|
compartir
|
| MEDALLISTAS OLÍMPICOS VENEZOLANOS

El golpe dorado de "Morochito"

El boxeador cumanés se colgó la medalla de oro en los Juegos de México 68

imageRotate
"Morochito" Rodríguez se inmortalizó con el oro olímpico
| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 |
SAMIR J. JIMÉNEZ P. |  EL UNIVERSAL
domingo 7 de octubre de 2012  12:00 AM
En octubre de 1968 las miradas del mundo se centraron en México, no solo porque se convirtió en el primer país latinoamericano en albergar una cita olímpica, sino también porque fue epicentro de revueltas sociales que se desataron días antes del evento y que terminó con la tristemente célebre Matanza de Tlatelolco en la que murieron más de 400 estudiantes.

Por aquella época en Venezuela se desarrollaba una de las campañas presidenciales más reñidas, en la que se buscaba el sucesor de Raúl Leoni y en la que poco más tarde se alzaría como ganador por muy poca diferencia Rafael Caldera, representante de Copei, dando paso al bipartidismo que reinó en el país hasta los años 90.

Sin embargo, pese al revuelo político y social que envolvía al mundo a finales de los años 60, la XVI edición de los Juegos Olímpicos se convirtió en el escenario perfecto para que el tricolor nacional ondeará en lo más alto de las instalaciones del Arena México, gracias a la hazaña de un humilde boxeador cumanés conocido como Francisco "Morochito" Rodríguez, quien se convirtió en el primer venezolano en conquistar una medalla de oro olímpica.

El inicio de un grande

Cuando "Morochito" Rodríguez dio sus primeros pasos en el mundo del boxeo a los 11 años en su natal Sucre, nunca imaginó que se convertiría poco tiempo después en una de las glorias olímpicas más importantes del país. Aquel niño introvertido -cuyo apodo lo debe al hecho de ser mellizo junto a su hermana Alina, tras haber nacido el 20 de septiembre de 1945- decidió un día dejar de vender pescado con su abuela, para montarse en un ring.

Hoy 44 años después de haber conquistado el podio olímpico, recuerda como si fuera ayer, el momento en el que el árbitro le levantó la mano para indicar que era el ganador de la final del peso minimosca ante el surcoreano Yong-Ju Jee.

"Ha sido uno de los mejores momentos de mi vida, un recuerdo que perdurará por siempre", precisó entre lágrimas.

"Yo siempre le decía a mi maíta que quería ser alguien y por eso decidí dedicarme al boxeo", destaca sonriente.

Uno de los sacrificios que el también doble medallista de oro panamericano (Winnipeg 1967 y Cali 1971) tuvo que afrontar, fue alejarse de los estudios para dedicarse por completo al deporte de la mano de Pedro Gómez y Ely Montes.

"Morochito llegó solo a segundo grado, pero siempre tuvo deseos de aprender. A menudo, cuando tiene que escribir algún mensaje, cuida su ortografía y consulta a quienes están cerca para saber si lo está haciendo bien. Es como un niño grande", confesó Carmen Sabina Blondell, compañera sentimental de Rodríguez desde hace 36 años.

El deporte y la política

El expúgil criollo quien hoy en día se mantiene alejado del mundo deportivo apostado en su humilde residencia en Casalta, asegura que vive de los ingresos que percibe de la jubilación del IND (lugar en el que trabajó por 30 años), la pensión de vejez y un bono que recibe como leyenda olímpica.

"Me gustaría que todas las glorias olímpicas tuvieran una mejor calidad de vida. Nos toman en cuenta solo en los Juegos Olímpicos", dijo Rodríguez, que además confesó no tener buenas relaciones con los entes deportivos del Gobierno.

"Siempre tratan de vincular el deporte con la política. Yo ni soy político, ni soy chavista, solo soy un deportista venezolano", enfatizó.

Pese a que hace pocos días recibió en su casa a algunos asesores de la campaña del presidente Hugo Chávez para grabar una propaganda, "Morochito" Rodríguez asegura no ser amigo del primer mandatario.

"Lo he visto en varios actos deportivos y solo le he preguntado cuando me va a ayudar con una casa nueva", precisó.

Entre virtudes y defectos

Pese a que el primer campeón olímpico de Venezuela es conocido por su buen humor, también destaca por un regio temperamento.

"Morocho siempre quiere imponer su voluntad, todo lo toma a juego. Sin embargo, es un hombre muy cariñoso y entregado a su familia", reconoció Carmen Sabina.

"Morochito" fue quien dio paso a la cosecha de medallas olímpicas para el boxeo criollo. Ocho años más tarde en los Juegos Olímpicos de Montreal 76, un púgil zuliano, conquistaría una nueva presea de plata. Su nombre: Pedro Gamarro.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por antonio castillo
07.10.2012
2:11 PM
Ante todo gracias por estar pendiente de nuestros reportajes. Efectivamente Gamarro ganó la medalla de plata (más bien le arrebataron el oro), pero un error de transcripción publicamos que había obtenido bronce. este error ya ha sido subsanado. Gracias nuevamente de parte del equipo de Deportes de El Universal
 
Por Jose Francisco Aumaitre Salazar
07.10.2012
10:14 AM
Sr. PERDRO GAMARRO (EL TREN DE MACHIQUES) GANO MEDALLA DE PLATA EN UN PELEA SUPER POLÉMICA, DONDE SOLO LOS JUECES DE ESE COMBATE VIERON GANADOR Alemán Jochen Bachfeld
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar