Compartir
| OPINIÓN

Dolarización de Argentina ya

Una solución sencilla para los problemas monetarios de Argentina

imageRotate
Argentina está en el punto donde se encontraba a finales de 1980
STEVE H. HANKE |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
martes 14 de mayo de 2013  12:00 AM
Una vez más, Argentina lucha con su vieja enemiga: la inflación. Ahora, parece que la historia pudiera repetirse pronto, ya que Argentina se tambalea al borde de una nueva crisis monetaria.

Desde el martes por la mañana, el tipo de cambio del peso argentino (ARS) por dólar estadounidense en el mercado negro se ubicó en 9,87. En consecuencia, actualmente, el valor del peso es 47,3% menor que la tasa de cambio oficial. Esto arroja una tasa de inflación anual implícita de 98,3%.

Por el momento, el régimen masivo de control de precios vigente en Argentina suaviza en cierto modo los efectos de esta elevada tasa de inflación. Sin embargo, el control de precios no es sostenible en el largo plazo. De hecho, los "precios mentirosos" de corto plazo no logran sino distorsionar la realidad económica, lo cual en última instancia conduce a la escasez.

Sin embargo, existe una solución sencilla para los problemas monetarios de Argentina: la dolarización. Yo he defendido la dolarización en Argentina desde hace más de dos décadas, mucho antes de la aparición de la denominada" junta monetaria". Para dejar las cosas claras, Argentina no tuvo una verdadera junta monetaria entre 1991 y 2002. En realidad, como yo había previsto en 1991, el "sistema de convertibilidad" fungió más de banco central que de junta monetaria. Este mecanismo de tipo de cambio fijo estaba condenado al fracaso y ciertamente fracasó.

La Crisis Argentina de 2001 a 2002 podría haberse evitado fácilmente si el país sencillamente se hubiera dolarizado. Argentina tenía activos externos más que suficientes para dolarizar su economía, incluso hacia finales de 2001. Pero el gobierno argentino, a través de una serie de políticas erradas, terminó por "dejar flotar" la moneda.

No es sorprendente que Argentina haya regresado ahora al punto donde se encontraba a finales de 1980. Así que, ¿cómo puede dolarizarse Argentina? En pocas palabras, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) debería tomar todos los activos y pasivos de su balance en moneda extranjera y convertirlos a dólares estadounidenses. Posteriormente, el banco central cambiaría estos dólares por todos los pesos en circulación (base monetaria), a un tipo de cambio fijo. Según mis cálculos, el BCRA necesitaría al menos $56,36 millardos para dolarizar a la tasa de cambio oficial (al 23 de abril de 2013).

Al 23 de abril, el BCRA tenía activos externos netos equivalentes a $ 31,23 millardos. Si Argentina decidiera dolarizar su economía a la tasa oficial de ARS / USD de 5,17, tendría $25,13 millardos menos que los $56,36 millardos necesarios para cubrir la base monetaria. Dicho esto, si el BCRA utilizara un tipo de cambio más cercano a la tasa de cambio del mercado negro (es decir, de libre mercado), la dolarización sería más fácil de alcanzar. Por ejemplo, si Argentina decidiera dolarizar a una tasa de 9,33 pesos argentinos por dólar estadounidense (5,5% inferior a la tasa de peso argentino por dólar estadounidense en el mercado negro a la fecha del martes), necesitarían solo 31,23 millardos de dólares para cubrir su base monetaria y dolarizar la economía. Esta es la cantidad exacta de activos externos netos que posee el BCRA (ver el cuadro adjunto).

Dolarización de Argentina

A la tasa oficial de pesos argentinos por dólares estadounidenses (en millardos de dólares

Base monetaria $56,36

Menos los activos externos netos del BCRA $31,23

Fondos adicionales necesarios $25.13

A una tasa de 9,33 pesos argentinos por dólar estadounidense (en millardos de dólares

Base monetaria $31,23

Menos los activos externos netos del BCRA $31,23

Fondos adicionales necesarios $0

Fuente: BCRA y cálculo del Profesor Steve H. Hanke, Universidad Johns Hopkins.

Nota: Estos cálculos se basaron en el balance del BCRA al 23 de abril de 2013.

El resultado sería una economía argentina libre del flagelo de la inflación que la ha golpeado durante décadas. En efecto, Argentina podría finalmente experimentar esos beneficios que disfrutan los demás países dolarizados, como Ecuador.

A continuación, presento (con un pequeño cambio) mi plan para la dolarización de Argentina, el cual planteé por primera vez hace más de una década.

Plan de Hanke para la dolarización de Argentina:

1. Sustituir oficialmente el peso por el dólar estadounidense a una tasa de 9,33 pesos por dólar.

2. Eliminar el banco central como ente emisor de moneda. Transferir sus activos financieros a otras entidades.

3. Permitir que los bancos emitan billetes (papel moneda). Los billetes de los bancos no serían moneda de uso obligatorio, ya que al igual que ocurre con los cheques de viajero emitidos por los bancos, las personas tendrían la opción de aceptarlos o no.

4. Eliminar el control de cambio poco tiempo después de la dolarización, lo cual debería ser factible, ya que la dolarización acrecentaría la confianza en el sistema bancario.

*Steve H. Hanke es profesor en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, y Académico Titular del Cato Institute en Washington, D.C. En la década de 1990, se desempeñó como asesor del presidente argentino Carlos Menem y su ministro Domingo Cavallo. Asimismo, fue asesor del presidente venezolano Rafael Caldera en 1995-1996. Su cuenta en Twitter es @Steve_Hanke

Traducción: Maryflor Suárez R.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Oscar Humberto Pimentel Piña
14.05.2013
3:34 PM
Guao! Este señor es súperliberal. Si aquí propusiera esas medidas lo atacarían al momento. Pero yo también creo que eso es lo correcto, solo que debe saber hacerse.
 
cerrar