Espacio publicitario

"Ready Player One": Anécdotas y curiosidades

Se exhibe en los cines la nueva película de Steven Spielberg, donde se combina la añoranza por los años ochenta con un futuro dominado por la realidad virtual.

  • MICHAEL NISSNICK

24/04/2018 08:27 am

Michael Nissnick

Desde el pasado 30 de marzo se exhibe en los cines venezolanos “Ready Player One: comienza el juego”, la nueva película del director Steven Spielberg centrada en la nostalgia ochentera y los posibles alcances futuros de la realidad virtual. Echemos un vistazo a algunas curiosidades relacionadas con esta superproducción.

La historia

El film número treinta y tres de Steven Spielberg se ambienta en el no tan remoto 2045, cuando una serie de crisis políticas y ambientales han condenado a la humanidad a una vida de miseria y hacinamiento. Ante tan desolador panorama, la gente encuentra su único alivio en OASIS, un programa de realidad virtual que recrea con increíble realismo decenas de mundos en los que la gente puede interactuar mediante un avatar diseñado a su medida. Uno de los usuarios es el joven huérfano Wade Watts, protagonista de la película y dueño del avatar “Parzival”.

Las cosas cambian cuando fallece James Halliday, el excéntrico fundador y director de OASIS, no sin antes dejar ocultas en su creación tres llaves que dan acceso a un “huevo de Pascua”. Quien lo obtenga primero heredará OASIS y la inmensa fortuna de Halliday. Este reto origina una frenética competencia a la que se suma la empresa rival IOI, encabezada por el siniestro Nolan Sorrento, quien buscará apoderarse de OASIS para sacarle provecho económico. A este empeño se opondrán Watts y sus aliados Samantha (avatar: Art3mis), Helen (avatar: Hache), Toshiro (avatar: Daito) y Akihide (avatar: Shoto).

La novela

“Ready Player One” adapta la exitosa novela homónima, publicada en 2011 y ópera prima de su autor, Ernest Cline, quien también firma el guion de la película junto con el veterano Zack Penn.

Cline se considera un apasionado de la cultura popular, especialmente de los años 80, época que homenajea constantemente en su libro (y por extensión en el film). Asimismo, “Ready Player One” no es su primera experiencia como guionista, pues en 2009 se estrenó la cinta escrita por él, “Fanboys”, producida por los hermanos Weinstein y cuyo argumento, ambientado en 1998, gira en torno a cinco fanáticos de “La Guerra de las Galaxias” que buscan asaltar el Rancho Skywalker, propiedad del creador de dicha saga, George Lucas, con el fin de ver “Episodio I: La amenaza fantasma” antes de su estreno oficial.

El director

“Ready Player One” es ante todo un canto de amor a los ochenta, quizás la década más recordada, homenajeada y parodiada de la actualidad gracias a la resurrección de franquicias como “La Guerra de las Galaxias”, “Blade Runner” o “Jurassic Park”, así como el estreno de series de la talla de “Stranger Things”.

Por todo ello, nadie más adecuado para trasladar el universo de la novela de Ernest Cline a la pantalla que el “Rey Midas de Hollywood”, Steven Spielberg, responsable de buena parte de la imaginería de los ochenta gracias a éxitos como “E.T., el extraterrestre” (1982) o la saga de Indiana Jones. Spielberg argumenta que la actual nostalgia ochentera quizás se deba a que “los años ochenta tuvieron una refrescante falta de cinismo, y en nuestra historia, eso es a lo que la gente está tratando de regresar”. Asimismo, reconoce que “Ready Player One” es la película que más trabajo le ha costado hacer, junto con “Tiburón” (1975) y “Rescatando al soldado Ryan” (1998).

Los protagonistas

Desde la producción de la película se decidió que “Ready Player One” estuviera protagonizada por actores jóvenes no muy conocidos. El elegido para encarnar al personaje principal, Wade Watts, fue el estadounidense Tye Sheridan, de 21 años, entre cuyos papeles recientes destaca el de Cíclope en “X-Men: Apocalipsis” (2016).

Por su parte, el rol de Samantha, aliada e interés romántico de Wade, recayó en Olivia Cooke, actriz inglesa de 24 años conocida por su participación en la serie de A&E “Bates Motel” (2013-17).

Para el personaje de James Halliday, fundador y director de OASIS, Spielberg seleccionó a su nuevo actor fetiche, el inglés Mark Rylance, con quien ya ha trabajado en “El puente de los espías” (2015) y “El buen amigo gigante” (2016).

Realidad virtual y avatares

“Ready Player One” costó 175 millones de dólares y eso se nota en cada fotograma. Más de la mitad de la película transcurre en el mundo virtual de OASIS, por lo que el trabajo de recreación de escenarios, secuencias de acción y avatares mediante la técnica de captura de movimiento fue titánico. La mayor parte de los efectos especiales estuvieron a cargo de la empresa Industrial Light & Magic (ILM), fundada en 1975 por el creador de “La Guerra de las Galaxias”, George Lucas, y hoy propiedad de Disney.

La película de Steven Spielberg es en buena medida una reflexión sobre el futuro cercano de una de las grandes tecnologías del presente: la realidad virtual, consistente en la simulación de un ambiente generado por computadora y que funge como reemplazo del entorno natural de los usuarios. Los primeros experimentos con realidad virtual datan de los años 60, pero el término no se acuñó oficialmente hasta 1987. Hoy se la aplica cada vez más en diversos ramos de la ciencia y el entretenimiento y su desarrollo futuro ofrece grandes posibilidades. A juicio de Steven Spielberg, “Ready Player One” es como mirar en una bola de cristal el mundo que nos espera dentro de algunos años.

Otro concepto informático con importante presencia en el film es el de avatar, la identidad virtual de un usuario de internet o videojuegos. Este término tiene su origen en la religión hindú. Significa “el que desciende” y designa la encarnación terrestre de alguna divinidad. Son especialmente famosos los nueve avatares del dios Visnú, quien en su empeño por ayudar a la humanidad ha asumido en varias ocasiones la identidad de diversos animales, de héroes como Rama o Krishna e incluso la del mismísimo Buda.  

Los “huevos de Pascua”

En 1978, Atari lanzó su popular videojuego “Adventure” pero se rehusó a concederle el mérito a su programador, Warren Robinett, quien como protesta se las arregló para burlar a los ejecutivos de la empresa y esconder una llave en el juego. Si el usuario daba con ella, tenía acceso a un cuarto secreto con el nombre de Robinett.

De este modo nació el primer “huevo de Pascua” (“easter egg”) de la historia de los videojuegos. Por definición, se trata de un mensaje oculto, o guiño, que el programador esconde en su obra y cuyo hallazgo supone un reto para el juego. El término también aplica a referencias escondidas en otros formatos culturales como canciones, libros y películas.

A “Ready Player One” se la puede considerar con justicia la apoteosis de los huevos de Pascua, pues a lo largo de sus 140 minutos se despliegan centenares de referencias y homenajes a numerosos videojuegos, programas televisivos, películas y personajes de los 70, 80 y 90 (incluso el mencionado “Adventure” tiene un rol importante en la historia). Son tantos que un parpadeo puede hacer que el espectador se pierda un buen número de ellos. La mayoría de dichos “huevos” son propiedad de Warner Bros, productora de la película.

Obtener las licencias de productos pertenecientes a empresas distintas a Warner fue difícil. Basta con precisar que “Ready Player One” estuvo a punto de quedarse sin homenajes a “La Guerra de las Galaxias”, pues Disney, propietaria de los derechos, era renuente a cederlos. Pero al final accedió y en el film de Spielberg aparecen breves alusiones gráficas y verbales a la saga galáctica.

El propio Steven Spielberg rechazó incluir demasiadas alusiones a su propia filmografía, pues según sus palabras, no quería ser demasiado autorreferencial. Solo aceptó que en la cinta aparecieran de forma oficial el Tiranosaurio de “Jurassic Park” (1993) y el automóvil DeLorean de “Regreso al futuro”, película producida por Spielberg y estrenada en 1985. Pero el director no contó con que sus colaboradores se las arreglarían para introducir a sus espaldas más homenajes a otra cinta que también contó con Spielberg como productor: “Gremlins” (1984).

Twitter: @mhnissnick

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario