Compartir
TENIS | Arranca mañana

Nadal apunta a su tercer Wimbledon tras arrasar en París

El tenis mundial se viste un año más de riguroso blanco en la 127 edición del torneo inglés, que el español aspira a conquistar por tercera vez con el permiso de rivales como el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer.

imageRotate
Nadal regresa al escenario donde hace un año comenzó su calvario con la rodilla (AFP)
EL UNIVERSAL
domingo 23 de junio de 2013  11:08 AM
Londres.- El tenis mundial se viste un año más de riguroso blanco en la 127 edición de Wimbledon, a partir de mañana, un torneo que el español Rafa Nadal aspira a conquistar por tercera vez con el permiso de rivales como el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer, informó Efe.

El mallorquín, castigado durante meses por su rodilla izquierda, regresa al escenario donde hace un año comenzó su calvario, cuando un desconocido Lukas Rosol fulminó en segunda ronda al dos veces campeón en la pista central del All England Club.

Pasada la sorpresa inicial por aquella derrota inesperada, el joven checo Rosol resultó no ser la nueva estrella del circuito, sino el rival que se encontró con Nadal justo el día en el que su rodilla le obligó a parar.

El español tardó 221 un días en volver a asaltar una pista, pero cuando lo hizo fue de nuevo al máximo nivel, y este mes logró un nuevo hito en la historia del tenis al convertirse en el primer jugador en conquistar ocho veces un mismo Grand Slam, Roland Garros.

Con la alfombra de Wimbledon más verde que nunca gracias a los leves chubascos de los últimos días en Londres, Nadal debutará en esta ocasión ante el belga Steve Darcis, 113 en el ranking de la ATP.

El camino por la parte de baja del cuadro, por donde transita el español, comenzará a ponerse duro en unos cuartos de final en los que podría encontrarse al suizo Roger Federer, un auténtico especialista en Wimbledon que conoce cada brizna de hierba de la central, donde ha ganado ya siete finales.

El suizo, experimentado estilista a sus casi 32 años, se atoró este mes en la arena de París, donde cayó antes de lo previsto frente al francés Jo-Wilfried Tsonga (cuartos), pero volvió a encontrar su mejor tono en la hierba de Halle hace pocos días, cuando conquistó su primer título de 2013.

Más allá de Federer, en semifinales, podría esperar otro muro difícil de franquear, el del británico Andy Murray, que se saltó Roland Garros para recuperarse de una lesión y regresa ahora al mismo escenario donde, con el calor del público local, espera repetir el éxito del pasado verano, cuando se alzó con el oro olímpico.

Hasta la pasada temporada, Murray había disputado en diez ocasiones una final o una semifinal de Grand Slam, pero su techo de cristal parecía inamovible, siempre por debajo de cualquier título.

Con el oro olímpico y el Abierto de Estados Unidos que conquistó finalmente en 2012, el escocés está convencido de que su mentalidad ha cambiado lo suficiente como para vencer en Wimbledon y cambiar la historia del tenis británico, que no gana su propio gran torneo desde antes de la Segunda Guerra Mundial -lo hizo Fred Perry en 1936 por última vez-.

Quien logre superar la semifinal por la parte baja del cuadro no lo tendrá fácil para arrebatarle el título en el último encuentro del torneo al rival que le esperará al otro lado de la red de la Central, la única pista del All England Club con un techo retráctil que la protege de las habituales lluvias estivales de Londres.

El número uno del mundo, Novak Djokovic, parte como primer favorito por la parte alta del cuadro, si bien no se lo pondrá fácil el español David Ferrer, cuarto cabeza de serie, que podría cruzarse con el serbio en semifinales.

Con 31 años, el de Jávea ha roto en los últimos tiempos todos los límites que le habían acompañado a lo largo de su carrera.

Tras nueve temporadas en las que la tercera y la cuarta ronda eran una frontera habitualmente infranqueable en los grandes torneos, llegó 2012 y Ferrer se plantó en dos semifinales, en París y Estados Unidos, y en 2013 confirmó su excelente estado de forma con otra semifinal, en Australia, y su primera final de Grand Slam, en la tierra de Roland Garros, donde perdió contra Nadal.

Antes de pensar en Djokovic, Ferrer tendrá que preocuparse del argentino Juan Martín del Potro, octavo favorito, con quien podría cruzarse en cuartos.

Bronce sobre la hierba de Wimbledon en los Juegos de Londres, el argentino no ha querido participar en el último Roland Garros para estar a punto de cara al tercer grande de la temporada. 
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar