Compartir

Rivero, un león de alto alcance

Carlos Rivero está en la lista de los grandes jonroneros del Caracas

imageRotate
Carlos Rivero despachó su décimo cuadrangular de la temporada ante los Bravos GUSTAVO BANDRES
VÍCTOR MIGUEL GÓMEZ TOVAR |  ENVIADO ESPECIAL / EL UNIVERSAL
viernes 21 de diciembre de 2012  12:00 AM
Valencia.- Para algunos peloteros los segundos años en una liga son los más complicados. Carlos Rivero no es de esos, entra en la excepción.

Y es que el antesalista de los Leones del Caracas el pasado miércoles, en el choque ante Bravos de Margarita en el Universitario, llegó a 10 jonrones en la presente temporada. La conexión fue dantesca -cayó a mitad de gradas por el jardín izquierdo- e histórica.

Pues ninguno de los 10 principales jonroneros de por vida de la franquicia capitalina alcanzaron tal cantidad de bambinazos en su segundo año en la pelota venezolana.

Por ejemplo, Antonio Armas, el máximo jonronero del Caracas con 91, destapó por primera vez 10 o más cuadrangulares en su séptima campaña, específicamente en la 1977-1978, cuando el poderoso toletero derecho dio 17.

Precisamente, hoy en día Armas es el coach de bateo del Caracas y trabaja todos los días con Rivero.

"La preparación que ha tenido ha sido fundamental. La disciplina es muy importante en este deporte y él la tiene", admitió Armas, que en Grandes Ligas llegó a sacudir 251 jonrones durante 14 temporadas.

Es por eso que Armas, tiene suficientes credenciales para avalar el desempeño de Rivero. "Él se tardó un poco para dar el décimo jonrón. De hecho, yo le decía que le tenía miedo al número 10, pero antes del choque ante Bravos me aseguró que iba a sacar la pelota y cumplió", contó Armas.

Es que la determinación ha sido fundamental en el buen momento que vive Rivero, de 24 años de edad.

"Cuando llegué a seis jonrones, me puse como meta el número 10", confesó Rivero, quien tuvo un encuentro de dos bambinazos y seis remolcadas ante nada menos que los Navegantes del Magallanes.

Durante todo el 2012, la ofensiva del barquisimetano ha dado de qué hablar. En otras palabras, lo que está haciendo con el Caracas no es obra de la casualidad.

Este año en triple A, con el Syracuse, filial de los Nacionales de Washington, Rivero dejó promedio de .303 con 10 jonrones, 28 dobles y 64 fletadas en 128 encuentros.

Al finalizar su actuación en ligas menores, Rivero estuvo trabajando en Florida a la espera de un posible llamado a las mayores. Sin embargo, el hecho de que Washington clasificó a la postemporada, impidió el ascenso del antesalista.

Ahora convive en una alineación del Caracas llena de grandeligas. Eso lo motiva a seguir luchando.

"Es muy motivante. A veces todos son grandeligas menos yo y eso te obliga a dar lo mejor de ti", atizó Rivero.

vgomez@eluniversal.com

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar