LABORAL | Viceministro de Trabajo, Elio Colmenares

"Buscar la conciliación, ese es el real diálogo social"

"La conflictividad laboral es cada vez menor. Por ejemplo, este año tenemos un solo conflicto: Sidor", dijo el viceministro.

imageRotate
El viceministro destacó los avances del país para garantizar el trabajo (Cortesía)
YANETH FERNÁNDEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 19 de octubre de 2014  08:29 AM
Siete meses han transcurrido sin que se haya instalado en el país un diálogo social con apoyo técnico de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a propósito de la recomendación que hiciera una misión de alto nivel del organismo por el caso 2254 que presentó Fedecámaras sobre la violación a la libertad sindical.

Para el viceministro del Trabajo, Elio Colmenares, "la OIT no puede ser usada para chantaje", ante la posibilidad de un diálogo distinto al caso 2254.

En el marco de la decimoctava reunión regional de la OIT, que se desarrolló en Lima (Perú), el funcionario aseguró que la visita de la misión del organismo tripartito este año al país fue para tratar el caso de Albis Muñoz, expresidenta de Fedecámaras, quien fue víctima de la inseguridad y no de un atentado a la libertad sindical, como afirma la cúpula empresarial.

-¿Cómo quedaría el Gobierno al no cumplir con la recomendación de la OIT?

-La recomendación de la OIT es que me siente con Fedecámaras a discutir los problemas pendientes del caso 2254. Si quiere, yo me siento y nos vamos a poner a discutir el caso de Albis Muñoz. Ahora yo creo que Fedecámaras quiere hacer otras discusiones, pero la 2254 no tiene que ver con otras discusiones.

Fedecámaras recurrió a mentiras para crear la necesidad de una misión y ahora está entrampada. Mientras la misión de la OIT no resuelva el caso de Albis Muñoz, no puede avanzar en otro. Una de las mayores demostraciones de diálogo que puede dar Fedecámaras es que cierre el caso.

-¿Y qué garantías existen de levantar el caso para avanzar en el diálogo social?

-El diálogo se basa en el reconocimiento mutuo. Si tú vas a sentarte en el diálogo a decir mentiras, yo dejo de respetarte.

-Entonces, ¿no está dada la posibilidad de establecer puentes?

-Yo creo que el interés de Fedecámaras es participar de un diálogo social sobre la realidad que tiene nuestro país, y a eso se le ha invitado. Nosotros tenemos diálogo social con las cámaras sobre el tema horario, tercerización, y las vamos a seguir invitando.

-¿Van a solicitar una reinterpretación de la recomendación de la OIT?

-No. Todos los años vamos a responder el caso 2254.

-El informe de la misión de alto nivel de la OIT plasmó también quejas de varias organizaciones sindicales, ¿qué le dice el Gobierno a los trabajadores?

-Nosotros hicimos una reunión con la Central Sindical Americana recientemente y no fueron capaces de presentar 10 casos. Nosotros no estamos pendientes de enfrentarnos a Fedecámaras ni a los sindicatos. Nosotros queremos que los principios bajo los cuales se construyó la OIT se sigan cumpliendo, que de verdad hagamos una política de enfrentamiento al tema de tercerización, informalidad, para eso es que estamos en la OIT.

-Justamente, la OIT centró su reunión regional de este año en el trabajo decente, ¿cómo se perfila Venezuela en este sentido?

-Nosotros hemos hecho un avance no solamente estadístico, sino cualitativo. Hoy el trabajador identifica como una necesidad y una obligación su permanencia en la seguridad social. Hoy hay un conocimiento masivo de las obligaciones laborales. Esto va combinado con una notable mejoría de las inspecciones del Ministerio del Trabajo.

-El trabajo decente implica también empleos de calidad. ¿Han podido revisar cuáles son las condiciones de la fuerza laboral en el país?

-Sí. Hay un grueso de trabajadores del sector informal que está cumpliendo con la ley, y en el trabajo del sector formal estamos atacando la tercerización.

Ahorita en general la calidad del empleo es buena. Hay cumplimiento no solamente de la normativa laboral, sino de las condiciones de higiene y seguridad industrial.

El salario mínimo se viene cumpliendo. El nivel de detección de incumplimiento es menor a 3%, en el tema de horarios también hay un alto cumplimiento.

-Pese a lo que usted dice, no han cesado los conflictos laborales en el país.

-No es verdad que haya conflicto real, masivo. No hay una conflictividad distinta a la de los años anteriores.

La conflictividad es cada vez menor. Por ejemplo, este año tenemos un solo conflicto: Sidor.

-Pero al Ministerio del Trabajo o a la Comisión de Desarrollo Social del Parlamento acuden semanalmente trabajadores protestando.

-¡Ah!, reclamos, que son distintos. No son conflictos laborales.

-¿Los conflictos tienen características especiales?

-Conflicto es cuando ya no hay autocomposición de la diferencia y tienes que recurrir a lo que dice la ley para imponer tu punto de vista.

-¿Cuál es la data de reclamos que maneja el Ministerio del Trabajo?

-Nosotros recibimos y procesamos más de 100 mil reclamos laborales al año. Procesamos aproximadamente 25 mil despidos ilegales.

-Pero, ¿cuántos reclamos tienen solución, porque según la Memoria y Cuenta de 2013 no llegan ni al 50%?

-No, hay un nivel de satisfacción de respuesta de los reclamos muy alta. Lo que pasa es que no todos los reclamos tienen basamento real. Yo tengo casos, por ejemplo, donde el trabajador faltó y le descontaron salario, y va a meter una denuncia de retención de salario.

-¿Cuál es el panorama actual? ¿Temen un repunte de reclamos laborales ante la situación económica?

-No ha habido más reclamos laborales, sí se ha hecho más difícil la contratación colectiva en la mediana y pequeña empresa.

Crisis económica

El viceministro del Trabajo, Elio Colmenares, admitió que actualmente hay una coyuntura económica de crisis en el mercado, que ha conllevado a una revisión de las condiciones de trabajo, ajustada a lo que establece el artículo 148 de la Ley del Trabajo.

-¿Cuántas empresas contabilizan en esta situación?

-Tenemos un alto número de empresas que están sentadas negociando con sus trabajadores cómo le buscan una salida a la crisis.

-¿Se activaron las alarmas en el Ejecutivo?

- Sí, hemos activado las alarmas. Estamos revisando cuál es la situación, en algunos casos son situaciones indirectas.

-¿Cuá es el rol específico del Ministerio del Trabajo?

-Nosotros estamos tratando de establecer los mecanismos de conciliación para que sean las partes las que busquen las soluciones. No se trata nada más de que el patrón diga que su situación es difícil, tiene que haber una identificación del trabajador con esa situación.

A veces se trata de juntos buscar una salida al problema, porque si no tengo materia prima, ¿qué hago? No puedo fabricar. Pero entonces a lo mejor podemos trabajar el mantenimiento de la planta, vamos a reducir el horario, vamos a tomar medidas temporales. Es buscar la conciliación, ese es el real diálogo social, donde yo me siento con los trabajadores. No a nivel de cúpulas, que a veces no saben lo que pasa abajo.

-¿Esas prácticas se están dando?

-Sí, se han dado en muchas ocasiones.

-¿No son ilegales?

-No porque son producto de ese artículo 148, donde ambas partes pueden ponerse de acuerdo y revisar las condiciones de trabajo de forma temporal.

-¿No temen el impacto de esta situación en materia de empleo?

-No, si lo solucionamos. Lo importante es que tenemos las alarmas prendidas y estamos abordando esos casos.

-¿Y está garantizada la solución a corto plazo?

-Creemos que en la mayoría de los casos vamos a tener la solución. Lo que es importante es que eso hubieran sido empresas cerradas en el pasado y hoy no lo son. Hoy son empresas donde los trabajadores y su patrono, mediante el diálogo, están buscándole salida a una coyuntura.

yfernandez@eluniversal.com

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Pedro López
19.10.2014
6:01 PM
Un verdadero dialogo social se dará en Venezuela cuando en la oposición entiendan que es un país socialista, que la mayor parte de la gente quiere gobiernos con conciencia social, donde no solo las élites tengan voz, sino, que los de abajo también puedan ser oídos, y lo más importante, sean atendidos en sus necesidades básicas, que entiendan que Vzla. es un país solidario, pero sobre todo, que la solución de sus problemas pasa por solucionar los de los más necesitados, que ya basta de egoísmos, de pensar solo en primera persona... Venezuela somos todos, pero de verdad verdad.
 
Por cesar lopez
19.10.2014
10:11 AM
SR MINISTRO INVESTIGUE LO QUE ESTA PASANDO CON LOS TRABAJADORES DEL EXTINTO INDEPABIS NO LOS ESTAN REINCORPORANDO A LA SUNDEE,LOS ESTAN BOTANDO A TODOS,NO ES POSIBLE CON UN PRESIDENTE OBRERISTA,CON HUGO CHAVEZ NO ESTARIA OCURRIENDO ESO
 
Por JOSE TOMAS MILANO PARMA
19.10.2014
9:05 AM
Los entrevistados últimamente por este "diario" pareciera que viven en otra Galaxia;su percepción de la realidad nacional es tan distorsionada que sirve hasta para justificar el desastre de pais que han "forjado" desde 1999. Pareciera mas bien que lo que desean crear es una especie de "califato" caribeño,con burka y demas artificios,en el cual todo seria encaminado a "adorar" al que te conté,con todas sus deformaciones mentales.
 
páginas:
1 |
 
Cerrar
Abrir