Espacio publicitario

Ganadora del Óscar 2018

La historia secreta de “La forma del agua”

La nueva película de Guillermo del Toro, sobre el amor entre una mujer muda y un humanoide anfibio, fue la gran triunfadora en la pasada edición de los Premios de la Academia. Sus orígenes se remontan a un film de terror estrenado hace poco más de medio siglo.

  • Michael Nissnick

13/03/2018 10:48 am

Michael Nissnick

Caracas.-“La forma del agua” es la gran ganadora de los Óscar celebrados el pasado domingo 4 de marzo, donde ganó cuatro estatuillas, entre ellas Mejor Película y Mejor Director, de un total de trece nominaciones. Previamente había tenido su primer triunfo importante al obtener el León de Oro en la edición 2017 del Festival de Venecia.

La cinta dirigida por el mexicano Guillermo del Toro tiene su principal inspiración en un clásico del cine de terror de los años 50. Conozcamos ésta y muchas curiosidades más a continuación:

1-En algún momento a comienzo de los años 40, varios amigos acudieron a la casa californiana del actor y director Orson Welles, quien por entonces filmaba su ópera prima: “Ciudadano Kane” (1940), una de las mejores películas de la historia del Séptimo Arte.

2-Uno de los asistentes fue el director de fotografía mexicano Gabriel Figueroa, quien, con el propósito de amenizar la velada, contó la leyenda de un hombre anfibio de la selva brasileña al que todos los años los nativos ofrendaban una doncella para apaciguarlo. Sus compañeros no le creían, pero Figueroa aseguró tener en su poder una fotografía de la criatura…que nunca mostró.

3-Aquella anécdota (con toda seguridad inventada por Figueroa) quedó en la mente de otro de los invitados a la reunión: Wiliam Alland, colega de Welles y responsable de encarnar al periodista Thompson en la mencionada “Ciudadano Kane”. Alland todavía la recordaba cuando una década más tarde dejó la interpretación y empezó a trabajar como productor en Universal Pictures, la misma empresa que llevó a la pantalla a monstruos de la talla de Drácula, Frankenstein y el Hombre Lobo durante su “Edad de Oro” en los años 30 y 40.

4-Alland vio la posibilidad de convertir la falsa leyenda del monstruo amazónico en una película de éxito, por lo que redactó una primera versión del guion que incluía una escena con varios amigos discutiendo la existencia de la criatura, una alusión a la reunión en la casa de Orson Welles. Esto último fue descartado en el libreto final.

5-La película, rodada en 1954, se llamó “The creature from the Black Lagoon” o “El monstruo de la Laguna Negra” en Latinoamérica. Su trama gira en torno a una expedición científica al Amazonas que llega al hábitat de un extraño hombre- pez, quien intenta defender su territorio de los intrusos al tiempo que se siente atraído por uno de ellos: la bella Kay, interpretada por Julia Adams. 

6-El director del largometraje fue Jack Arnold, famosos por las cintas de serie B de terror y ciencia ficción que rodó en los años 50. Una de las más conocidas, “El increíble hombre menguante” (1957), inspiró a Stan Lee la creación del popular superhéroe de Marvel “Ant Man”.

7-La estrella del film que nos ocupa es, por supuesto, el monstruo de su título, popularmente conocido como “Gill-man”, u “Hombre Agalla”. El traje fue diseñado por Milicent Patrick y su elaboración costó 18 mil dólares. Estaba hecho de caucho y gomaespuma y consistía en varias partes articuladas y pegadas sobre una malla que vestía el actor. Asimismo, la cabeza contaba con tubos de aire comprimido para simular la respiración branquial de la criatura.

8-El Gill-man fue en realidad interpretado por tres actores diferentes: Ben Chapman para la mayoría de las escenas en tierra, el nadador profesional Ricou Browning para las secuencias bajo el agua y Tom Hennessy para las escenas de alto riesgo. A los actores les tomaba tres horas ponerse el traje y otras tantas quitárselo. Asimismo, debían permanecer de pie durante todo el tiempo que lo usaran para no dañarlo.

9-La escena más famosa de la película es aquella en la que el personaje de Kay, vistiendo un traje de baño blanco, nada en la laguna y el monstruo sigue sus movimientos en una suerte de ballet subacuático que no pocos consideran una representación subliminal del acto sexual. La nadadora profesional Singer Stanley sustituyó en esta ocasión a la protagonista del film, Julie Adams. 

10-Aunque la acción transcurre en Brasil, la producción de “El monstruo de la Laguna Negra” no se movió de Estados Unidos. Los interiores se filmaron en los estudios Universal, mientras que las escenas submarinas y la orilla de la laguna se grabaron en el rancho Wakulla Springs de Florida.

11-La banda sonora de “El monstruo de la Laguna Negra” contó con la participación de tres compositores, entre ellos Henry Mancini, quien años más tarde saltaría a la fama con su melodía de la Pantera Rosa.