Espacio publicitario

  • Diario El Universal

11/07/2019 05:30 am

BENJAMÍN TRIPIER 
Caracas.- Viendo el desfile militar en Buenos Aires con motivo del día de la Independencia Argentina, sentí que 36 años después, las fuerzas armadas, los militares, estaban volviendo a reconectarse con la sociedad, en el proceso de seguir pagando el precio altísimo que les impuso la historia por haber abusado del poder de las armas, que, como las tenían, creyeron que eran de ellos. 

Sin duda se trata de un caso típico de “pagan justos por pecadores”, porque la gran mayoría de sus miembros nunca hubieran querido ni hacer lo que sus jefes hicieron, ni tener que llegar al nivel de descrédito nacional e internacional al que llegaron. 

No se sintió que el desfile se hacía para amenazar ni para mostrar poderío bélico; sino por el contrario se sintió frescura, distensión, y comunión con la gente. Se sintió que la democracia estaba a salvo con ellos, pero que no dependía de ellos. 

Cuando una fuerza armada sale de los cuarteles y maneja empresas del estado, ocupa ministerios, es sospechada de corrupción, se involucra en la represión del descontento social (que casi siempre es genuino), y se convierte en el actor político más importante, la sensación, adentro y afuera, antes y ahora, es que lo hace porque tiene las armas, y que el “error” de habérselas confiado se paga con la destrucción de un país, que, luego habrá que comenzar a reconstruir, pero ya sin ellos. 

El último recurso, y ya cerca del fin, suele ser el enemigo externo, usando una causa justa para beneficio propio. 

Noticias Destacadas

•  Guaidó: Nuestro enemigo a derrotar en este momento es la desesperanza. 
• Escasez de alimentos en Maracaibo fue de 63% en junio (Caracas privilegiada) 
• La Casa Blanca discute si renovar la licencia de Chevron para operar en Venezuela. 
• Rusia: “Venezuela es uno de nuestros aliados más importantes” 
• Jefe del Comando Sur: En Venezuela todavía existe tropas rusas. 
• Acreedores de Venezuela proponen a equipo de Guaidó definir cómo renegociar la deuda externa. 
• Discusión del TIAR se pasó para la próxima semana (¿qué pasó ahí?) 
• Iran: Trump tendrá que escoger entre perder prestigio en casa o iniciar una confrontación militar.

Lo que no es noticia (y debería serlo)

• Que la brutal campaña interna contra Guaidó se estrelló contra la realidad: es el único líder que tiene la oposición, tanto visto desde adentro, como desde afuera. 
• Ni que, la negociación suele ser para administrar el colapso y juntar los pedazos, pero casi nunca para evitarlo. 
• O que, en Barbados hay que construir los puentes que se usarán en el futuro, sin esperar que ahora sea el tiempo de cruzarlos 
• Tampoco que con la renovación presidencial en Fedecámaras se completa un cambio generacional en las tres cúpulas empresariales. Una frase que me gusta: “El pasado nos explica cada vez menos sobre la forma que tendrá el futuro. Entonces, hablemos del futuro”. 

@btripier 
btripier@ntn-consultores.com 
www.ntn-consultores.com 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario