Compartir

Estiman que una subida de sueldos impulse la inflación

Según Ecoanalítica al cierre de este año la inflación puede ser mayor a 31%

imageRotate
Empresarios alertan que ante un alza salarial las autoridades deberán permitir ajustes en los precios de productos regulados ARCHIVO
ANGIE CONTRERAS C. , ROBERTO DENIZ |  EL UNIVERSAL
jueves 11 de abril de 2013  12:00 AM
Durante la campaña electoral los dos principales candidatos a la Presidencia de la República han coincidido en una promesa: habrá aumento de salarios.

Más allá de las diferencias en la propuesta y de quien resulte ganador, un alza en el salario mínimo tendrá consecuencias en el funcionamiento de la economía. Asdrúbal Oliveros, director de la firma Econalítica, aseguró que el incremento del salario se traducirá en más presiones inflacionarias.

En los cálculos de Econalítica la inflación de 2013 rondaría 31,4%, pero fue estimada en base a una subida de 25% en el salario mínimo. Pero la promesa de ambos candidatos supera esa proyección.

"Con este ajuste sumaría dos o tres puntos más probablemente al tema de la inflación, por lo cual vamos a tener una presión inflacionaria este año bien importante", dijo Oliveros a propósito del anuncio de Nicolás Maduro, de mejorar el sueldo mínimo entre un 38% y 45%.

Henrique Capriles, por su parte, ha anunciado un aumento general de sueldos por el orden de 40%.

Según Oliveros, para algunas empresas el efecto en la carga laboral será cuesta arriba y el Gobierno deberá permitir ajustes de precios en los casos de los productos regulados. "El Gobierno tiene que ir a un proceso de revisión de precios a menos que quiera seguir profundizando el tema de la escasez".

Recordó que con la devaluación de la moneda decretada en febrero pasado las empresas sometidas a control de precios sufrieron un golpe en su planificación. "Hay sectores que ya la estructura de costos se les vio alterada con pasar de 4,30 a 6,30, principalmente los sectores regulados: alimentos, medicinas y cuidado personal".

Detalló que para las empresas más pequeñas el impacto puede ser mayor. "Este incremento de salario pesa fuertemente en muchas industrias en la parte agroindustrial, no solamente la grande sino también la pequeña y mediana que efectivamente va a tener incidencia en el valor de los productos del campo".

Agroindustria en apuros

Las industrias del sector de alimentos esperan que cuando se revisen los precios controlados el Ejecutivo nacional tome en cuenta el incremento en la mano de obra que entraría en vigencia en mayo, en septiembre y en noviembre de este año.

El sector está a la espera de que se ajusten los precios de unos 12 rubros básicos, cuyo rezago oscila entre 15 y 25 meses. Fuentes de la industria de alimentos apuntan que en esos casos hay entre tres y cuatro ajustes del salario mínimo que no han sido considerados y que fueron asumidos por las empresas.

Consideran que antes del primero de mayo deben anunciarse los aumentos de precios, de lo contrario, será difícil para las empresas asumir el nuevo aumento en el salario mínimo.

Reconocen que hay empresas donde los salarios se rigen por contrataciones colectivas, y los sueldos están por encima de la remuneración básica. Sin embargo, las pequeñas y medianas industrias tienen más personal que devenga el salario básico.

En el caso del sector agrícola estiman que habrá impacto pero en menor proporción que en la agroindustria, debido a que el salario de los trabajadores del campo está por encima del mínimo.

Pedro Rivas, presidente de Fedeagro, señaló que si bien la medida impacta los costos no es lo que más pesa en las estructuras del sector. El insumo que más peso tiene son los agroquímicos.

Fernando Eseverri, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas, considera que los anuncios sobre incrementos de salarios son un reconocimiento de la alta inflación que golpea a la población.

"Es un reconocimiento a la inflación que estamos viviendo de hecho y el impacto que eso tiene sobre la población venezolana".

Sin embargo, el directivo considera que es necesario pensar en un nuevo modelo económico ya que el país está en un círculo de alta inflación y escasez que no logra superarse con los controles implementados hasta ahora.

"Estamos frente a un modelo económico que está totalmente agotado, tenemos un régimen cambiario que no está funcionando, unos controles de precios que tampoco están funcionando, una inflación galopante y una escasez que se está agravando día a día".

Por su parte, Jorge Botti, presidente de Fedecámaras, manifestó que una medida de ajuste salarial para que sea sustentable tiene que ir acompañada de políticas económicas.

Comentó que las empresas cumplirán con cualquier aumento y destacó que ya muchas compañías realizaron correcciones, sobre todo aquellas que no producen insumos controlados.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Jorge Rugeles
11.04.2013
6:34 PM
POS CLARO MANO, Y DESPUES VENDRÁ OTRO PAQUETAZO MAS. POR QUE NO SE ATACA LA CAUSA DEL MAL, QUE ES EL CASTROCOMUNISMO LADRÓN Y SUS REPRESENTANTES, LOS MALANDROS CRIOLLOS. SOLO SE LE DA ASPIRINA PARA ALIVIAR EL DOLOR MOMENTÁNEO.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar