Compartir
TENIS | En el torneo de Viña del Mar

Nadal se goza su regreso entre amigos antes de su desafío en individuales

La primera prueba está cumplida. Rafael Nadal regresó al tenis después de más de siete meses y lo hizo entre sonrisas, algunas bromas y una inocultable alegría tras conseguir el triunfo en dobles junto a su gran amigo Juan Mónaco.

imageRotate
La "Nadalmanía" se ha desatado en Chile con el regreso del español a las canchas (Efe)
EL UNIVERSAL
miércoles 6 de febrero de 2013  08:55 AM
Viña del Mar/Chile.- La primera prueba está cumplida. Rafael Nadal regresó al tenis después de más de siete meses y lo hizo entre sonrisas, algunas bromas y una inocultable alegría, informó dpa.

"Estoy muy contento. Volver a competir siempre es una sensación bonita y con un ambiente fantástico aquí en Chile. Estoy disfrutando y feliz", dijo el español en la noche del miércoles apenas terminó el encuentro de dobles en el que venció junto a su amigo Juan Mónaco a los checos Lukas Dlouhy y Frantisek Cermak por 6-3 y 6-2.

El rey de la arcilla volvió al tenis en un marco acorde a la "Nadalmanía" desatada en Chile desde su llegada el viernes. Un estadio prácticamente colmado, un enorme vallado de seguridad y el "We will rock you" de Queen que lo acompañaba en el ingreso.

Bien podría haber sido confundido con un boxeador a punto de ingresar a una velada por el título mundial. Si no hubiera sido porque a su lado caminaba Juan Mónaco, uno de sus mejores amigos del circuito y también, aunque muchos lo hubieran olvidado por un rato, el defensor del título en Viña del Mar.

Y mientras caminaba al estadio el español sonreía, tal vez sorprendido por el revuelo que causaba un partido de dobles de un pequeño torneo ATP.

Pero una vez comenzado el duelo, todo fue concentración extrema para Nadal y Mónaco, que se dieron ánimo y festejaron cada punto como si fuese la final del torneo de singles. Un "no" tras una volea errada, un "vamos" luego de un quiebre y algún que otro puño apretado. No era un partido más.

Llegó el triunfo en poco más de una hora de juego y el sentido abrazo entre Mónaco y Nadal. El español volvía al tenis con una victoria, pero la "Nadalmanía" llegaba una vez más a su cruce y a los pocos minutos de finalizado el encuentro el español ya estaba recibiendo una plaqueta.

"Espero que ésta sea la primera visita, pero no la última a Viña del Mar", le dijo la alcaldesa de Viña del Mar tras declararlo "visita ilustre".

Y eso que el triunfo del dobles apenas fue el aperitivo del plato fuerte: su regreso en singles esta noche ante el argentino Federico Delbonis.

Para Nadal, sin embargo, lo principal pasa esta semana por otro lado.

"Hoy en día el resultado no es lo más importante. Lo más importante es simplemente el hecho de estar aquí. Es verdad que el individual es lo mío, pero yo he venido a jugar, sea individual sea dobles", destacó el español, que no mostró inconvenientes en la rodilla izquierda que lo tiene a maltraer, pero que dejó en claro que aún no está recuperado al cien por ciento.

"Si me preguntas si estoy al cien por cien hoy, pues no estoy al cien por cien, necesito semanas. Primero de tenis en el circuito, segundo necesito que la rodilla esté más fuerte, esté más cómoda jugando al máximo nivel", dijo el número cinco del mundo, sin ánimos de darle mayores vueltas al asunto.

Tampoco quería alterar el buen ánimo que reinaba en la conferencia de prensa que compartió con Mónaco tras el partido.

"Sé todo el esfuerzo que hizo para llegar hasta acá, estoy muy feliz de compartir este momento con él y de volver a verlo dentro de una cancha", dijo el argentino.

"Pasamos un buen momento en la cancha y pudimos ganar. Tenía la presión de que si perdíamos por ahí la culpa era mía", bromeó Mónaco entre risas.

Llegó luego el momento de las dedicatorias y aparentemente de la seriedad. Pero no fue así.

"Es un partido que nos habíamos propuesto ganar para una persona que está en España", dijo Mónaco. "Se llama Marc López", acotó de inmediato Nadal, haciendo referencia al jugador español que muchas veces fue su pareja de dobles.

"Su ex compañero de dobles", insistió Mónaco y desató una vez más la risa de Nadal, que otra vez vuelve a ser feliz en una cancha de tenis.
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar