Compartir

CONSTRUCCIÓN.

EL UNIVERSAL
domingo 28 de julio de 2013  12:00 AM
En 2007 el Gobierno amenazó a las cementeras con nacionalizarlas por considerar que la producción que tenían no era suficiente para cubrir las necesidades del sector construcción. Un año después (2008) se materializó la advertencia y el Estado asumió el control de las tres principales empresas (Cemex, Holcim y Lafarge). En los últimos cinco años esas cementeras estatales han estado enfrentando dificultades operativas y financieras que han limitado la producción. Actualmente, dos de las tres cementeras estatales han disminuido los tipos de cementos que producían, situación que ha llevado a las constructoras a importar una de las modalidades de cemento para poder continuar con los proyectos habitacionales. Fuentes del sector construcción han señalado que en el transcurso de este año se han estado adquiriendo en el exterior toneladas de cemento blanco, porque ya no se fabrica en el país.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar