Compartir

Devaluación agudiza crisis económica en la frontera

Los comerciantes señalan que las ventas han disminuido

imageRotate
Para comerciantes es difícil conseguir insumos para confección ARCHIVO
LORENA EVELYN ARRÁIZ |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
lunes 18 de febrero de 2013  12:00 AM
San Cristóbal.- Una vez que se oficializó la devaluación, gran cantidad de personas acudieron a Cúcuta. En su mayoría, las casas de cambio se quedaron sin dinero en efectivo el fin de semana, pues la conversión de dólar a peso colombiano resulta altamente rentable para el venezolano.

La frontera reclama atención de las autoridades para incentivar un mercado deprimido, donde cada vez van menos venezolanos, mientras que el colombiano consigue pocos productos ante la escasez de alimentos e insumos.

En San Antonio del Táchira, los comerciantes señalan que luego del anuncio del ajuste cambiario, las compras de lavadoras, cocinas y neveras se dispararon. "Veíamos pasar de San Antonio, vía a Cúcuta, gente con garruchas que llevaban enseres para el hogar porque decían que se pondrían más caros", dijo Claudia Delgado, gerente de una importadora de ropa.

Aunque es común que desde Colombia se realicen estas compras, ese fin de semana aumentaron las ventas a pesar del poco surtido que había en San Antonio.

Lorena Muñoz, comerciante, contó que la gente que viene de Caracas u otras partes de Venezuela no compra nada porque todo les resulta caro "pero no se han dado cuenta que todo sube, todo incrementa a causa del dólar".

"El bolívar se devaluó y todo se cayó. Nosotros dependemos de Colombia porque toda la materia prima debemos comprarla allá, ya que en Venezuela no hay materiales para la confección; por ejemplo, el cuero, en Cúcuta lo conseguimos mucho más caro pero hay existencia", señala Nancy Cáceres, dueña de una fábrica de carteras y bolsos.

Asegura que el comercio está prácticamente solo. "La gente no viene, ni del otro lado tampoco porque cuando compran una mercancía, al pasarla, las autoridades dicen que es contrabando".

Poco personal

Luego del asueto por las fiestas de carnaval, a Nancy Cáceres solo le llegaron dos de sus 12 empleados. "Los colombianos dijeron que no les servía trabajar en Venezuela porque el dinero nuestro no les servía para vivir en Colombia mientras que los venezolanos le argumentaron que, dada la devaluación de la moneda, era mejor trabajar en Colombia".

Considera que no puede trabajar con el mismo número de personas. Sus ventas se han reducido drásticamente. "Apenas vendemos un millón o un millón doscientos y eso es mucho, cuando antes de vendían cinco o seis millones, y podíamos mantener todos los gastos que se generaban".

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Jose A. Fajardo Puertas
19.02.2013
6:01 AM
EL gobierno del lacayo de Castro trás 14 años de (des)gobierno ha sumido la "patria nueva" en la ruina, en la misería hiper-inflacionaria, en la (casi) bancarrota de las cuentas del Estado (record en corrupción también), entrega de la soberanía a Cuba y muchos cadáveres porque no les interesa el tema de la Seguridad Nacional salvo si es su sillón.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar