Espacio publicitario

Delitos en centros comerciales

ALFREDO YUNCOZA. Soy un creyente de lo que algunas víctimas del delito han llamado “presentimiento”, es algo que les hacía sentir que eran observados o seguidos por alguien.

  • ALFREDO YUNCOZA

12/06/2018 05:00 am

Especialmente en Latinoamérica los centros comerciales se convirtieron en una atractiva opción de negocios y de recreación para los ciudadanos. Los promotores incorporaron a sus proyectos diversos sistemas de seguridad los cuales variaban su nivel de complejidad de acuerdo con los requerimientos y objetivos. 

Los criminales determinaron que era una oportunidad para desarrollar sus actividades ya que las grandes concentraciones de visitantes y los movimientos de mercancías lo hacían interesantes para ello. Es así como progresivamente empiezan a aparecer casos y modalidades delictivas. Los responsables de la seguridad iniciaron entonces análisis que les permitieron incorporar, reforzar o modificar los sistemas para elevar los niveles de protección. 

Pero como ya lo he manifestado en otras oportunidades, de ningún sistema de seguridad se pueden obtener el máximo de su eficiencia si los ciudadanos aún como clientes objetivo de dichos sistemas, no contribuye con la implementación y el mantenimiento de hábitos de prevención. A continuación, mencionaré algunos de ellos. 

Al estacionar su vehículo seleccione un área donde la iluminación no sea deficiente. Prefiera aquellos puestos cercanos a pasillos, escaleras o ascensores que dan acceso al resto de las áreas. No deje dentro de la cabina maletines, bolsos u objetos que puedan llamar la atención. En la guantera no deben permanecer documentos que lo identifiquen o presenten alguna dirección donde encontrarlo. Active todos los sistemas de seguridad disponibles sean mecánicos o electrónicos. Antes de retirarse memorice el sitio y tome referencias para una rápida ubicación posterior. Si al regresar observa alguna violación o daños al vehículo, sitúe a los representantes de la administración del centro comercial o de la seguridad. Si le es posible tome fotografías que le puedan servir de posterior evidencia. Si nota que el ticket de estacionamiento lo ha extraviado notifíquelo de inmediato. Recuerde que para retirar su vehículo es el único requisito que solicitan. No espere o haga esperar a nadie dentro de la unidad, son más seguras otras áreas comunes concurridas. 

En los centros comerciales es muy sencillo para los delincuentes pasar desapercibidos entre el gran número de visitantes. Basta con presentar una imagen que no sea discordante con el entorno. Quienes acuden por diversas razones en ocasiones olvidan que están en espacios de libre acceso y relajan las medidas de prevención. Por ejemplo, utilizar teléfonos celulares abiertamente o dejarlos descuidados en cualquier sitio, perder de vista a los niños u ostentar bienes de alto valor lo convierte en un objetivo que resalta sobre los demás y hacia quien el delincuente va a orientar su atención. 

Soy un creyente de lo que algunas víctimas del delito han llamado “presentimiento”, es algo que les hacía sentir que eran observados o seguidos por alguien, y que no le prestaron mayor importancia. Si nota a alguien que pudiera estar siguiéndolo o tiene alguna conducta sospechosa, cambie su trayectoria. Si aún así la persona sigue tras de usted no tema solicitar ayuda del personal de seguridad. Algunos de quienes han sido víctimas entendieron tarde que es preferible pasar por fastidioso que dar lástima. 

En casi todo centro comercial está presente por lo menos una entidad bancaria. El hecho que se encuentren allí no quiere decir obligatoriamente que la seguridad es infalible. Una vez más el delincuente se aprovecha de los espacios cercanos para observar y comunicar por un mensaje de texto a su colaborador las características de aquella persona a quien pueden seguir. 

Aunque en los comercios las acciones delictivas la mayoría de las veces están orientadas al local propiamente dicho, si detecta una persona distraída el criminal no va a perder la oportunidad. Mientras hace sus compras o se desplaza no descuide sus bolsos, carteras u otras compras que porte con usted. 

Por apresuramiento muchas veces se incurre en acciones inadecuadas que luego tienen consecuencias. Si necesita un taxi utilice los de la línea del centro comercial o ubique el de cualquier otra que sea de confianza. Optar por los que dan vuelta alrededor o le hacen señas de estar desocupados eleva las posibilidades de ser víctima. Si alguien va por usted, la espera debe hacerse dentro de las instalaciones y fuera de la vista de quienes pueden observarle desde las calles cercanas. 

Si a pesar de las medidas tomadas usted es víctima de un delincuente violento, por favor recuerde que absolutamente nada es más importante que su integridad física. Su actitud debe ser de total sumisión siguiendo las instrucciones que reciba de manera que el delincuente perciba que todo será fácil y rápido. Resistirse va en su contra ya que el criminal tiene a su favor el factor sorpresa y la plena disposición a actuar con fuerza. 

No olvide que la oportunidad es el factor clave sobre el cual usted puede influir decisivamente y sin oportunidad no hay delito. 

ayuncoza@gmail.com 
Twitter: @alfredoyuncoza  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario