le reconozcan se encierran en su propio laberinto mental sin ver una luz al final del túnel. 

Reconocer el problema es indispensable, buscar ayuda, no quedarnos en silencio ni en la soledad porque, en estos casos la soledad será nuestro peor enemigo, crear una higiene mental con pensamientos positivos a través del poder de la afirmación, el poder del pensamiento para crear una conciencia elevada. Reinventar nuestra vida a diario, en caso de que la tristeza te haya robado los sueños, inventarte nuevos sueños (aunque sea se mentira o de fantasía) la importancia de soñar es la que nos mantendrá vivos, somos del tamaño de nuestros sueños, aunque la tormenta emocional haya sido devastadora, debemos encontrar los mecanismos necesarios para volver a soñar. 

Herramientas que nos ayudarán a despertar conciencia y dar paso a la depresión es: Meditar, hacer yoga, activarnos a través del ejercicio pues no hay mayor antidepresivo que el ejercicio, cambiar nuestra rutina diaria, hacer catarsis gritando en una habitación donde nadie te escuche, escribir, pintarlo que te haga sentir paz interna, soltando pesos emocionales, desprendiéndonos de la profunda tristeza, buscar la manera de romper los tabú y hablar, la acumulación de la ira, angustia y frustraciones, conlleva al declive de la depresión, buscar poder hablar será una gran vía de escape a este mal que acecha cada día sin distinción de raza, religión, sin distinción de estatus social ni económico, a todos nos ataca por igual. 

En mi opinión particular una de las grandes causas de la depresión es debido a que cada día estamos más alejados de nuestro espíritu, alejados de Dios, estamos tan concentrados en crecer profesionalmente que olvidamos crecer espiritualmente. No importa que título tengas, cuanto éxito hayas alcanzado, si tu espíritu no está alimentado por el ser, a través de la fe ese que será nuestro motor de vida, difícilmente ningún éxito te podrá llenar, como te llenara la gracia del señor, a través de la fe y tu cuerpo, pues tu cuerpo es tu templo. Cuida, ama, valora y respeta tu vida, pues es un regalo y bendición de DIOS. 

Vivian Sleiman autora Best Seller coah motivacional 
Twitter: @vivsleiman 
Instagram: @vivsleiman 
vivsleiman@gmail.com  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario