Aprietan controles sobre la distribución

Mecanismos existentes se extenderán a todos los bienes.

imageRotate
El Gobierno hace seis años creó guías de movilización con el fin de frenar el contrabando ARCHIVO
ANGIE CONTRERAS C. |  EL UNIVERSAL
domingo 24 de agosto de 2014  11:31 AM
El Gobierno tiene pendiente la aplicación de medidas para corregir los desequilibrios de la economía y lo que ha anunciado hasta los momentos ha sido la agudización de los controles.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, dijo esta semana que todos los bienes que se comercializan en el país deberán tener un permiso de circulación que otorga la Superintendencia de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA), a través del Sistema Integral de Control Agroalimentario (SICA), vigente desde 2008.

Este mecanismo se encarga de controlar y vigilar la producción y el despacho de todos los alimentos que circulan en el territorio nacional, a través de la emisión de guías de movilización. En principio, el sistema se aplicaría a los estados fronterizos Táchira, Zulia y Apure, a fin de frenar el contrabando de extracción en los productos de la cesta básica. Al poco tiempo se extendió a toda la comercialización de los alimentos básicos, incluyendo a las materias primas agrícolas como maíz, arroz paddy y café.

Seis años después, el Gobierno retoma el mismo argumento del contrabando de extracción para establecer el sistema de guías de movilización a todos los bienes prioritarios: alimentos, productos de higiene personal, medicamentos, materiales de construcción, entre otros. Incluso un chip para el consumo de la gasolina.

De acuerdo con las cifras enunciadas por el Presidente Maduro, entre 30% y 40% de los productos que deberían estar destinados para el consumo interno se desvían hacia Colombia a través de la frontera. Esto demuestra que el sistema de guiado no ha arrojado los resultados planteados en 2008: detener el contrabando.

En 2012 el desabastecimiento de medicamentos comenzó a agudizarse. Los retrasos en la liquidación de divisas y los precios congelados desde hace 12 años, han mermado la capacidad productiva de esta industria, elevando el índice de faltante de medicinas.

La solución del Gobierno para tratar de contener la escasez en ese sector fue crear el Sistema Integral de Control de Medicamentos (SICM) a través del cual las empresas debían solicitar guías de movilización para la distribución de los productos. Este mecanismo tampoco arrojó resultados positivos.

La escasez de medicamentos se situó en 50% en marzo de este año, de acuerdo con el informe elaborado por el Banco Central de Venezuela y el Ejecutivo nacional asegura que persiste el desvío de medicamentos a través de la frontera.

El problema de fondo es que los precios de los bienes básicos son sumamente económicos con respecto al vecino país y el diferencial cambiario estimula el contrabando. A lo largo de 12 años del control de precios, no se han corregido las distorsiones que ha generado la regulación, fundamentalmente en el sector de alimentos.

Los precios regulados no suben al mismo ritmo en que se disparan los costos, lo que afecta la rentabilidad de las empresas y se afecta la producción, lo que genera una oferta insuficiente de bienes en el mercado. De acuerdo a los datos de Cavidea, ya en mayo las ventas solamente de alimentos tuvieron una caída de 5,98%.

Más regulaciones

Los precios de venta al público tanto de los alimentos como de los medicamentos declarados de primera necesidad se encuentran sometidos al control del Gobierno desde 2003.

La regulación ha mutado y en los últimos 12 años no se ha flexibilizado la política, sino que se ha vuelto más rígida. En 2011, el Gobierno creó la Superintendencia Nacional de Costos y Precios Justos (Sundecop) por medio de la cual se regularon 204 productos, en 19 categorías de cuidado personal y limpieza del hogar con la finalidad de frenar el auge en los precios.

Si bien el efecto inmediato se evidenció en una ligera desaceleración de la inflación, al cabo de un año el resultado de la medida fue el desabastecimiento en los productos que fueron controlados, y que hoy prácticamente no se consiguen en el mercado formal, tras dos años de precios congelados.

En vista de que la Sundecop no fue efectiva, y que además el 2013 cerró con una inflación de 56,2%, el Gobierno de Maduro llevó ese organismo a otro nivel reformando el ente regulador de los costos y precios así como la Ley por la cual se rige. En enero de este año, se promulgó la nueva Ley Orgánica de Precios Justos y con ella se creó la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socio Económicos (Sundde), que nació para regular el porcentaje de ganancia que pueden obtener las empresas privadas, que no debe exceder el 30%.

Consumidor afectado

En vista de que no han aplicado medidas efectivas para estabilizar los precios y el abastecimiento, el Gobierno ha optado por aplicar una serie de mecanismos que afectan el consumo de la población.

Comenzó por un programa piloto en los supermercados de los estados Táchira y Zulia, donde las personas podían comprar alimentos y rubros básicos una vez por semana, y aplicaba para unos 20 productos. El objetivo era detener el "bachaqueo" hacia Colombia.

Este mecanismo se extendió a las redes de comercialización del Estado: Mercal, Pdval y Abastos Bicentenario, donde los usuarios quedan registrados con el número de la cédula y son identificados cuando tratan de comprar fuera de los lapsos permitidos. Su fin era evitar la extracción de productos subsidiados o controlados.

Ahora esos mecanismos han evolucionado en el Sistema Biométrico de la Misión Alimentación, que consiste en registrar a los venezolanos que compren en cadenas públicas y privadas, no sólo con su número de identidad sino también con la huella dactilar.

Este mecanismo viene a oficializar una práctica recurrente en las cadenas de supermercados, abastos y farmacias desde 2008: fijar cuotas de productos por persona.

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Walter Riedel
28.08.2014
10:23 AM
Esta bas....ra roja controla, reprime y vigila a los ciudadanos honestos. Sería mejor comenzar a producir otra vez en todas las fabricas y fundos que se robaron y que ahora están baldíos y deteriorándose.
 
Por Gustavo Sánchez
24.08.2014
9:46 PM
Los comunista del régimen están trasformando nuestra bella patria en una gran cárcel, control en la compra de comida, fronteras cerradas, prohibición de circular en moto con horario, permiso para manifestar, censura y cierre de programas de TV, radio, periódicos , presos los estudiantes, presos políticos, reducción de los vuelos internacionales, monopolio de los $ (dólares), monopolio de la mayoría de bienes de consumo; gasolina cemento, cabilla, gas, servicios públicos, buena parte de los medios de información, 70% del sector agro alimentario, monopolio de los insumos agrícolas. La constitución es letra muerta lo importante para el régimen es la permanencia en el poder. Despierta Venezuela mas adelante será tarde. Todo se reduce a controlar nuestras vidas en todo para doblegarnos e imponernos la dictadura castro-comunista.
 
páginas:
1 |
 
Cerrar
Abrir