Compartir
BALONCESTO | Louisville se sobrepuso a la lesión de Kevin Ware

Listos los cuatro grandes para jugar la Final NCAA en Atlanta

El basquetero lesionado ya fue operado y se espera que sea dado de alta el martes. Se estima que tardará un año su recuperación.

imageRotate
Los muchachos de Louisville se recuperaron del impacto de la lesión de Ware (AP)
AGENCIAS/EL UNIVERSAL |  EL UNIVERSAL
lunes 1 de abril de 2013  12:45 PM
Houston. Louisville, Syracuse, Wichita State y Michigan son los nuevos campeones regionales del baloncesto universitario estadounidense y disputarán la 'Final Four' por el título de campeón nacional de la NCAA desde el 6 de abril en Atlanta.

Los Cardinals de Louisville que entrena Rick Pitino fueron los últimos en conseguir la plaza al ganar 85-63 a los Devils de Duke, que dirige Mike Krzyzewski, a pesar de que sufrieron la baja en la primera parte del base de segundo año Kevin Ware, que se fracturó la pierna derecha, en una estremecedora escena que contó con transmisión televisiva "costa a costa". Los jugadores de ambos equipos observaron impávidos cómo el jugador se retorcía del dolor, con su pierna derecha partida por debajo de la rodilla, tras realizar una acción de defensa cerca de la banca de Louisville.

El equipo de Louisville, cabeza de serie número uno dentro de la Regional del Medio Oeste, tendrá como rival en las semifinales de la Final Four a los Shockers de Wichita State, que contra todos los pronósticos vencieron en la final del Oeste a los favoritos, los Buckeyes de Ohio State (70-66), segundos clasificados.

Los Cardinals, que volvieron por segundo año consecutivo a la Final Four, tuvieron que sobreponerse a las emociones y la dureza de la grave lesión que sufrió Ware, y que hizo que hasta el propio Pitino rompiese en lágrimas en el campo del Lucas Oil, de Indianápolis.

Mientras lo retiraban en camilla para ser ingresado en el Health Methodist Hospital de la Universidad de Indiana, Ware les pidió a sus compañeros que jugasen y no les preocupase nada más que ganar el partido.

Ware en todo momento mostró como única preocupación animar a sus compañeros, a los que les dijo que no se preocupasen por él, que estaría bien en el hospital, que luchasen y ganasen el partido, y eso fue lo que consiguieron al ser siempre superiores a los Devils a partir de la segunda parte.

El joven jugador de 20 años, un nativo del Bronx, sufrió la lesión cuando cayó mal después de saltar para intentar taponar un triple de Tyler Thornton, de los Devils, y tras un marcador parcial de 21-20 favorable a los Cardinals.

Pitino dijo que la tibia de la pierna derecha de Ware asomaba sobre la piel más de 10 centímetros y que a pesar del dolor que sentía, el joven jugador siempre trató de tranquilizarlos a todos.

El último parte médico ofrecido por la oficina del Director Atlético de Louisville señala que Ware fue operado la pasada noche por un grupo de especialistas y que el dolor lo tenía controlado.

Se espera que el jugador permanezca ingresado en el centro médico hasta el martes y el proceso de recuperación no será inferior a un año, de acuerdo a lo que ya anticipó Pitino.

Ware mandó desde el hospital mando mensajes a través del Twitter a sus compañeros dándoles ánimo y pidiéndoles que luchasen por conseguir el título nacional cuando el próximo sábado, en el Georgia Dome de Atlanta, jueguen la semifinal ante los Shockers, que ganaron el título en el Oeste a pesar de llegar como novenos cabeza de serie.

Los Shockers se convierten en el quinto equipo, que como noveno cabeza de serie, o más, consigue jugar la Final Four en los últimos 25 años de competición del Campeonato de la NCAA.

Los Orange de Syracuse se impusieron también con facilidad (55-39) a los Golden Eagles de Marquette en la final de la Regional Este y tendrán de rivales en Atlanta a los Wolverines de Michigan que derrotaron 79-59 a los Gators de Florida en la del Sur.

Syracuse tuvo su fuerte una vez mas en la defensa zonal 2-3 que nunca pudieron superar los Golden Eagles, como quedó reflejado en los 39 puntos que anotaron al finalizar el partido.

La puntuación más baja en una final regional desde que en 1986 se instaurase el reloj de posesión en la competición de la "Locura de Marzo".

Los Orange, bajo la dirección del legendario entrenador Jim Boeheim, consiguen llegar a su cuarta Final Four, algo que no lograban desde que ganaron el título universitario en 2003 cuando tuvieron como estrella al alero Carmelo Anthony, que ahora juega con los Knicks de Nueva York.
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar