Espacio publicitario

Al-Attiyah dominó primera semana del Rally Dakar

El piloto qatarí tomó el liderato de la general desde que arrancó en Lima

  • AFP

12/01/2019 05:25 pm

Arequipa.- El Rally Dakar-2019, que montó este sábado sus carpas en Arequipa para su jornada de descanso, vivió una primera semana memorable en Perú. Este es el resumen al intermedio, previo a su final en Lima el próximo jueves.

Nasser al-Attiyah (Toyota):
Dominante. El qatarí tomó la delantera de la clasificación general desde el arranque en Lima y solo la soltó en una ocasión para retomarla al día siguiente, de paso ganando dos etapas.

"Estoy realmente feliz", reconoció, aunque mirando con recelo la experiencia de Stéphane Peterhansel (Mini), segundo a más de 24 minutos.

 Xavier de Soultrait (Yamaha): ¡Sorpresa! No se le esperaba en esta fiesta, pero una llamada telefónica de su esposa le cambió el panorama: "No tenía la impresión de ir muy rápido, ¡pero mi esposa Betty me dijo que tenía que darle más gas!", contó. Resultado: una victoria de etapa, la primera de su carrera en el Dakar, y un bonito segundo puesto. El francés demostró que hay que contar con él para la corona final.

La arena: Anclados. Árbitros-jueces del famoso rally, las dunas jugaron su parte en el inmenso arenero peruano: incluso el experimentado Stéphane Peterhansel (Mini) quedó atrapado, en la segunda etapa y también la quinta. En total, el Dakar-2019 ha registrado 87 abandonos en la primera semana, desde el quad (Dutrie, Souday ...) a la moto (Barreda, Dutto, Pedrero, Gonçalves, Hunt ...), pasando por los autos (Terranova ...) y los camiones (Van den Brink, Sugawara ...)

Eduard Nikolaev (Kamaz): Intratable. El dos veces campeón en la categoría de camiones demostró que el jefe es él. Después de tres victorias de etapa (1ª, 2ª, 5ª) y un tercer puesto (3ª), el ruso cuenta 11 minutos y 54 segundos de ventaja sobre su compatriota Dmitry Sotnikov (Kamaz), segundo, y 16 minutos y 45 segundos respecto al también ruso, Andrey Karginov (Kamaz), actual tercero.

Sébastien Loeb (Peugeot): La revancha. El nueve veces campeón del mundo de rallies pasó una semana de extremos opuestos. Desde un punto de vista técnico, ciertamente consiguió dos victorias de etapa y permanece a la caza en el quinto lugar, a 40 minutos de Al-Attiyah. Pero el alsaciano tuvo que luchar para mantenerse en liza, especialmente después de tres pinchazos y una controversia en torno al 'roadbook' de la tercera etapa.

Afortunadamente, Loeb pudo responder la víspera del día de descanso, dejando a Al-Attiyah a diez minutos y a todos los demás a más de veinte.

KTM: Bajo asedio. Invicta en el Dakar durante 17 años, la marca austriaca aterrizó en el célebre rally con un elenco de lujo en Matthias Walkner, Sam Sunderland y Toby Price: simple y llanamente, los últimos tres ganadores. Pero solo el austriaco, campeón vigente, se ha impuesto por ahora, durante la 2ª etapa. En la general, es el australiano quien salva los muebles como escolta del estadounidense Ricky Brabec (Honda), a 59 segundos.

Joan Barreda (Honda): ¡Adiós! Un breve cameo y luego despedida. Tras ganar la primera etapa y ser tercero en la siguiente, el español tiró la toalla tras quedar atascado. "Nos encontramos con niebla tras alcanzar una cumbre, no había visibilidad, estaba muy resbaladizo, no encontré una solución", resumió decepcionado.

Carlos Sainz (Mini): Atascado. El campeón vigente no pasa por su mejor momento. Tras firmar con astucia un segundo lugar en la primera etapa, que le garantizaba no tener que abrir al día siguiente el recorrido, el español no para de hundirse.

La tercera etapa también fue fatal para las ambiciones del Matador, 65to a más de cuatro horas del ganador esa jornada. Actualmente marcha a 5 horas 13 minutos y 22 segundos de la punta. Lejos.    

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario