Espacio publicitario

Análisis de Entorno

La transición económica para la población venezolana

  • BENJAMIN TRIPIER

19/05/2019 05:30 am

El 30A fue un día importante, porque arrancó un nuevo juego en la vida política de Venezuela, resultante del aprendizaje, tardío, por parte tanto de EEUU (y del resto de los países que lo apoyan), así como de las fuerzas internas, chavismo y oposición, de que las premisas iniciales ya no son válidas y hay que cambiarlas. Si bien desde afuera tienen la vista del bosque, en nuestro, caso la definición pareciera estar en manos de los arboles.

Todos los actores comenzaron a revisar sus estrategias, y apareció uno nuevo (e inesperado) que es Noruega:

■ Pareciera que la entrada de Noruega como actor es prematura, pues ninguna de las dos partes aun está genuinamente consciente de que la negociación es una posibilidad. Y esto es así porque aun el conflicto no está maduro, ni ha llegado, ni en tiempo, ni en intensidad, a cumplir los estándares básicos de daño y de destrucción, que hacen que un actor de ese calibre entre en escena. La negociación nunca es para evitar el conflicto, sino para detener la destrucción o administrar los escombros. Y aquí y ahora, las dos partes aun creen que le pueden ganar a la otra. Aparentemente, llegaron a Oslo cada uno con sus restricciones y rigideces…y ninguna de las flexibilidades posibles…difícil arrancar así. No obstante, todas las iniciativas pacíficas tienen su mérito, ya sea que el momento sea el oportuno, o que aun no lo sea. Las negociaciones entre el gobierno de Colombia y las Farc duraron cuatro años: ¿podremos nosotros esperar un tiempo así? 

■ En cuanto a los EEUU, ese día, todos comenzaron a tomar en serio al chavismo, y tomaron conciencia de que por alguna razón (evidentemente aun no considerada por ellos) tenían 20 años en el poder, y que la inercia los estaba llevando a 20 años más. Están claros que las sanciones (ablandamiento) deben continuar, y que hay que revisar alternativas y ajustar la manera de aproximarse al tema de Venezuela. Si seguirán considerando a la FANB o simplemente no los considerarán en esta nueva etapa. Pronto veremos en acción las nuevas propuestas que, al igual que las anteriores, no sabemos cuáles son, ni en qué consisten. 

■ La oposición, por su parte, si bien desde entonces ha recuperado a dos presos políticos icónicos para el chavismo, se encontró con que el resto de la dirigencia, que había estado silenciada por el aura magnética de Guaidó, comenzaba a salirse del hechizo, y, masivamente acudir a los medios a plantear sus propios puntos de vista. Si bien hoy la gran masa opositora está intacta y atenta a las convocatorias, el tema ya cambió y aun está por verse cómo se refleja. Cada vez que la oposición estuvo unida, le fue bien, y cuando no, el chavismo tomó ventaja. 

■ El chavismo, por su parte, es quien ese día recibió el golpe más fuerte, pues quedaron al descubierto las vulnerabilidades que la férrea disciplina y el miedo, habían mantenido ocultas, hasta de sus propios dirigentes. La reacción defensiva, de castigo interno para volver a poner orden en sus filas, no está tan claro que sea suficiente, por el deterioro acelerado e indetenible, de la calidad de vida de la gente, incluyendo a los chavistas. La reacción ofensiva, consistió en el encarcelamiento y persecución de dirigentes opositores selectos, así como en rescatar el planteamiento de adelantar para este año las elecciones a la AN. Este movimiento volvería a sacar a la superficie las diferencias internas de la oposición, entre aquellos que estarían dispuestos a participar y aquellos que no. Es una muestra más de que las legalidades paralelas iniciadas en 2017 con la ANC, y que dieron lugar al caso único de “los dos gobiernos” coexistiendo, están vigentes, y aun darán mucho que hablar…y hacer.

Social
Lo social no cambió en nada ese 30A ni está en un nuevo juego, sino que sigue deteriorándose, como testigo asombrado de que el país se va derrumbando, y nadie ni nada parece ser capaz de detenerlo. Si bien lo social es lo que menos “suena” mediáticamente, es lo que está destruyendo los cimientos del poder. Y tal vez el tema de nuevas etapas y nuevos juegos, terminen siendo variaciones de adaptación para seguir ignorando lo que pasa con la gente. Desde allí puede venir el impulso de cambio y transformación, aunque no sea el cambio que la gente espera... 

Política
Lo que estamos viviendo, no se parece en nada al pasado, cercano y lejano. Nunca había habido tanto deterioro (económico, político y social), ni habían actuado tan directa e intensamente, y con tanto compromiso, los EEUU. La cualidad de que más que un cambio de gobierno, se requiere un cambio de modelo, y el hecho de que cada una de las opciones tenga su propia legalidad y hasta su propio “gobierno” coexistiendo, le dan una particularidad que la hace de final incierto.

En algún momento, en los siguientes dos o tres años, deberemos ir a elecciones, y las estructuras de gobierno, regionales y locales, tendrán mucho que ver en los resultados, y allí será importante el trabajo de base que vaya haciendo la oposición, pues el chavismo ya está en eso. Futuros jugadores como H. Rodriguez o R. Lacava, deberán enfrentar a las figuras de la oposición que se presenten. Y allí, los resultados no están tan claros. Seguir pensando en el “todo o nada” no es realista, y termina alejando la solución.

Económico
En lo económico, los cambios son más evidentes, pues estamos entrando en un proceso de liberalización forzada por las sanciones, que si se asume con realismo y buena fe por los actores involucrados (BCV, Banca, empresas y órganos de control) podría llevarnos a que la transición económica arranque mucho antes que la política. Si todos tenemos lecturas similares, y entendemos los nuevos roles que nos tocan, entonces, este puede ser un momento de oportunidad hacia un futuro mejor.

@btripier
btripier@ntn-consultores.com
www.ntn-consultores.co

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario