Compartir

Señalan que incertidumbre alimenta alza en los precios

Indican que el dólar paralelo es el más seguro para reponer los inventarios

imageRotate
El 8 de febrero el Gobierno eliminó el Sistema de Transacciones de Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) que operaba el BCV V.CORREALE/ARCHIVO
ENDER MARCANO |  EL UNIVERSAL
domingo 17 de febrero de 2013  12:00 AM
Analistas y empresarios coinciden al señalar que la confianza y la estabilidad son elementos fundamentales para el desarrollo de la economía de un país, y en Venezuela esos elementos cada vez se desvanecen más y más. Las trabas legales, los controles de precios, de cambio y las expropiaciones, por el contrario, alimentan la desconfianza en el entorno y con ello también se abre el espacio para la especulación.

Esta aparece cuando las acciones oficiales van armando un cerco cada vez mayor sobre el sector privado que incrementa la incertidumbre sobre el futuro y dificulta aún más la planificación.

La más reciente muestra de lo complicado de llevar a cabo una planificación empresarial en Venezuela es la medida de eliminación del Sitme, anunciada el 8 de febrero junto a la devaluación de la moneda de 4,30 bolívares por dólar a 6,30 bolívares. El Sitme era una forma legal, distinta a Cadivi, para acceder a divisas en el país que ahora se ha cerrado.

Otro punto que alimenta la incertidumbre en el país es precisamente el acceso a las divisas, incertidumbre que crece ahora ante la canalización de todas las importaciones a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi). En ciertos casos, el no tener la certeza de a qué tipo de cambio se repondrían los inventarios llevó a los empresarios a fijar sus precios en función de lo que establecía el mercado paralelo.

Ángel García Banchs, director de Econométrica, explicó que el tipo de cambio paralelo "es el más seguro" y el que "garantiza las divisas para la reposición de inventarios". El economista agregó que con la eliminación del Sistema de Transacciones de Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) el Gobierno termina dando la razón a aquellos que han utilizado la tasa no oficial para fijar sus precios y que solían acudir al Sitme como fuente de divisas. "Para acceder al tipo de cambió oficial cada vez hay más obstáculos", señaló.

Recordó que ya para el 2010, cuando se eliminó de manera oficial el mercado permuta, el dólar paralelo ganó mayor peso en la fijación de los valores de reposición en el país, pues las aprobaciones del Sitme estaban muy por debajo de lo que se transaban en el permuta libre y crecía la incertidumbre sobre la tasa a que se adquirirían los dólares.

Este panorama se hizo más evidente desde octubre del año pasado cuando las autorizaciones a través del Sistema se vinieron a pique, y el promedio de más de 40 millones de dólares diarios que llegó a tener descendió a 15 millones de dólares.

La capacidad del Sitme se agotó para proveer el mercado, porque se trataba de un mecanismo que era alimentado por deuda en dólares emitida por la República. Una vez concluyeron las emisiones públicas el Sitme se fue secando.

El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, admitió el jueves pasado que uno de los objetivos del Sitme era controlar el dólar paralelo, y esto se dejó de cumplir desde octubre.

Las consecuencias llegaron al mercado. Ya para noviembre y diciembre la inflación comenzó a acelerarse, tras marcar 2,3%y 3,5% respectivamente, para terminar con 3,3% en enero. Este período estuvo acompañado por un constante aumento en el dólar no oficial.

Ajuste complicado

El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, dijo que las importaciones deben reducirse en 29%, y que deben destinarse a rubros prioritarios. El Sitme atendía precisamente a aquellas actividades que no eran prioritarias y estaban fuera de Cadivi.

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, comentó que "la peor parte" con la eliminación del Sitme es que hay sectores donde no pueden ajustarse los precios al mercado paralelo, porque las estructuras de costos o la competencia "no dan". El resultado, según estima, será la salida de algunas de estas empresas del mercado, en especial las pequeñas y medianas.

"Lo que se puede provocar es que muchas salgan del mercado, disminuyan la variedad de los productos para las personas, además de los efectos adversos en empleo, bienestar y sobre todo escasez", indicó el economista.

Cuando el mercado toma en cuenta estos aspectos se sigue manteniendo y alimentando la incertidumbre, así como la desconfianza en el sistema venezolano. El resultado final son más aditivos que dificultan la planificación y alientan la especulación en el país.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por JOSE NUNES
17.02.2013
8:42 AM
EL DOLAR PARALELO ESTA BASADO EN LO INDICADO COMO BASE MONERARIA, EL CIRCULANTE.,COMO EL GOBIERNO EMITE MONEDA COMO LE VENGA EN GANA,ES POSIBLE QUE HASTA EL PARALELO ESTE SUBVALORADO.ASI QUE MOSCA.!!!GRACIAS FIDEL.!!!
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar